¡Humano! En Rastreator.com utilizamos cookies propias y de terceros para personalizar tu experiencia ofreciéndote contenidos de tu interés. Puedes tener más detalles aquí. Entendemos que si sigues navegando, estás de acuerdo ;)

La ‘cuesta de enero’ eleva la demanda de préstamos un 23,6%

7 minutos
  • En enero de 2018 se solicitó financiación por un importe medio de 12.700 euros
  • El periodo de amortización de préstamos se alarga, llegando en algunos casos hasta los seis años
  • El 43% de los españoles estaría dispuesto a solicitar financiación para adquirir un producto, lo que sitúa a España doce puntos por encima de la media europea (31%)
  • Mas del 26% de los españoles declara que no consigue ahorrar al mes y dos de cada diez afirman gastar más de lo que ingresan mensualmente

Madrid, 22 de enero de 2019.- La “cuesta de enero” es, junto al mes de septiembre, el momento del año que más preocupa a los españoles en términos de ahorro. Las compras navideñas y el incremento de precios en algunos servicios hacen que muchas familias tengan que recurrir a financiación externa. En concreto, en la segunda quincena del mes de enero la demanda de préstamos se eleva en un 24%[1]  y cerca de un 19% utiliza esta ayuda económica para reunificar deudas derivadas, en parte, del periodo navideño.

Esta es una de las principales conclusiones del análisis realizado por Rastreator.com, el comparador online líder del mercado, sobre el gasto medio y el uso de préstamos de los españoles durante el mes de enero.

En enero del pasado año, se solicitó financiación por un importe medio de 12.700 euros, que se destinó principalmente a la compra de un vehículo (26,6%) y la reunificación de deudas (18,8%). En cuanto a los plazos de devolución, se registra una tendencia largoplacista. De hecho, en enero de 2018 el 27,7% de los usuarios solicitó financiación a seis años, un 25,5% a tres y un 20,1% a cinco1.

La recuperación económica en España es más lenta que en otros países europeos, y así se refleja en los datos sobre financiación, ya que el 43% de los españoles estaría dispuesto a solicitar financiación para adquirir un producto[2]. Esta cifra se sitúa doce puntos por encima de la media europea del 31%. De hecho, España es el tercer país europeo cuyos ciudadanos están más dispuestos a solicitar financiación para adquirir bienes de consumo, tan sólo superada por Letonia (46%) y Polonia (45%), y al mismo nivel que Finlandia (43%).

En este sentido, resulta comprensible que más del 26% de los españoles afirme que no consiguen ahorrar a final de mes y que uno de cada dos, además, gaste más de lo que ingresa mensualmente1.

10 consejos para afrontar la ‘Cuesta de Enero’

Tal y como muestran los datos de incremento de demanda de préstamos, la cuesta de enero es uno de los periodos más complicados para el bolsillo de los españoles. No obstante, es posible enfrentarla con unos pequeños consejos y cerrar el balance del mes en positivo.

  1. Compara precios y revisa tus contratos

El inicio de año suele venir cargado de novedades en las facturas de luz, telefonía, agua… incluso en la cuota de la hipoteca o el alquiler. Por ello, es necesario revisar todos nuestros contratos y analizar si compensa cambiar de compañía o negociar con la que ya tenemos para intentar conseguir una oferta más competitiva. A la hora de adquirir nuevos productos, lo más recomendable es comparar precios a través de Internet. Y es que es posible ahorrar de media 108 euros al año en tarifas de telefonía, 172 euros en el caso de seguros de coche, más de 200 euros en la factura de la luz o hasta un 21% TAE en productos de financiación como hipotecas o préstamos.

  1. Cuidado con las suscripciones

A lo largo del año los propósitos pueden llevar a contratar productos y servicios que se abandonan tras unas semanas y se siguen pagando. En un principio, puede parecer que esta partida de gastos es insignificante, pero podría llegar a convertirse en un gasto muy significativo. Es conveniente analizar si realmente se están utilizando esas subscripciones y si podemos prescindir de ellas o compartirlas con amigos.

