6 consejos para cruceristas

España recibió 8.435.966 cruceristas en 2015, un 9,4% más con respecto a 2014, una cifra récord, según los datos publicados por Puertos de España. Cada vez son más los que eligen el barco como medio de transporte y alojamiento en el que pasar las vacaciones.

Embarcarse en un crucero no es como coger un avión o subirse a un tren. Antes de iniciar el viaje hay que llevar acabo unos preparativos previos de los que dependerá que nuestra estancia sea mejor o peor. Además, hay que tener presente ciertos gastos que no están incluidos en el precio del pasaje y que pueden aumentar, y mucho, el coste final del viaje.

  1. Elige el camarote correcto

    El camarote es uno de los aspectos más importantes a los que debes prestar atención a la hora de realizar la reserva de tu crucero. No todos son iguales y no es lo mismo estar alojado durante varios días en una habitación interior, a descansar en un camarote con ventanas o incluso, con un pequeño balcón al que poder salir a tomar el aire o contemplar el  mar cuando el barco esté en movimiento.

  2. No te confundas de idioma

    Al buscar un crucero debes fijarte primero en cuál es el idioma oficial a bordo, que variará dependiendo de la procedencia de la naviera con la que viajes. En algunas compañías, pese a que el idioma oficial sea el italiano o el inglés puede usarse el castellano como una lengua de ayuda a los pasajeros españoles. Ahora bien, en los cruceros es fácil encontrar trabajadores que hablen otros idiomas aparte del oficial, y que te puedan resolver las dudas que te surjan o te den la información en tu idioma.

  3. Servicios no incluidos

    Para no llevarte sorpresas a bordo, debes saber que el precio que pagas en un inicio por el pasaje del crucero no es totalmente cerrado ni incluye todos los servicios o consumiciones ofrecidos a bordo.

    Las propinas son un pago obligatorio en prácticamente la totalidad de los cruceros. La cantidad que se debe pagar por persona y día está fijada y suele abonarse el último día del viaje. Es importante que sumes este gasto adicional al precio de tu viaje.

    También deberás añadir a tu factura final el precio de las bebidas alcohólicas o de los aperitivos que consumas, tanto en las comidas como en los bares del barco, así como los relacionados con las tasas de embarque y las tasas de servicio.

  4. Llévate la ropa adecuada

    En los cruceros suele ser costumbre celebrar una cena de gala. Para esta ocasión se exige ir de etiqueta, por lo que no debes olvidar meter en la maleta una vestimenta apropiada para la ocasión. Estos barcos suelen estar equipados con instalaciones como gimnasio, discotecas, piscinas o spa. Si vas hacer uso de ellos, llévate la ropa apropiada para ello.

  5. No te quedes en tierra

    Antes de bajarte del barco revisa bien la hora a la que zarpará de nuevo. Si no llegas a tiempo te   quedarás en tierra y tendrás que buscar la manera de embarcar de nuevo desde otro puerto o, si no, de regresar a casa.

  6. Viaja seguro

    Viajar en un crucero no está exento de riesgos. Desde enfermar o sufrir un accidente hasta tener que volver de manera anticipada por algún motivo de fuerza mayor. Para estar cubierto en todos aquellos países que se va a visitar lo más recomendable es contratar un seguro de Viaje para cruceros. En Rastreator.com puedes encontrar una de estas pólizas de forma rápida y sencilla.

    Julio 2016


    COMPARAR VUELOS, HOTELES Y VIAJES

María TorralboRastreator.com


Seguro que te interesa...