Hipotecas de la banca online, ¿por qué elegirlas?

3 minutos
  • Las hipotecas online son cada vez más populares por sus atractivos intereses, su menor vinculación y sus reducidos intereses
  • Las nuevas tecnologías han permitido que los clientes ya no tengan que acudir a la entidad financiera para contratar una hipoteca, ahorrando tiempo y ganando en comodidad

hipotecas-banca-onlineLa revolución digital ha llegado a todos los rincones de la sociedad y el sector financiero no se ha quedado atrás. Y es que el modelo de cliente está cambiando y cada vez son más los que no quieren pasar horas esperando en la sucursal bancaria más cercana para operar con su dinero o para obtener información sobre préstamos, seguros o inversiones.

Los bancos tradicionales han tenido que adaptarse a ese entorno digital y la mayoría ha puesto a disposición de sus clientes plataformas virtuales desde las que gestionar y operar con sus ahorros. Además, la transformación digital ha permitido ampliar la oferta financiera con la aparición de los bancos online, unas entidades que, con el paso del tiempo, han ido ganando protagonismo y se han ganado un lugar especial dentro del panorama financiero español. Estos bancos ofrecen los mismos servicios que un banco tradicional, pero a través de internet, sin que te tengas que desplazar a ninguna sucursal, ni siquiera para pedir una hipoteca.

Las hipotecas online están cada vez más de moda. Aunque tradicionalmente los españoles han preferido la forma clásica de pedir financiación para comprar una vivienda, los consumidores han ido perdiendo el miedo a contratar una hipoteca por internet, una modalidad que te permite ahorrar tiempo, esfuerzo y, en muchos casos, dinero. Y es que estos productos suelen ser más baratos que los de la banca tradicional. Si quieres saber más sobre las hipotecas online, en Rastreator te contamos en qué consiste este producto.

¿Qué son las hipotecas online?

Las hipotecas online son aquellas en las que todos los trámites previos a la firma ante el notario se realizan por internet, desde rellenar el formulario hasta enviar todos los documentos necesarios para la formalización de la misma. A diferencia de las hipotecas tradicionales, puedes solicitarlas desde tu ordenador, Tablet o móvil, sin que te tengas que desplazar a ninguna sucursal, más que nada, porque la mayoría de estas hipotecas online las comercializan bancos virtuales que no disponen de oficinas físicas (o tienen muy pocas). Eso sí, aunque realices toda la tramitación de manera online, la firma de la escritura ante notario, de momento, se sigue teniendo que hacer de manera presencial.

En cuanto al resto de características, las hipotecas online y tradicionales son iguales. Son contratos por los que una entidad de crédito concede un préstamo a un tercero para la adquisición de un bien, que queda en garantía sobre dicho pago bajo unas determinadas condiciones y durante un plazo concreto. Ambas modalidades se rigen por la misma normativa y están sujetas a los mismos requisitos de protección del consumidor.

Ventajas de las hipotecas online

Las hipotecas online están cada vez más de moda entre los españoles. Y no es casualidad, ya que la banca online está haciendo un gran trabajo por ofrecer un buen servicio digital intentando que no se alarguen los tiempos de espera y que la información sea clara En general, suelen ofrecer productos con condiciones más ventajosas que los de las entidades tradicionales y su proceso de contratación es más ágil y algo más rápido.

Intereses más bajos

Al disponer de una estructura de costes más pequeña, las hipotecas de bancos online suelen ofrecer condiciones económicas más beneficiosas para los usuarios, con unos tipos de interés más competitivos que los de la banca tradicional, ya que esta tiene que hacer frente a una serie de costes de alquiler de oficinas, de gestión de documentos, de personal y demás, que acaban repercutiendo en el cliente en forma de intereses más altos.

Ausencia de comisiones o más bajas

Además de intereses más bajos, las hipotecas online no suelen cobrar comisiones o son menores que las de las hipotecas tradicionales. De hecho, esta ha sido una de sus características más representativas desde el principio ya que, pese a que las comisiones se han ido reduciendo a lo largo del tiempo también en la banca tradicional, la ausencia de comisiones ha sido algo que ha marcado a la mayoría de las hipotecas online.

