Uno de cada cinco fallecidos en accidente de tráfico es atropellado

14 de octubre de 2013

Cada año más de 10.000 personas son atropelladas en España. Pese a que estos accidentes representan sólo el 5% del total en los que se registran lesionados, estos contabilizan en torno al 20% de los fallecidos por accidentes de circulación. Cada año fallecen tras sufrir un atropello cerca de 400 personas, cifra que significa que en 1 de cada 5 muertes en carretera pierde la vida un peatón.

Así lo señala el Estudio de siniestralidad vial y atropellos de la Fundación Mutua Madrileña, que pretende “conocer y analizar las tendencias de siniestralidad en el ámbito de los atropellos y sus consecuencias”. A la vez que divulga recomendaciones encaminadas a evitarlos. Del informe también se desprende que 3.500 personas resultan heridas de diversa gravedad, y de ellas unas 30 quedan inválidas. La Fundación señala que este tipo de siniestro de tráfico es el “más fácilmente evitable tanto por conductores como por peatones”.

El riesgo del atropello

Las causas principales de los atropellos son la imprudencia de los peatones, que supone el 30% y el exceso de velocidad del conductor en ciudad. 7 de cada 10 se producen mientras el viandante cruza la vía de un lado a otro, “en muchas ocasiones, de forma indebida”. El grupo de peatones que tiene más riesgo de sufrir un accidente de este tipo es el de los mayores de 60 años, ya que 1 de cada 3 víctimas son de esa edad. Son los que registran mayores lesiones y secuelas, además de representar el 60% de los fallecidos por atropello en España.

En general, el documento concluye que el otoño es la época del año más crítica y 9 de cada 10 se producen en zona urbana. Sin embargo, la gravedad de los mismos es mayor en carretera debido “a la mayor velocidad de circulación”. En cuanto al género, las mujeres sufren un 6% más este tipo de siniestros que los hombres, pero en edad infantil las cifras se invierten y los niños los sufren un 41% más.

Al profundizar en los datos de los conductores que se ven implicados en este tipo de accidentes, el estudio concluye que suelen ser menores de 25 años, seguidos de los menores de 30 años y los mayores de 70 años.

Las consecuencias del atropello

Un 25% de los accidentados que no fallecen en el atropello sufre alguna o varias fracturas. El 76% de ellas se registran en las extremidades, siendo la más frecuente la de pierna o tobillo, y la cadera o muslo en el caso de los mayores. En el caso de los mayores de 60 años, más del 40% de los que no padecen lesiones graves tras el siniestro tardan una media de 12 meses en curarse. Asimismo, este grupo suele permanecer aproximadamente 3 meses y medio hospitalizado, mientras que la cifra para menores de esa edad se reduce en un mes.

El atropello, un accidente fácil de prevenir

El estudio indica que el atropello “es uno de los accidentes de circulación sobre el que más se puede enfatizar en la prevención, tanto por parte del conductor como del peatón”. Por ello, han elaborado una guía anexa al estudio con recomendaciones básicas para reducir este tipo de siniestro.

Entre las recomendaciones destaca la necesidad de que los conductores adecuen la velocidad al tipo de vía y extremen la precaución en días y zonas de escasa visibilidad o lugares muy transitados por peatones. Así como evitar distracciones al volante como móviles, navegadores u otros dispositivos electrónicos. En cuanto a los peatones, el documento recomienda cruzar “sólo por los lugares destinados al efecto”, extremar la precaución en las entradas y salidas de garajes y evitar distracciones al cruzar.


COMPARAR SEGUROS DE COCHE

¿Te ha resultado interesante?

¡Gracias por darnos tu opinión!

Rastreator Rastreator.com