Propósitos de ahorro para 2020

4 minutos
  • El 71,5% de los españoles afirma que no puede ahorrar porque no ingresa lo suficiente
  • Aplicaciones móviles, la regla del 50/20/30 y comparadores de precios son algunas de las herramientas que te ayudarán a ahorrar

ahorro-rastreatorAcabamos de estrenar 2020 y, con el comienzo de año, llegan los propósitos: dejar atrás malos hábitos, adquirir costumbres saludables, conocer nuevos sitios, aprender idiomas, ahorrar más… Respecto a esta última cuestión son muchos los que creen que es imposible. Sin embargo, es posible, si sabes cómo.

El 71,5% de los españoles afirma que no puede ahorrar porque no ingresa lo suficiente y el 34,6% porque le surgen gastos imprevistos, según un estudio sobre ahorro realizado por Rastreator. En este contexto, tener un pequeño colchón que permita hacer frente a algún apuro es una auténtica odisea para muchos. Si es tu caso, te proponemos una serie de consejos y recomendaciones que te ayuden a cumplir tus propósitos de ahorro para 2020.

Tecnología móvil para ahorrar

Otro de tus aliados a la hora de conseguir tus propósitos de ahorro este 2020 es tu móvil. Y es que, en la actualidad, puedes encontrar aplicaciones prácticamente de cualquier actividad. Incluso para ayudarte a ahorrar. Para llevar un control de tus fianzas, una buena opción es utilizar las aplicaciones de tu banco. Muchas de ellas hacen automáticamente la tarea de reservar para ahorro la cantidad que decidas a principios de mes, como si fuera una partida más a la que tienes que hacer frente.

Además de las apps de tu banco, cuentas con muchas más aplicaciones que te ayudarán a ahorrar mensualmente. Es el caso de Arbor, una aplicación con la que tú configuras tus propias metas y reglas de ahorro con el objetivo de ver cómo tu dinero aumenta hasta alcanzarlas. Otra aplicación que te ayudará a alcanzar tus metas de ahorro es Fintonic. Solo tienes que establecer la cantidad que quieres ahorrar y fijar una fecha límite, así de sencillo. La herramienta te proporcionará recomendaciones para ayudarte a cumplir tus objetivos. Otra aliada entre las aplicaciones para ahorrar dinero es MyValue. Con ella, podrás saber a dónde se van tus ingresos e incluso fijar objetivos de ahorro personalizados. También conviene tener en cuenta herramientas para ahorrar como la Calculadora del Ahorro del Rastreator con la que de una forma muy sencilla podrás comprobar lo que podrías ahorrar en tus facturas comparando en la plataforma.

Otro de los trucos que te ayudará a ahorrar es evitar los gastos innecesarios. Debes tener claro qué cosas son realmente necesarias en tu vida y plantearte si todo lo que quieres merece la pena. En esta línea, huye de las compras compulsivas, date un periodo de reflexión para comprar y comprueba si realmente lo necesitas. Es recomendable que hagas una lista y te ciñas a ella. Por ejemplo, planifica las comidas que vas a realizar a lo largo de la semana para no acumular alimentos, que, además, terminarás tirando.

Apps de supermercados y cupones de descuento

A la hora de comprar, utilizar las apps de los supermercados y los cupones de descuento que ofrecen muchos de estos establecimientos, también te ayudará a ahorrar. Por ejemplo, Tiendeo recopila ofertas, promociones y cupones descuento. Además, tendrás acceso a los catálogos de un amplio número de tiendas de todo tipo, desde supermercados hasta tiendas de electrónica, para encontrar los mejores precios.

Aprovecha tu móvil también para ahorrar en la lista de la compra con SoySuper o Carritus, un comparador de precios de más de 130.000 productos en diferentes supermercados. Puedes ver el precio de un producto en diferentes supermercados o introducir tu compra y ver en cuál es más barato. También puedes ahorrar dinero entrando en Idealo, un buscador y comparador de precios que indaga entre numerosas tiendas online, para decirte dónde puedes comprar lo que buscas al mejor precio.

La regla del 50/20/30

El secreto para ahorrar dinero es comenzar a hacerlo. Para ello, es recomendable que te fijes un presupuesto de ahorro, con una cantidad que esté a tu alcance. Ten en cuenta tus ingresos y tus gastos y trata de no salirte del presupuesto marcado. Para conseguirlo, puedes destinar una cantidad fija (aunque sea pequeña) o puedes guiarte por la regla 50/20/30. Se trata de un sencillo método que consiste en destinar el 50% de tus ingresos mensuales a tus gastos básicos, el 30% a tus gastos personales y caprichos y el 20% al ahorro. Como ves, es una forma fácil de distribuir tus ingresos y, además, de adoptar un hábito de ahorro sólido.

