Los mejores préstamos y tarjetas para financiar las compras de Navidad

5 minutos
  • La mayor parte de los europeos tiene previsto mantener o incluso incrementar su presupuesto de compras de Navidad este año, que, en 2019 en España, ascendió a 554 euros.
  • Si necesitas financiación externa para hacer frente a todos estos gastos cuentas con diferentes productos, pero deberás y analizar los intereses y comisiones que te pueden cobrar

Rastreator_financiar-compras-navidad

La Navidad es la época de las compras y los regalos por excelencia y, junto con el verano, la de mayor gasto. Y aunque vivimos un año muy atípico, según un informe realizado por Integral Ad Science (IAS), la mayoría de los consumidores europeos, en concreto,  el 73%, tiene previsto mantener o incluso incrementar su presupuesto de compras de Navidad este año.

Y aunque en intención de gasto nos situamos por encima de la media europea, no todos podrán permitirse hacer estas compras a menos que recurran a la financiación. Por este motivo y conocedores de la situación, son muchos los bancos que ponen a disposición de sus clientes diferentes productos para aplazar el pago de sus adquisiciones en las próximas fechas.

Entre los modelos de financiación más populares, se encuentran las tarjetas de crédito y los préstamos personales.

En Rastreator te presentamos las mejores opciones para financiar las compras de Navidad y que no tengas que asumir todos los pagos de una sola vez.

Tarjetas y préstamos para financiar tus compras

Tarjeta Tú de Abanca

La Tarjeta Tú de Abanca cuenta con una opción de financiación que te permite dividir tus pagos en 3, 6, 9, 10 o 12 meses, sin intereses, pagando solo una comisión de apertura, que dependerá del número de plazos que escojas. Para 3 meses, el 1%; para 6 meses, el 2%; para 9 meses, el 3%; para 10 meses, el 3,5%, y para 12 meses, el 4%, a lo que tienes que sumar los 43 euros de su cuota anual, si no la tienes bonificada. Si necesitas más de un año para devolver el dinero, el TIN sube al 12,85%.

Préstamo de Younited

La entidad de crédito Younited ofrece préstamos desde 1.000 euros a devolver en un plazo de entre seis meses y seis años. Este crédito 100% online no tiene comisión de estudio ni de apertura y ofrece un TIN desde 5,65%.

Dispon de Laboral Kutxa

Este producto te permitirá disponer al instante de dinero, entre 500 y 25.000 euros, sin papeleos ni explicaciones, cantidad que podrás devolver en un plazo de entre uno y cinco años.  No tiene comisión de apertura y su TIN es del 6,50%.

Préstamo personal en Openbank

Con este préstamo es posible solicitar desde 300 hasta 24.000 euros, con un periodo de amortización que va desde los doce meses hasta los 60, sin asumir gastos extra en concepto de apertura o por comisión de estudio. El Tipo de Interés Nominal es de 6,95%, pero podrá variar hasta el 14,25% TIN, según la aprobación de riesgo por parte de Openbank.

Préstamo al consumo de Wanna

Wanna ofrece un préstamo personal 100% online desde 750 euros hasta 40.000 euros con un plazo de devolución de hasta cinco años. Se trata de una financiación sin comisiones ni papeleo, que podrás conseguir con un TIN desde 7%.

Préstamo online de Laboral Kutxa

Con el Préstamo Online de Laboral Kutxa podrás solicitar financiación desde 1.000 euros y amortizarlos en un plazo de entre uno y cinco años. Su TIN es del 7,50% y tiene una comisión de apertura del 1%.

Tarjeta Santander Prime de Banco Santander

Si lo que buscas es tener la posibilidad de aplazar los pagos, una opción interesante es la tarjeta Santander Prime. Con este producto, podrás pagar tus compras en plazos, con un interés nominal del 8%. Eso sí, tendrás que tener en cuenta que tiene una cuota anual de 78 euros (6 euros por mes). Además, con esta tarjeta podrás conseguir bonificaciones de hasta 10 euros brutos al mes por las compras que hagas mediante pago móvil y online: 1% en supermercados y restaurantes, 2% en algunos grandes almacenes y 3% en gasolina y transporte de viajeros.

Tarjeta de crédito de Caja ingenieros

Con la tarjeta de crédito de Caja Ingenieros, podrás fraccionar tus compras de importe igual o superior a 180 euros hasta en 36 meses. Para ello, la entidad aplicará un TIN del 9,48% y una TAE del 9,90%. La contratación de la tarjeta es gratuita para los menores de 26 años, los mayores de 65 años y para quien haga un consumo anual en compras en comercios superior a los 1.000 euros por tarjeta y titular.

Financiación rápida y sencilla con la tarjeta de crédito

Además de un medio de pago, las tarjetas de crédito son también una opción para obtener financiación de forma rápida y sencilla. De esta manera, aunque no tengas saldo en tu cuenta, puedes hacer tus compras y pagarlas posteriomente, siempre y cuando no te hayas pasado de la cantidad de crédito que tengas asignada. En este sentido, el uso de la tarjeta de crédito tiene las mismas consecuencias que si dispusieras de un préstamo.

