Día Mundial del Ahorro: ¿cómo podemos mejorar nuestras finanzas?

  • La tasa de ahorro en España se ha situado en el 5% en el primer trimestre del año, muy por debajo de ejercicios anteriores
  • Un 86% de la población opina que no ahorra lo suficiente en su economía familiar

Rastreator_consejos-para-ahorrarComprar una casa, adquirir un coche o hacerse con algún capricho son algunos de los motivos que nos llevan a sacrificar una parte de nuestro salario. Soñar con poseer bienes y con mejorar la economía familiar es uno de los factores que contribuye a que los españoles destinen cada mes una cantidad de dinero determinada al ahorro.

Y es que sin estos alicientes son pocos los que contribuirían a incrementar las cifras de ahorro en nuestro país. Según el V Estudio de Comparación Online hacia el Ahorro Inteligente de Rastreator.com, un 73,3% de los españoles afirma destinar al ahorro una cierta cantidad de sus ingresos.

Aunque la cultura del ahorro lleva décadas extendida en nuestro país, lo cierto es que no todos consiguen mantener este hábito tanto como les gustaría. Desde que el 31 de octubre de 1924 surgiera el Día Mundial del Ahorro son muchos los concienciados con esta práctica. Sin embargo, el hecho de no disponer de ingresos suficientes hace que España sea el cuarto país de la Unión Europea que menos ahorra, según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). Y todo ello pese a que los ahorradores en España tienen esta jornada marcada en el calendario, un día que surgió tras el Congreso Internacional del Ahorro celebrado en Milán, un encuentro organizado entre banqueros y economistas de varios países para concienciar sobre la importancia de esta práctica y la planificación de las finanzas familiares y personales.

En Rastreator.com te contamos cuál es el escenario actual y te damos algunos consejos para que puedas mantener esta práctica durante todo el año.

España, a la cola del ahorro

Tradicionalmente, España ha mantenido sus esfuerzos por ser un país ahorrador. Sin embargo, y en comparación con sus vecinos europeos, siempre se ha mantenido en últimas posiciones. Las causas son varias, aunque desde la recuperación de la crisis económica hay una que prevalece por encima de las demás. Según un estudio elaborado por la Asociación de Instituciones de Inversión Colectiva (Inverco), la caída en la tasa de ahorro en España se debe a una mejora de expectativas de ingresos futuros. Sin embargo, el factor que ha mantenido a nuestro país casi en las últimas posiciones de ahorro en Europa es, sin duda, el estancamiento en las subidas salariales, lo que hace que no se disponga de los ingresos suficientes para poder mantener esta práctica. Esto ha llevado a que la tasa de ahorro (entendida como el porcentaje sobre la renta disponible bruta) se haya situado en el primer trimestre del año en el 5%, muy por debajo de ejercicios anteriores, según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). Y es que, hace apenas cinco años, esta tasa se elevaba más del doble, hasta el 11%.

Con todo ello, no es de extrañar que más de un 86% de los españoles opine que no ahorra lo suficiente. Así lo confirma el V Estudio de Comparación Online hacia el Ahorro Inteligente de Rastreator.com. Según este, el principal obstáculo con el que se encuentran los encuestados en 2018 para apartar una cantidad de dinero y dirigirla a un fondo de reserva es la falta de ingresos. De hecho, un 48,8% admite que no dispone de ellos para poder ahorrar. Entre el resto de motivos se encuentran los gastos imprevistos (36%), caprichos (19,8%), situaciones de endeudamiento (14,1%) y la ayuda económica a un familiar (13,8%).

No obstante, el hecho de que la capacidad de ahorro de los hogares españoles no esté remontando tampoco significa que estos estén haciendo uso de todos sus ingresos o endeudándose. Y es que el 72,8% de los encuestados afirma cumplir con su presupuesto y no gastar más de lo que ingresa. Sin embargo, la situación se complica para el porcentaje restante. De este, un 19,4% confiesa que en alguna ocasión ha gastado más de lo que ha ingresado, lo que ha provocado tener que recurrir al endeudamiento o utilizar parte de los ahorros que ya se tenían acumulados.

