Cargos extra por pagar con tarjeta, de los que más irritan a los viajeros al comprar vuelos

23 de enero de 2015

Los cargos extra sobre la compra de un billete de avión son valorados negativamente por los viajeros, sin embargo, éstos están más predispuestos a pagar unos tipos antes que otros. Así lo indica el último Barómetro Trabber, que refleja la opinión que tienen los viajeros con respecto a los “infames cargos extras de las aerolíneas”, según la compañía.

Cargos extra por tarjeta y facturación

Los importes añadidos al precio del vuelo que presentan una peor valoración por parte de los usuarios son los generados por el pago con tarjeta y por la facturación de la primera maleta en bodega, que obtienen un 9,27 y un 8,11, significando el 10 que el nivel de molestia por su abono es “extremadamente alto”.

Los siguientes cargos adicionales que se perciben negativamente por parte de los viajeros son los derivados de elegir asientos dentro del avión, los que se realizan por cambiar de fecha u horario el vuelo y el que se añade al precio final por disponer de wifi a bordo.

Por su parte, el precio de la comida y bebida durante el vuelo, la facturación de una segunda maleta o más y los equipajes especiales son vistos como costes poco molestos, al igual que el que lleva aparejado transportar mascotas en la aeronave.

Las aerolíneas y los pagos extra

En cuanto a la percepción sobre qué aerolínea es la que más gastos carga al usuario, Ryanair ocupa el primer puesto del ranking pese a ser una de las compañías más baratas para volar desde España, la siguen Vueling, EasyJet, Iberia y Air Europa.

La legalidad del incremento de precio

Desde Trabber señalan que “no sólo los consumidores están en desacuerdo con los gastos extra”, y es que según el Real Decreto-Ley 8/2014, el cobro por el pago con tarjeta de crédito o débito está prohibido salvo en casos muy específicos. Sin embargo, pese a que la normativa ya está en vigor no todas las compañías la están cumpliendo.

Eva GonzálezRastreator.com


Seguro que te interesa...