  1. Evita el consumismo durante las rebajas y analiza los supuestos chollos

Una de las razones por las que la cuesta de enero se hace más cuesta arriba es porque el espíritu consumista vuelve a florecer en las rebajas. Antes de acudir a las tiendas a comprar de forma compulsiva, lo mejor es realizar una previsión de los artículos que se necesitan (si es que necesitamos algo) y revisar que, efectivamente, el producto tiene un descuento real y merece la pena adquirirlo. En ocasiones, la rebaja puede no existir o puede suponer un beneficio mínimo.

  1. Elige la forma de financiación que más se adapte a tus necesidades

Si necesitamos recurrir a un préstamo para afrontar la cuesta de enero es conveniente tener en cuenta dos claves principales para no pagar de más: pedir solo la cantidad que se necesite intentando no excederse y pagar la deuda lo antes posible. Y es que cuanto mayor sea el periodo de amortización del préstamo más intereses tendremos que afrontar y más cara resultará la financiación.

  1. Utiliza el crédito para gastos menores

Si nuestra situación personal exige una financiación de importe reducido, lo mejor será utilizar una tarjeta de crédito que cubra los gastos de forma rápida. Si, por el contrario, necesitamos una cantidad de dinero elevada, la mejor opción serán los préstamos ya que, por lo general, estos tienen intereses más reducidos y ofrecen la posibilidad de financiar gastos más elevados.

  1. Incorpora nuevas técnicas de ahorro en tu vida

Existen distintos métodos que permiten controlar y categorizar nuestros gastos. Es el caso de la técnica japonesa Kakeibo que, literalmente, significa “el libro de las finanzas del hogar”. El método consiste en plasmar en un cuaderno todos nuestros gastos, ingresos y ahorros. Dejar constancia de todos nuestros movimientos de dinero nos permite visualizar nuestra situación económica y extraer las claves para ahorrar.

  1. Planifica con antelación tus viajes

El inicio del año es un buen momento para marcarse nuevos objetivos y planificar qué destinos queremos visitar. Organizar los viajes con antelación y usar comparadores como Rastreator.com para detectar las mejores ofertas puede suponer un gran ahorro a la hora de viajar.

  1. El bajo consumo se nota en tus facturas

 Cambiando algunos hábitos relacionados con el consumo eléctrico y de los electrodomésticos podemos ahorrar hasta un 40% en la factura de la luz. Utilizar bombillas y lámparas de bajo consumo o tecnología LED puede suponer un ahorro de hasta un 80% de energía[3]. Otros trucos, como poner el lavavajillas solo cuando haya suficiente carga o no dejar los aparatos eléctricos como el televisor en stand by, pueden contribuir a rebajar el consumo de energía en el hogar.

  1. Conduce más eficientemente

Una conducción eficiente aporta beneficios para el medioambiente, reduciendo las emisiones y el gasto de combustible, y para la economía personal, ya que permite alargar más el tiempo entre repostajes. Circular con marchas más largas y a bajas revoluciones o mantener una velocidad uniforme, son algunos de los trucos para poder conseguir ser más eficiente al volante.

  1. Haz limpieza y vende online lo que ya no utilices

El inicio del año es un buen momento para hacer limpieza y deshacernos de aquello a lo que ya no damos uso. Lo que a nosotros ya no nos sirve puede ser muy útil para otra persona y representar unos ingresos extras que nos ayuden a superar la cuesta de enero.

[1] Fuente: Datos del análisis de Rastreator.com sobre la contratación de préstamos personales entre el 1 y el 31 de enero de 2018. El porcentaje de incremento se registra en la segunda quincena del mes respecto a la primera.

[2] Datos del Informe Europeo de Pagos de Consumidores de 2018.

[3] Fuente: Asociación Nacional de Fabricantes de Iluminación (ANFALUM).

¡Compártelo en redes!