Esta situación no es del todo inusual ya que los salarios en España continúan estancados. Según los últimos datos publicados por el INE en la Encuesta Anual de Estructura Salarial, el salario medio bruto por trabajador se situó en 2016 en los 23.156,3 euros, tan solo un 20% por encima del año anterior, lo que equivaldría a unos 50 euros. Estas cifras son, incluso, más pesimistas si se analiza el salario más frecuente en nuestro país que, en ese mismo año fue de 16.497,40 euros, un euro menos que en el año anterior.

Por este motivo, no es de extrañar que, según datos de la OCDE  España se encuentre en 2018 entre los cinco países que menos ahorran de la UE. Según esta organización, la tasa de ahorro en España se sitúa en el 0,87%, solo por encima de Letonia (-9,19%), Lituania (-3,92%) y Finlandia (-2,66%). En el lado opuesto, Luxemburgo lidera el ranking, con una tasa de ahorro del 18,1%, seguido por Suecia (15,26%) y Alemania (9,83%).

¿Para qué se ahorra en España?

Aunque España no es un país que destaca en cuanto ahorro, lo cierto es que la previsión sí es uno de sus puntos fuertes. De hecho, la principal motivación para mantener una parte del sueldo en el banco es la de constituir un fondo para protegerse ante posibles contingencias o acontecimientos futuros. Un 60,8% de los encuestados en el V Estudio de Ahorro y Comparación busca construir con sus ahorros un colchón para estar preparado ante imprevistos futuros. A este porcentaje se une el de quienes piensan en el momento de retirarse. De este modo, un 38,6% guarda una parte de sus ingresos para su jubilación con el objetivo de complementar su pensión. Además, en cuanto a previsión, también entra la idea de adquirir una vivienda, para la que ahorra un 28,15% de los encuestados, la motivación de comprarse un coche (23,85%) o la intención de pagarse los estudios bien a ellos mismos o a los hijos (26,85%).

En el lado opuesto destacan quienes prefieren guardar su dinero con unos objetivos más a corto y medio plazo. Aquí se encuentran los interesados en realizar un viaje (49,7%) o quienes optan por dedicar sus ahorros a adquirir algún aparato tecnológico (11,8%).

¿Cuál es el perfil del ahorrador en España?

Rastreator_consejos-para-ahorrarSi por algo se caracteriza el ahorrador medio español es por la animadversión al riesgo. La tradición en nuestro país ha estado basada en mantener el dinero en el banco, prefiriendo tener siempre los mismos ahorros antes de arriesgar y perder un buen porcentaje de los mismos. De este modo, lo máximo a lo que se han atrevido generalmente los ahorradores es a contratar productos seguros, como los depósitos o las cuentas de ahorro, con los que reciben un mínimo porcentaje de ganancias sin entrar en apenas ningún riesgo.

Así lo corrobora el V Estudio de Comparación Online hacia el Ahorro Inteligente, pues un 70,4% de la población asegura que no está dispuesta a arriesgar su dinero a cambio de una mayor rentabilidad. Y, sin ir más lejos, un 12,6% se decanta, incluso, por guardar el dinero en efectivo en su propio hogar.

De este modo, son pocos los españoles que prefieren invertir sus ahorros en productos que conlleven más riesgo. En este sentido, por el producto que más se decantan quienes prefieren la incertidumbre es por los fondos de inversión (24,3%). Mucho menos atractiva resulta la Bolsa (11,35%) o la inversión en negocios como start-ups o franquicias (5,75%).

Aunque la cultura española es más dada a invertir en productos que implican poco riesgo, lo cierto es que este hecho también se produce porque más de un 67% de la población confiesa no tener conocimientos financieros suficientes, lo que los limita a la hora de utilizar sus ahorros para invertir, por ejemplo, en renta variable.

¿Se está produciendo un cambio de tendencia en el ahorro?

Aunque la tradición y la cautela siguen predominando en los ahorradores españoles, en los últimos años se ha venido observando un pequeño cambio de tendencia. Y es que la crisis financiera de 2007 ha provocado que las familias empiecen a gestionar sus ahorros de formas diferentes. Tanto es así que según los últimos datos de Inverco, que datan del primer trimestre del año, la inversión de las familias en fondos y sicavs (sociedad de inversión de capital variable) ya se eleva por encima de la de los depósitos a plazo. Así, estos últimos suponen el 9,5% del total del ahorro, mientras que los fondos y sicavs representan el 15%.

