BBVA permite el pago con el móvil con BBVA Wallet

2 minutos

4 de diciembre de 2013

BBVA lanza en España la aplicación móvil BBVA Wallet, que permite a los clientes realizar pagos a través de sus smartphones y gestionar las transacciones de sus tarjetas de manera rápida y segura, además de financiarlas de un modo sencillo.

BBVA Wallet

La aplicación BBVA Wallet permite gestionar cualquiera de las tarjetas del banco desde el teléfono móvil, por lo que los clientes que se la descarguen podrán controlar en todo momento y lugar los movimientos de cada una de ellas, comprobando las compras y devoluciones en el mismo instante en el que se producen. Asimismo, incluye la geolocalización de cada transacción y la posibilidad de almacenar una foto de los recibos con el movimiento de cada compra. Además de ver el pago en el mismo momento, la app permite financiarlo en los plazos que se decidan.

Cada vez que se realice un pago con las tarjetas recibirá notificaciones en el móvil, evitando así el uso fraudulento de las mismas.

Funcionamiento de BBVA Wallet

Para poder pagar con el móvil se necesita pegar en la parte trasera del móvil una versión adhesiva de la tarjeta y que el establecimiento en el que se desea comprar disponga de tecnología contactless. Si se cumplen ambas premisas bastará con acercar el Smartphone al terminal de venta del comercio y se realizará el pago. Para ello los usuarios del BBVA pueden activar cualquiera de sus tarjetas rápidamente desde su móvil, sin necesidad de acudir a la oficina bancaria o a un cajero, y también podrán cancelarlas desde el terminal en el caso de que se las roben.

Además, en el caso de que la compra sea de un importe de 20 euros o más se debe confirmar el pago con un código para garantizar la seguridad.

Pago por internet con BBVA Wallet

Si se desea comprar por internet con BBVA Wallet, es necesario contratar una Tarjeta Waller virtual, que se puede recargar cuando se desee o bien vincularla a otras tarjetas o cuentas.

Según indica la entidad bancaria, con esta iniciativa colocan «un ladrillo más en la construcción de una relación absolutamente fluida con los clientes, sea cual sea el canal a través del cual se comunican, en el momento y lugar que el usuario prefiera».