Menos vinculación

En la contratación de productos vinculados para conseguir el mejor diferencial, la hipoteca online también sale ganando. En términos generales, los productos hipotecarios que se comercializan por internet, apenas tienen vinculaciones, por lo que podrás conseguir un buen ahorro de dinero a corto y largo plazo. En algunos casos, ni siquiera tendrás que contratar servicios complementarios como seguros o tarjetas para obtener el interés mínimo. No obstante, la domiciliación de la nómina sí que es habitual.

Comodidad y facilidad de contratación

Con una hipoteca online no solo puedes ahorrar dinero, también tiempo. Ni para encontrarla ni para contratarla tendrás que desplazarte a ningún banco. Tampoco ajustarte a un horario de oficina o esperar, solo tienes que visitar las webs de las diferentes entidades. Al estar toda la información en Internet, te resultará más fácil y rápido evaluar las diferentes ofertas del mercado y optar por la que consideres más oportuna. Y podrás hacerlo cómodamente desde cualquier sitio y a la hora que quieras. Eso sí, al ser tú quien realiza los trámites, tendrás que subir todos los documentos al portal virtual de la entidad en cuestión, proceso que puede resultarte algo complicado si no estás habituado al uso de las tecnologías.

Agilidad

La banca online es mucho más ágil que la tradicional y, una vez que hayas solicitado tu hipoteca, recibirás respuesta sobre la aprobación o no de la misma en cuestión de horas.

Transparencia

Uno de los factores a los que apelan determinadas personas a la hora de no contratar una hipoteca online es la transparencia de la empresas de crédito por internet. Sin embargo, una característica de este tipo de productos es que toda la información sobre los mismos está detallada de forma exhaustiva en la web de los bancos online que los ofrecen. Puedes acceder a sus condiciones en cualquier momento, mientras que para poder conocer de manera más pormenorizada las de las hipotecas tradicionales, en general, tienes que acercarte a una oficina financiera. En este sentido, la ausencia de ese trato personal con la entidad, para resolver determinadas dudas, es otra de las excusas que se esgrimen para no decantarse por una hipoteca online.

Sin embargo, ya hay entidades online que cuentan con oficinas, como ING, Pibank o Evo Banco. Y, en cualquier caso, los bancos online suplen esa ausencia de personal con gestores especializados  Este profesional se encargará de acompañarte y guiarte –por teléfono o vía correo electrónico- en todo el proceso de contratación de la hipoteca, así como de dar respuesta a todas tus preguntas.

Seguridad

Si hablamos de contratar una hipoteca, muchos prefieren ir a un banco tradicional, porque les genera mayor confianza. Sin embargo, las hipotecas que se comercializan por internet son tan seguras como las que se ofrecen en los bancos de toda la vida. Así que esto no debe ser razón para que no optes por una hipoteca online. Puedes estar tranquilo porque, en la actualidad, los bancos cuentan con los mecanismos suficientes para que la seguridad de tus datos y de tus operaciones en el mundo virtual no sea un problema. E igual que hace la banca tradicional, las entidades virtuales realizan un estudio de tu perfil, para analizar el riesgo de la operación y confirmar que reúnes las condiciones necesarias para concederte la financiación.

Personalización

Otra idea que se te puede venir a la cabeza es que las hipotecas online son más impersonales que las tradicionales. En las últimas tratas cara a cara con tu banco y, por tanto, puede estar más abierto a la negociación y a una mayor flexibilidad a hora de conceder el préstamo. De hecho, la banca por internet suele ser más rígida y requerir más garantías de pago, además de tener menos inclinación a cambiar las condiciones de su oferta. Sin embargo, sí que hay entidades dispuestas a estudiar casos concretos para sus hipotecas online, ofreciendo condiciones más personalizadas que las que aparecen en sus webs.

Contrata una hipoteca online

Por todo ello, las hipotecas online son una alternativa que debes considerar a la hora de buscar financiación para adquirir una vivienda. Con todo, no está de más que visites diversas entidades, tanto virtuales como tradicionales, para consultar las condiciones de diferentes préstamos hipotecarios y que así puedas elegir la opción que más te convenga.

En cualquier caso, lo importante es que, a la hora de contratar una hipoteca, suscribas la que mejor se adapta a tus circunstancias y necesidades. En el comparador de Hipotecas de Rastreator podrás estudiar todas las opciones y elegir la que más se adapte a tu situación financiera y personal. Además, podrás utilizar nuestro servicio de asesoramiento y despejar tus dudas sobre hipotecas.