Y es que solo en el último año dicha inversión ha crecido un 10%, mientras que la de los depósitos ha caído un 21,5%. Aun así, los datos de Inverco reflejan que todavía el grueso del ahorro de las familias (40%) se encuentra tanto en efectivo como en depósitos, pese a que se empieza a confiar cada vez más en el riesgo.

Diez consejos para ahorrar en las facturas del hogar

Aunque las familias españolas mantienen su empeño por incrementar su tasa de ahorro, lo cierto es que la falta de un volumen de ingresos adecuado hace prácticamente imposible que esta práctica pueda ser sostenible en el tiempo. Aun así es conveniente llevar a cabo diferentes consejos para intentar optimizar al máximo nuestro salario:

  • Compara el precio de un producto antes de elegir. Es recomendable que se estudien todas las opciones antes de decantarse por una u otra ya que pueden existir diferencias notables en el precio de las mismas.
  • Haz un presupuesto mensual. Conviene realizar una previsión de ingresos y gastos que se ajuste al máximo posible a la realidad. De este modo, al final de mes habrá que ajustarse a lo planeado y no se podrá gastar más de lo que se ha ingresado.
  • Planea las temporadas de mayor gasto. En fechas señaladas, como las fiestas de Navidad, será necesario ser previsor y adelantarse comprando aquellos productos que se vayan a regalar varias semanas antes. De este modo, en diciembre y enero no se estará tan endeudado si el gasto se reparte en el tiempo.
  • Aprovecha los periodos de rebajas. Si necesitas comprar ropa u otro tipo de productos, la mejor manera de encontrarlos a buen precio será durante las rebajas. Además, los outlets y las tiendas de segunda mano ofrecen alternativas interesantes a importes más moderados. Eso sí, habrá que tener en cuenta que la calidad compensa y prima ante la cantidad. Será preferible adquirir menos productos y tener la seguridad de que van a durar varios años.
  • Consulta la agenda cultural. Una manera de ahorrar sin sacrificar el ocio es acudir a aquellas actividades que son gratuitas o que algún día a la semana reducen su precio considerablemente.
  • Busca una vivienda a un precio razonable. Al comprar una casa, será recomendable que se consiga un hogar acorde a las condiciones económicas de la familia. Lo mismo ocurrirá con la hipoteca; lo más conveniente será pactar cuotas que puedan ser pagadas con facilidad y se ajusten al presupuesto familiar.
  • No endeudarse en exceso. En ocasiones, la situación personal y financiera del hogar puede obligarnos a recurrir a un préstamo. En estos casos, lo más recomendable será obtener un producto con la mejor tasa de interés y tratar de devolverlo en el periodo de tiempo más corto posible.
  • Busca bancos sin comisiones. En ocasiones, los productos contratados con las entidades pueden suponer un gasto extra. Es conveniente elegir bancos que no cobren comisión por sacar dinero del cajero o cuentas y tarjetas que no impliquen gastos extra cada mes.
  • Haz uso de la tecnología. Actualmente existen numerosas aplicaciones móviles que permiten controlar el gasto. Además, algunas de estas ‘apps’ son plataformas colaborativas que ayudan a que los costes de usar un determinado servicio sean mucho menores.
  • Estudia la opción de la inversión. Una forma de sacar partido al dinero y generar intereses con nuestros ahorros será invertirlos en productos que proporcionen cierta rentabilidad, lo que permitirá incrementar el ahorro.

Compara los mejores productos

Una de las máximas del ahorro es comparar. Antes de adquirir cualquier bien o de contratar un servicio el cliente deberá estudiar todas las opciones a su alcance ya que los precios podrán diferir unos de otros considerablemente. En Rastreator.com el usuario cuenta con un gran abanico de herramientas para consultar precios en seguros, telefonía, finanzas, viajes, energía o coches. Solo tendrás que elegir el producto en el que estás interesado y, tras introducir unos datos, recibirás las ofertas de las compañías más importantes del mercado.


COMPARAR HIPOTECAS, DEPÓSITOS Y PRÉSTAMOS

Octubre 2018

¿Te ha resultado interesante?

¡Gracias por darnos tu opinión!

Asunción InfanteRastreator.com