Cuenta joven: qué es, ventajas y edad límite

3 minutos
  • Las cuentas para jóvenes no tienen comisiones y ofrecen descuentos en ocio y restauración para los clientes que cumplan los requisitos de edad
  • Funciona igual que una cuenta corriente, así que podrás ingresar tu dinero, sacar lo que necesites o domiciliar tu nómina y tus recibos

Cuenta jovenLos bancos suelen fijar algunas comisiones y condiciones, incluso en en las mejores cuentas corrientes, que se pueden evitar si se utiliza la tarjeta de manera habitual y se domicilia tanto la nómina como los recibos. Siempre hay formas de no pagar comisiones por tu cuenta bancaria, pero cuando eres joven y consigues tus primeros ingresos, lo que menos que necesitas es estar pendiente de cuánto tienes que pagar por mantener la cuenta activa.

Si todavía no has cumplido 30 años, es posible que tu situación laboral no sea muy estable, por lo que es difícil que cumplas los requisitos para abrir una cuenta sin comisiones.

Si todas las cuentas bancarias siguieran estas reglas, no podrías tener tu dinero en el banco sin pagar comisiones hasta que tuvieras una nómina y los recibos de luz, gas e internet a tu nombre. Por este motivo, los bancos ofrecen las cuentas para jóvenes, un producto muy atractivo que puedes disfrutar si todavía no has llegado a la treintena o si quieres abrir una cuenta para que tu hijo menor de edad guarde sus ahorros.

¿Qué es una cuenta joven?

Una cuenta joven es un producto financiero dirigido a personas de entre 18 y 30 años, aunque el límite de edad puede variar según la entidad bancaria. Su funcionamiento no es muy diferente al de una cuenta corriente, pero tiene la particularidad de contar con descuentos y ventajas atractivas para un tipo de cliente que, por norma general, no tiene unos ingresos fijos mensuales.

Ventajas de una cuenta joven

Las cuentas jóvenes se caracterizan por tener unas condiciones más beneficiosas que el resto de cuentas bancarias, de ahí que sea un producto interesante aunque no tengas muchos ahorros o no puedas ingresar dinero todos los meses. Si cumples con los requisitos de edad, las cuentas para jóvenes no tienen comisiones de ningún tipo y te permiten tanto ingresar como retirar dinero siempre que quieras.

Algunas cuentas también te ofrecen algo de rentabilidad por mantener tu dinero en el banco. Sin embargo, suelen limitar los movimientos en la cuenta. Antes de elegir entre una u otra entidad, es importante que valores si vas a necesitar liquidez en el futuro o te puedes permitir que tus ahorros generen rentabilidad. Otra de las ventajas es que las cuentas para jóvenes también suelen ofrecer una serie de descuentos en ocio y restauración, algo que no suele ocurrir con otros productos bancarios.

Diferencias entre una cuenta corriente, una cuenta joven y una cuenta ahorro

Una cuenta joven y una cuenta corriente comparten muchos aspectos, ya que son productos muy similares, pero tienen ligeras diferencias. Tanto con una cuenta corriente como con una joven puedes disponer de tu dinero, hacer transferencias, domiciliar pagos e ingresos o realizar compras con tu tarjeta de débito. Ahora bien, la principal diferencia es que la cuenta joven tiene unos requisitos y unas condiciones especiales que puedes disfrutar si no superas cierto límite de edad. Son unos productos bancarios tan similares que una vez superas el límite de edad, tu cuenta joven pasará a ser una cuenta corriente.

Por el contrario, entre la cuenta joven y la de ahorro sí existen diferencias más notables. Mientras que una te permite utilizar tu dinero, la otra funciona como un depósito en el que metes tus ahorros para que generen rentabilidad. A cambio, no puedes utilizar tu dinero durante un periodo de tiempo si quieres disfrutar de esa rentabilidad ni te permite domiciliar tus recibos.

¿Cómo abrir tu primera cuenta bancaria?

Abrir una cuenta bancaria es un proceso sencillo que puedes realizar sin salir de casa. Si es tu primera cuenta, quizás te interese ir directamente a la sucursal bancaria para hacer el trámite. En cualquier caso, la mayoría de los bancos te permiten gestionar tu cuenta desde su página web o la app de manera sencilla.

Abrir cuenta bancaria en una oficina

Antes de abrir tu primera cuenta bancaria, debes fijarte bien en las condiciones para escoger la que mejor se adapte a tu situación financiera. Si se trata de una cuenta joven, los beneficios y ventajas pueden variar en función del banco, así que revisa todos los detalles antes de tomar una decisión. Si ya sabes donde te vas a abrir una cuenta, solo tienes que seguir estos pasos:

  1. Asegúrate de cumplir todos los requisitos que pide el banco para abrir una cuenta.
  2. Recopila toda la documentación que te solicite el banco, como el DNI, el contrato laboral, tus últimas declaraciones de la Renta e incluso tu historial crediticio para demostrar tu solvencia.
  3. Acude a la sucursal bancaria a entregar la documentación y firmar.

Abrir una cuenta bancaria online

Para abrir una cuenta bancaria online tan solo necesitas ser mayor de edad y contar con un DNI o NIE en vigor. Los trámites son más sencillos que si pasas por la oficina, ya que el proceso es similar al de darte de alta en cualquier otro servicio.

  1. Accede a la app o la página web del banco donde quieras tener tu dinero
  2. Rellena el formulario con tus datos personales y contacto y sigue los pasos
  3. El banco te pedirá que verifiques tu identidad. Para ello te pedirá una foto o vídeo que puedes realizar con tu teléfono móvil.
  4. Firma tu contrato desde tu móvil.

La solución fácil suele ser abrir tu cuenta joven en el banco donde tienen el dinero tus padres, pero no siempre es así. En el comparador de cuentas bancarias de Rastreator podrás consultar todos los requisitos de las diferentes entidades y elegir la opción que mejor se ajuste a tus necesidades.