Quizás el paso más complicado sea el de ajustar la mitad de tus ingresos a cubrir tus necesidades fundamentales. Para ello, es clave que tengas claro cuáles son esos gastos necesarios e imprescindibles. Y no son otros que los que tienes que pagar sí o sí. Es el caso del alquiler o la hipoteca, las facturas de la casa (agua, luz, gas, comunidad,…), la cesta de la compra, el transporte o los préstamos que tengas contratados. Si consigues cubrirlos con el 50% de tus ingresos, tendrás la mayor parte del trabajo hecho. Es más, si después de pagar todo te sobra algo de dinero, evita gastarlo en cosas innecesarias y súmalo al porcentaje del ahorro.

En este sentido, destinar un 20% de tus ingresos al ahorro te permitirá ir haciendo un colchón económico que te puede ayudar en un futuro a hacer frente a imprevistos. Y en caso de que estos no surjan, el ahorro siempre estará disponible de cara al futuro. Y para que te organices mejor y sepas con cuánto dinero cuentas para pasar el mes, lo ideal es que descuentes esta cantidad a principios de mes o nada más cobrar tu nómina. Además, para evitar gastar ese dinero destinado al ahorro, es recomendable que lo metas en una cuenta diferente a la de tu operativa diaria.

Invirtiendo el 50% de tus ingresos en los gastos imprescindibles y reservando el 20% para el ahorro, todavía te quedará el 30% de tus ingresos mensuales para que los destines a tus gastos personales, ya sean de ocio, para comprar ropa, libros u otros artículos o para algún otro capricho, como la suscripción a la televisión de pago. Y si al terminar el mes te ha sobrado algo de esta partida, no dudes en destinarlo a incrementar ese 20% de ahorro.

Aprovecha los descuentos en planes

Además, recuerda que ahorrar no está reñido con disfrutar y darse un capricho. Si te gusta escaparte de vez en cuando, deleitarte con una cena especial o con una jornada en un balneario, aprovecha las ofertas que ponen a tu disposición firmas como Groupon, Groupalia, Let´s Bonus, Oportunista o Atrápalo. Aprovecha también los planes gratuitos que te ofrece tu ciudad. Tu móvil vuelve a ser un gran aliado para ello, ya que cuentas con distintas aplicaciones que ponen a tu disposición todos los planes de ocio que hay cerca de ti.

Cambia pequeños hábitos en casa

Y no olvides que los pequeños gestos diarios, también te ayudan a ahorrar. Puedes mejorar el consumo de electricidad y reducir notablemente tu gasto contratando la potencia adecuada, desenchufando los aparatos que no estés utilizando o apostando por la eficiencia. Evita el derroche de agua. Cerrar el grifo mientras lavas los platos o te lavas los dientes, ducharte en lugar de bañarte, cargar al máximo la lavadora o el lavavajillas, poner dosificadores de agua en los grifos, cerrar parcialmente la llave de paso del agua o colocar una botella de plástico llena de agua en la cisterna de cada inodoro, te ayudarán a ahorrar. Y si eres conductor y quieres reducir tu gasto en combustible y ahorrar, apuesta por una conducción eficiente, responsable y sostenible. Usa el coche solo cuando sea necesario (apuesta por la bicicleta o ve andando siempre que puedas), comparte coche para ir a trabajar, mantén tu coche en perfectas condiciones y no abuses del aire acondicionado.

Compara precios

Otro de los trucos que te ayudará a conseguir tus propósitos de ahorro en 2020 es comparar precios entre diferentes alternativas. Internet te abre un mundo de posibilidades de ahorro, ya que pone a tu disposición comparadores de precios de todos los sectores que ayudarán de manera importante a tu bolsillo.

Antes de contratar un producto o un servicio, analiza sus características y su precio, ya que para prestaciones similares puedes encontrar diferencias de coste importantes. Busca ofertas interesantes y aprovecha promociones. En Rastreator podrás comparar precios en seguros, finanzas, energía, viajes, coches, telefonía… Podrás encontrar los mejores precios haciendo una sencilla búsqueda. De esta forma, podrás ahorrar en todas esas facturas que antes creías que era imposible.

¡Compártelo en redes!