Viajes, imprevistos y educación, las motivaciones para ahorrar de los españoles

4 minutos
  • Más de la mitad de la población ahorra o ahorraría para irse de viaje (56,3%) y contar con un colchón económico (56,1%). Además, un 47,2% apuesta por guardar su dinero para formación.
  • Un año más, los principales obstáculos que dificultan el ahorro son la insuficiencia de ingresos (71,4%) y los frecuentes gastos imprevistos (65,9%).
  • Los millennials son la generación que más importancia da a los caprichos y más ahorra para ellos.

Madrid, 25 de mayo de 2017. Tras los años de recesión vividos, en los que los ingresos de los hogares se vieron reducidos, los ciudadanos se han vuelto más conscientes que nunca de la necesidad de ahorrar. Sin embargo, a pesar de la voluntad de destinar parte de la renta al ahorro y de los motivos que animan a los consumidores a ello, esta tarea no es fácil y a menudo estos se encuentran con obstáculos de diferente naturaleza que les impiden lograrlo.

Según el IV Estudio de Comparación Online hacia el Ahorro Inteligente, realizado por Rastreator.com, la falta de ingresos sigue siendo la principal causa por la que los españoles no logran ahorrar nada o ahorrar una cantidad mayor. Así lo afirma un 71,4% de la población, un porcentaje que ha descendido más de 12 puntos porcentuales en un año. A continuación, un 65,9% atribuye su falta de ahorro a los gastos imprevistos que le suelen surgir y que le impiden cumplir con su presupuesto y previsión mensual. Sin embargo, la proporción de ciudadanos a los que los gastos del día a día les sobrepasan ha subido respecto a 2016 casi 8 puntos.

En tercer lugar, en cuanto a obstáculos para el ahorro, se encuentra la voluntad de darse caprichos puntuales, según un 43,3% de la población. Observamos, por tanto, que no solo las limitaciones económicas merman la capacidad de ahorro de los españoles, sino también su deseo de consumo de bienes y servicios para el disfrute inmediato.

Otros de los motivos importantes que desvían a los ciudadanos del ahorro son la amortización de deudas contraídas en el pasado, algo que le ocurre al 33,1% de los españoles, así como el apoyo económico a familiares o amigos (32,9%). Por último, la falta de conocimiento relativa al ahorro afecta además a un 26,2% de la población, impidiéndoles reservar recursos económicos para fines concretos.

Fernando Summers, CEO de Rastreator.com sostiene que “ahorrar más siempre es un objetivo para todos. Nos permite sortear dificultades económicas o materializar aspiraciones sin necesidad de endeudarnos. Aunque no siempre resulta sencillo, es esencial informarse bien de las distintas opciones que tenemos a nuestro alcance y practicar el consumo inteligente. Los comparadores de precios son una de las herramientas más populares de los ahorradores porque les permite acceder a una radiografía ordenada y completa del mercado y les ayuda decidirse por la mejor oferta para sus bolsillos”.

Los españoles que pueden ahorrar… ¿por qué lo hacen?

A pesar de las dificultades para ahorrar, los españoles cada vez están más concienciados de la importancia que supone contar con una reserva de dinero para ganar tranquilidad, pero también para poder adquirir y disfrutar de aquello que desean.

Precisamente, el principal motivo por el que los ciudadanos ahorran o les gustaría ahorrar es viajar, como asegura un 56,3%, lo que pone de manifiesto que este hobbie es una parte esencial en la vida de los españoles. Pero además de querer viajar, los españoles también son muy precavidos con el futuro y con disponer de un colchón para imprevistos que puedan surgir como por el ejemplo el paro, una enfermedad o una avería. Por eso, aunque a muy poca distancia de los viajes, este es el segundo fin por el que ahorran, según afirma un 56,1%. A continuación, la educación, tanto propia como de los hijos, se sitúa como la tercera motivación (47,2%) que anima a los españoles a guardar dinero.

La jubilación (40,4%), darse caprichos (35,7%) o adquirir un vehículo (31,5%) son otros de los motivos que impulsan el ahorro entre los españoles.

Los millennials, los más caprichosos

Como revela el estudio, los obstáculos y motivaciones para el ahorro son variados y dependen en gran medida de la naturaleza de los propios ahorradores. Sin embargo, resulta interesante comprobar cómo también existen discrepancias generacionales en este ámbito.

En este sentido, los millennials son la generación que más caprichos prefiere darse en lugar de ahorrar. Uno de cada dos jóvenes (50,4%) así lo afirma, con diferencias que llegan a alcanzar los diez puntos porcentuales respecto al resto de franjas de edad. Los millennials son también los que encuentran en los caprichos más motivación para el ahorro que otras generaciones. De hecho, es el segundo fin para el que ahorran (43,2%), solo por detrás de viajar.

Es posible comprobar, por tanto, cómo los millennials valoran las experiencias y los bienes materiales por encima de otros aspectos más a largo plazo como la seguridad ante el futuro o los imprevistos.

¡Compártelo en redes!