El 20% de los españoles ve determinante el plan de financiación para comprar un coche

5 minutos
  • Opciones como el renting o el leasing van ganando adeptos: uno de cada cuatro conductores las prefiere a la compra.
  • El 31,5% de los españoles ahorra o querría ahorrar para comprarse un coche propio.
  • El motivo principal por el que los españoles pidieron un préstamo en 2016 fue para adquirir un vehículo.

Madrid, 6 de julio de 2017. Desde la finalización del último Plan PIVE, en julio de 2016, la industria del automóvil española espera la llegada de un nuevo plan de ayudas que anime a los compradores a renovar su coche, rejuveneciendo así el parque automovilístico nacional, que cuenta con un 65% de vehículos con más de 10 años de antigüedad1.

Aunque las matriculaciones en España siguen creciendo y las ventas de turismos aumentaron un 7,5% interanual en los cinco primeros meses del año (con más de 535.000 matriculaciones)2, todavía no se han recuperado las cifras pre-crisis. Además, los principales responsables del crecimiento de este año siguen siendo las empresas y el sector de alquiler de coches, y el mercado de los particulares se ha mostrado mucho menos activo, con apenas un 2,1% más de matriculaciones respecto al periodo enero-mayo del año pasado.

Sin duda, la crisis económica sigue teniendo consecuencias en las familias españolas, por lo que las ayudas como el Plan PIVE resultan fundamentales para animar a los conductores a cambiar de vehículo. Precisamente, según el IV Estudio de Comparación Online hacia el Ahorro Inteligente, realizado por Rastreator.com, el precio es el factor más importante que consideran los españoles al adquirir un coche. No es de extrañar, por tanto, que dos de cada diez (19,8%) citen además el plan de financiación como un elemento determinante para tomar su decisión de compra.

Según Fernando Summers, CEO de Rastreator.com “el fin del plan de subvenciones puede desincentivar a los conductores a la hora de plantearse cambiar de vehículo, dado el gran desembolso de dinero que supone. Este año el 34,8% de los españoles está pensando cambiar de coche, por lo que para ellos es especialmente importante bucear en el mercado, valorar tanto el precio, como de método de financiación que ofrece el comprador y todos aquellos elementos que consideren esenciales, para dar con la mejor opción posible para cada necesidad”.

En cuanto a las diferencias por género, contar con un plan de financiación resulta más importante para las mujeres que para los hombres, con más de tres puntos porcentuales de diferencia entre ambos (18% hombres frente a 21,6% mujeres). Por su parte, segmentando por edad, es posible observar cómo los adultos de entre 55 y 65 años valoran en mayor medida las facilidades de financiación, según un 23,3%, en contraposición a los jóvenes de entre 18 y 24 años (14,5%).

Las nuevas formas de consumo, cada vez más populares entre los españoles

Tener un coche en propiedad es una de las aspiraciones de muchas familias españolas y para la que realizan un desembolso importante. Tanto es así, que según el estudio de Rastreator.com, comprar un coche es el objetivo por el que ahorran o querrían ahorrar tres de cada diez españoles (31,5%) y es, además, el principal motivo por el que pidieron un préstamo durante 2016, como afirman tres de cada diez usuarios del comparador.

Aunque en España está muy arraigado el concepto de “coche propio”, y esto tiene ventajas como, por ejemplo, la comodidad de poder utilizarlo cuando uno quiera, también puede implicar algunos inconvenientes, principalmente relacionados con los gastos que genera y la rápida depreciación que tiene.

Ante esto, han surgido opciones en el mercado diferentes a la compra, para personas que quieren hacer uso de un vehículo a diario pero no pueden permitírselo, y que cada vez van ganando más adeptos. Entre ellas se encuentran el renting y el leasing y, de hecho, según datos del estudio del comparador, hasta un 24,5% de los españoles afirma que las prefiere a la compra.

Estas nuevas formas de consumo, que ofrecen a los usuarios la comodidad de tener un coche en propiedad pero sin el elevado desembolso que supone, son más apreciadas entre los jóvenes que entre los adultos, aunque con escasa discrepancia entre generaciones. De hecho, los jóvenes de entre 25 y 34 años son los que afirman en mayor medida que las prefieren a la compra, según un 27,8%, con una diferencia que apenas alcanza los 6 puntos porcentuales respecto a los adultos de entre 45 y 54 años (22,1%), los que las prefieren en menor medida.

Summers concluye: “la gran variedad de productos que existen en el mercado actual hacen posible que alguien que necesite un vehículo o quiera hacer uso de él, pueda recurrir a diferentes opciones sin necesidad de comprarlo. Desde alquilar un coche para sólo unos días, a contratar uno por renting, o compartirlo con otras personas para abaratar gastos. En cualquier caso, siempre es importante conocer el uso que se va a hacer del vehículo y las necesidades concretas de cada usuario, para poder escoger la opción que mejor se adapte a ellas y que le permitan un mayor ahorro”.

Más información: Adquirir un coche, principal motivo para pedir un préstamo


1 Datos de Urban Science para ANICAM, la asociación de importadores de vehículos.
2 Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones. Nota de prensa del 01/06/2017

¡Compártelo en redes!