Hipotecas mixtas: qué son, ventajas e inconvenientes y en qué bancos puedes encontrarlas

4 minutos
  • Las hipotecas mixtas combinan características de las de tipo fijo y variable
  • El tipo de interés se mantiene estable durante un periodo para depender del mercado después

hipoteca

La hipoteca mixta es una fórmula que combina las características de la hipoteca a plazo fijo y la variable. En España existen varias entidades bancarias que comercializan este producto con algunas características en común, aunque cambian algunos detalles.

Como todos los préstamos bancarios, las hipotecas implican una deuda que el cliente tiene que devolver con intereses, pero la manera de calcularlos varía dependiendo del tipo de producto elijas. Y es que no sólo hay que tener en cuenta las distintas ofertas con las que cuentan los bancos, sino también los diferentes tipos de hipoteca que hay en mercado.

¿Qué es una hipoteca mixta?

La hipoteca mixta más habitual es la que combina una tasa de interés fijo al principio del préstamo, para pasar a una variable después. En el mercado se encuentran hipotecas mixtas con tipo fijo durante 5, 10 o 15 años que pasan a uno variable (Euríbor + diferencial fijado) en los años finales de la hipoteca. De hecho, en la mayor parte de los productos se le ofrece al cliente un tipo fijo y uno variable, y es el cliente el que puede decir cuántos años pasa con uno y otro. Además, ambos suelen ser tipos de interés bastante competitivos.

Ventajas e inconvenientes de las hipotecas mixtas

Durante los primeros años de tu hipoteca mixta, al ser a tipo fijo, no podrías beneficiarte del bajo euríbor, pero sí que tendrías que acatar sus posibles subidas durante el período variable. Además, no tiene la estabilidad de las hipotecas fijas, por lo que no podrás planificar a futuro tus posibles cuotas ya que en los últimos años de tu préstamo hipotecario estarías sujeto a las fluctuaciones del euríbor.

Dicho esto, parece que deberíamos huir de este tipo de hipotecas pero no es siempre así, ya que si tienes una buena capacidad de ahorro y puedes amortizar tu hipoteca anticipadamente, recortando el tiempo en el que se aplicaría el interés variable, este tipo de préstamo hipotecario puede resultarte beneficioso.

Las hipotecas fijas tienen un interés más alto que las variables, pero si optamos por esta modalidad, el interés es más bajo que en las hipotecas a tipo fijo porque el periodo fijo también es más bajo. Eso te permitiría ahorrar durante este periodo para amortizar más capital y reducir de este modo el periodo a tipo variable, con lo que te expondrías a posibles subidas del euríbor durante menos tiempo.

Bancos que ofrecen hipotecas mixtas

Openbank – Hipoteca Open Mixta

Esta hipoteca tiene dos condiciones para cumplir la bonificación, que son domiciliar la nómina y contratar el seguro del hogar con Openbank. Si las cumples, los tipos de interés de tu hipoteca serán un TIN de 1,05% los 10 primeros años y el resto de años desde Euríbor a 1 año + 0,49% con un TAEVariable de 1,25%. Si no las cumples, el TIN será de 1,45% los 10 primeros años y el resto de años desde Euribor a 1 año + 0,89% con un TAE Variable de 1,45%.

ING – Hipoteca Naranja Mixta

La Hipoteca Naranja Mixta ofrece unos tipos bonificados a quienes domicilien la nómina y contraten los seguros de hogar y vida a través de ING. Si cumples estos requisitos, podrás obtener un TIN del 1,25% los 10 primeros años y después Euríbor + 0,89% con un TAEVariable de 1,93%. Si no las cumples, el TIN será de 2,05% los 10 primeros años y después Euríbor + 1,69% con un TAE Variable de 2,07%.

Bankinter – Hipoteca Mixta

Para obtener unos tipos de interés bonificados con la Hipoteca Mixta de Bankinter tendrás que cumplir las siguientes condiciones: alta de una Cuenta Nómina, Cuenta Profesional o Cuenta No-Nómina; seguro de Vida por el 100% del importe del préstamo hipotecario; seguro multirriesgo hogar; y/o plan de pensiones. Y dependiendo de la cantidad de años que quieras mantener el tipo fijo, nos encontramos ante un escenario u otro:

  • Tramo fijo hasta 10 años: en este caso, si cumples las condiciones el TIN será de 1,60% durante esos años y después Euríbor + 0,99% con un TAEVariable de 2,24%. Si no las cumples, el TIN será de 2,90% durante esos 10 años y después Euríbor + 2,29% con un TAEVariable de 3,23%.
  • Tramo fijo hasta 15 años: si cumples las condiciones, el TIN será de 1,75% los 15 primeros años y después Euríbor + 0,99% con un TAEVariable de 2,39%. Si no las cumples, el TIN será de 3,05% ese tramo y después Euríbor + 2,29% con un TAEVariable de 3,38%.
  • Tramo fijo hasta 20 años: cumpliendo las condiciones el TIN será de 1,80% durante los 20 primeros años y después Euríbor + 0,99% con un TAEVariable de 2,44%. Sin cumplirlas, el TIN será de 3,10% durante el tramo fijo y después Euríbor + 2,29% con un TAEVariable de 3,43%.

Compara y encuentra tu mejor hipoteca

Antes de contratar una hipoteca conviene tener muy claro qué tipo de producto es el que más te interesa. Pero no es suficiente con saber qué tipo de hipoteca es la adecuada, también es importante elegir el producto más interesante. Y es que la batalla de los bancos por conseguir clientes hace que ofrezcan unos tipos de interés bajos y otras ventajas si contratas su hipoteca. Con todas las ofertas que existen en el mercado, el comparador de hipotecas de Rastreator es una herramienta útil y sencilla que te ayudará en pocos minutos.