Además, las entidades suelen lanzar promociones que permiten financiar operaciones (generalmente a corto plazo) de manera gratuita. Eso sí, siempre y cuando cumplas con una serie de condiciones. Esto puede ser de mucha utilidad para determinados picos de gastos como sucede con el periodo navideño. No obstante, hay que tener cuidado, ya que en caso de no cumplir con las condiciones o los plazos de pago previstos o querer una financiación más prolongada en el tiempo, las comisiones e intereses aplicados son más elevados que los de un préstamo personal. Por eso, lo ideal es utilizar este producto para cubrir pequeños gastos o imprevistos y no para financiar grandes compras.

El préstamo, la opción más idónea para compras de mayor importe

Los préstamos personales son productos que te permiten disponer de una mayor financiación. Y aunque están pensados para compras de mayor importe, también los hay que ofrecen financiación a partir de 300 euros. La ventaja que tienen estos productos es que los intereses y comisiones suelen ser inferiores a los de las tarjetas. Eso sí, los criterios para su concesión son mucho más estrictos, ya que la entidad necesitará garantías fiables de que puedes devolverlo. No obstante, además de los intereses, es importante tener en cuenta el resto de comisiones que entran en juego en la operación, como la de apertura, que pueden hacer que el producto se encarezca.

Otras opciones de financiación

Aunque las tarjetas y los préstamos suelen ser la forma más sencilla y conveniente para financiar las compras navideñas existen otras alternativas.

Micropréstamos

Los micropréstamos son productos que te permiten acceder a financiación casi de forma instantánea pero para cantidades más pequeñas, que no suelen sobrepasar los 1.000 euros. Los plazos de devolución también son más reducidos, no superando en la mayoría de los casos los 60 días (aunque es posible encontrar a 90 y 120 días). Las condiciones para poder acceder a un microcrédito son bastante más flexibles que para que te concedan un préstamo normal.

Como contrapartida, su coste suele ser superior al de otros productos de financiación. Y, además, los intereses que aplican no se expresan en forma de porcentaje, sino en una cifra fija en euros. Son los denominados “honorarios” y suelen representar entre un 20% y un 30% de la cantidad concedida. No obstante, son muchas las entidades que ofrecen el primer crédito gratis, sin costes ni intereses de ningún tipo.

Adelanto de nómina

Si tienes tu nómina domiciliada en el banco puedes pedir un anticipo de tu salario y devolverlo en unos meses (entre tres y seis normalmente). En muchos casos, sin intereses. Eso sí, tendrás que tener en cuenta que no todas las entidades ofrecen esta opción y que, además, no podrás retrasarte en los pagos. De lo contrario, sí que tendrás que asumir intereses por el adelanto.

Aplazar compras en el propio establecimiento

La mayoría de grandes superficies ofrece la posibilidad de financiar tus adquisiciones, especialmente en la época navideña. Es un momento en el que aprovechan para proporcionar rebajas y descuentos atractivos en los tipos de interés para impulsar las compras como, por ejemplo, financiación a dos o tres meses sin intereses.

Consejos para que no te arruines estas Navidades

La época navideña es una de las más peligrosas para el bolsillo de los españoles. La necesidad de cargar el árbol de regalos hará que, de media, gastemos más de 600 euros por hogar. Por eso, resulta conveniente seguir una serie de recomendaciones antes de salir a la calle a comprar de forma compulsiva:

  • Fija un presupuesto máximo: lo ideal antes de empezar a gastar es fijar un presupuesto máximo acorde a la situación económica de cada persona e intentar respetarlo para no tener que endeudarnos en exceso.
  • Analizar las condiciones de la financiación: si no eres capaz de ceñirte al presupuesto o necesitas una ayuda extra por falta de ingresos, la mejor opción será pedir financiación extra. Para ello, deberás analizar si el producto que quieres contratar incluye comisiones de apertura o de cancelación, además de estudiar la TAE para conocer el coste total de solicitar la financiación.
  • Aplaza, pero en periodos cortos: si necesitas aplazar compras o solicitar financiación extra ten en cuenta que cuanto más tardes en devolver el dinero que te han prestado, más se incrementarán los intereses. Por ello, es conveniente que trates de acortar al máximo el plazo de amortización para obtener mejores condiciones.
  • Tarjetas, para gastos menores; préstamos, para compras de mayor importe: si tu situación exige una financiación extra mínima, lo más conveniente será decantarse por una tarjeta que cubra pequeños gastos o imprevistos de manera rápida. Si, por el contrario, deseas financiar compras de mayor importe, la mejor opción serán los préstamos ya que, por lo general, aplican intereses más reducidos y permiten financiar cantidades más elevadas.

Encuentra la mejor opción para financiar tus compras navideñas

Si eres de los que esta Navidad invertirán parte de su salario en compras navideñas es posible que necesites recurrir a una pequeña ayuda económica extra para adquirir todos los regalos. De hecho, cada vez son más las entidades que diseñan productos específicos para cubrir esta necesidad. Con todo, antes de decantarte por una opción u otra, tienes que tener muy claras tus necesidades y elegir el producto que más se adapte a ellas.

Para que la tarea sea más sencilla, es recomendable contar con una herramienta como el comparador de Rastreator, con el que podrás analizar las características y condiciones de diferentes préstamos personales y tarjetas de crédito y así elegir el que más se adapte a tus necesidades.

¡Compártelo en redes!