Cambios en la normativa de las sillas para bebés: todas las novedades

4 minutos
  • Los sistemas de retención infantil han evolucionado para proporcionar una sujeción adecuada, minimizando el peligro de lesiones en caso de un accidente
  • La normativa R44 ha sido reemplazada por la R129, que introduce innovaciones para aumentar la seguridad de los niños en los vehículos

nueva normativa sistemas retencion infantil

Los sistemas de retención infantil emergen como una pieza fundamental para resguardar la integridad de los niños. Estos dispositivos, diseñados con precisión y cuidado, no solo obedecen a normativas nacionales y europeas rigurosas, sino que también encarnan una barrera protectora esencial frente a los riesgos inherentes a los desplazamientos en vehículos. Desde su concepción, los sistemas de retención infantil han evolucionado para proporcionar una sujeción adecuada, minimizando el peligro de lesiones en caso de un accidente y, en última instancia, reduciendo al máximo el riesgo de daños para los ocupantes más vulnerables.

Desde el pasado 1 de septiembre, la fabricación e importación de sillas para niños homologadas según el reglamento de 1991, el R44, ha sido prohibida en Europa. Incluso, en 2024, estas restricciones se extenderán a los canales de venta. La normativa R44 ha sido reemplazada por una versión actualizada, la norma R129, que introduce innovaciones destinadas a fortalecer la seguridad de los niños en los vehículos.

Nueva normativa: R129

La norma R129 será obligatoria a partir de septiembre de 2024, un año después de la retirada de la norma R44. Por tanto, los fabricantes deberán regirse exclusivamente por la R129, tras muchos años de convivencia entre ambas regulaciones. Las actualizaciones más significativas de la norma R129 frente a la R44 son:

  • Obligatoriedad de usar SRI en sentido contrario a la marcha hasta los 15 meses de edad.
  • Test de impacto lateral entre las pruebas obligatorias incluidas para la homologación de la sillita.
  • Clasificación de las sillitas según la talla del bebé, no por su edad o peso.
  • Las sillitas deben ser compatibles con los vehículos actuales.
  • Supremacía al uso del sistema de retención Isofix, que asegura la correcta unión entre el sillín del vehículo con anclajes en forma de ganchos situados en el vínculo entre el respaldo y la banqueta del asiento trasero.

Multa por llevar niños sin sillita

Aunque el trayecto sea corto, los niños que miden menos de 1,35 metros deben ir sujetos en una sillita homologada acorde a su talla. Importante: las sillitas se eligen siguiendo la talla del menor, no según el peso o edad. De este modo, se garantiza la seguridad y protección. Llevarlos solo con el cinturón de seguridad, además de no cumplir con la protección correcta, es una infracción grave.

La normativa actual se rige por los estándares de seguridad europeos ECE R44/04 y ECE R19. Cada sillita especifica el peso y la altura del niño para el que está indicada. Tal y como indica la DGT, si se circula con un menor de menos de 1,35 metros sin sillita, el conductor se pueden enfrentar a la retirada automática de tres puntos del carnet de conducir y a una sanción económica superior a 200 euros.

¿Qué tipos de SRI existen?

Existen cuatro tipos distintos de Sistemas de Retención Infantil (SRI) que se eligen según el peso y el tamaño del niño. Sin embargo, es importante tener en cuenta que, de manera excepcional, los niños menores de 12 años con una estatura igual o inferior a 135 centímetros pueden utilizar directamente los cinturones del vehículo. No obstante, se recomienda el uso de SRI hasta que alcancen los 150 centímetros de altura. Aquí se describen los cuatro tipos de SRI:

  • Grupo 0+ (0 a 13 kilogramos): Siempre se instalan en sentido contrario a la marcha y se deben cambiar por una nueva cuando el bebé supere los 13 kilogramos de peso o su cabeza sobresalga del respaldo.
  • Grupo I (9 a 18 kilogramos): Es crucial instalar primero la silla y luego colocar al bebé, siguiendo las instrucciones específicas de anclaje para cada modelo. Se utilizan el cinturón del propio vehículo o uno adicional proporcionado por el fabricante de la silla.
  • Grupo II y Grupo III (15 a 36 kilogramos): Estos son los asientos y cojines elevadores con respaldo, ideales cuando el niño es demasiado grande para una sillita, pero aún no alcanza la altura necesaria para usar el cinturón de seguridad. Se aconseja su empleo con respaldo, aunque este pueda retirarse.

¿Cuándo puede un niño viajar en el asiento del copiloto?

Solo se permite que los menores de edad que miden menos de 1,35 viajen en el asiento delantero en las siguientes situaciones:

  • El coche solo tiene dos plazas.
  • Si los asientos traseros están ocupados por otros sistemas de retención, en uso por otros menores que lo precisen.

Encuentra tu seguro de coche

Los sistemas de retención infantil son muy importantes para proteger a los pequeños que vayan contigo en el coche, pero también necesitarás un buen seguro de coche para asegurarte de que tanto tú, como los ocupantes y el coche están protegidos. Para encontrar la póliza que más se ajusta a tus preferencias, te recomendamos calcular tu seguro de coche con Rastreator.

Escrito por:
Olga Juárez

Periodista experta en seguros, telefonía y tecnología. Escribe artículos, noticias y guías sobre todo tipo de seguros y finanzas.