Coberturas curiosas en el seguro de coche

6 minutos
  • Tu póliza puede garantizarte protección frente a situaciones que nunca te habrías imaginado como, por ejemplo, que te tomes un par de copas de más o te sientas indispuesto y el seguro se encargue de llevarte a casa para que no tengas que conducir tú
  • Si estás embarazada y te encuentras mal para manejar el vehículo, tu aseguradora te llevará hasta tu domicilio o a un hospital, si así lo prefieres

Las coberturas son lo más importante de un seguro de coche. Hay quien solo se preocupa por el precio cuando llega el momento de contratar una póliza. Sin embargo, lo fundamental es estar cubierto ante cualquier imprevisto que pueda surgir. El mundo de los seguros de auto es muy amplio y, mientras que algunas garantías son imprescindibles por ley para poder circular, otras son servicios y coberturas adicionales que pueden variar en  función de la compañía.

Si analizas con detalle qué cubren este tipo de productos, seguramente te lleves alguna sorpresa ya que tu póliza puede garantizar protección frente a situaciones que nunca te habrías imaginado como, por ejemplo, que te tomes un par de copas de más o te sientas indispuesto y el seguro se encargue de llevarte a casa para que no tengas que conducir tú. Esta es solo una de ellas, pero hay más escenarios en los que, seguramente, nunca habrías imaginado que el seguro de coche te puede ayudar.

Asistencia nocturna

La asistencia nocturna es una de las coberturas más desconocidas. Básicamente consiste en que en el caso de que el asegurado haya tomado alcohol y se sienta indispuesto para poder conducir, el seguro se encargará de encontrar un transporte alternativo para que tanto el conductor como los ocupantes del vehículo puedan volver a casa. Normalmente suelen considerar dos opciones, la primera de ellas pasa por trasladarlos a todos hasta su domicilio, mientras que la segunda consiste en encargarse de llevar el coche para que no tenga que hacerlo el asegurado.

Asistencia para embarazadas

Si estás embarazada, presta atención a esta cobertura que incluyen algunas pólizas. Es posible que mientras vayas conduciendo sientas molestias o cierta indisposición provocada por la gestación. Algunas compañías ofrecen la posibilidad de prestarte asistencia en esos momentos. De esta manera, un taxi te llevará hasta tu casa o un centro médico, si así lo prefieres. Además se encargaran de llevar tu coche hasta tu domicilio.

Limpieza del interior si has trasladado heridos

Si sufres un accidente y, en lugar de esperar a la ambulancia, decides trasladar a los heridos en tu vehículo y éste se mancha, es posible que tu seguro se encargue de la limpieza del mismo. Y no solo eso, sino que en el caso de que el coche haya sufrido desperfectos, la aseguradora también se hará cargo de arreglarlos.

Envío de medicamentos

Si estás de viaje y te quedas sin el medicamento que necesitas tomar sí o sí, puedes solicitar a tu compañía de seguros que te los envíe al lugar en el que te encuentras. Eso sí, no olvides que la aseguradora solo se hará cargo de realizar el envío. Los gastos del mismo y de los medicamentos que te hagan llegar tendrás que asumirlos tú.

Envío de combustible

¿Eres previsor con el combustible de tu coche o eres de los que apuran la reserva? Si te sientes identificado con estos últimos podrás viajar algo más tranquilo si cuentas con la cobertura de envío de combustible. Ésta consiste en que si te quedas sin gasoil o gasolina en cualquier punto del trayecto que estés realizando, tu compañía aseguradora se encargará de hacértelo llegar. Eso sí, es muy importante que te cuides de tener que hacer uso de esta cobertura ya que la Guardia Civil podría multarte por quedarte sin combustible y el coste de la sanción es de 200 euros.

Pérdida de llaves

Un despiste lo tiene cualquiera. Así que si has perdido las llaves de tu coche, la compañía se encargará de gestionar la realización de una nueva llave. Al igual que ocurre con el envío de medicamentos, la aseguradora tan solo se hará cargo de hacer las gestiones de duplicado de la llave, el coste que suponga tendrás que asumirlo tú mismo.

Robo en un semáforo

Si estás parado en un semáforo y alguien te roba algo del coche, como por ejemplo el bolso o lo que lleves en el maletero porque te abren el portón, la aseguradora se encargará de cubrir el gasto de todas las pertenencias que te hayan sustraído.

Pérdida de todos los puntos del carné

En el caso de que hayas perdido todos los puntos del carné, tu aseguradora se puede hacer cargo de gestionar todo lo relativo al curso para que puedas recuperarlos. Además si tu trabajo depende de que puedas conducir, por ejemplo, si eres taxista, la compañía te indemnizará con una cantidad equivalente a tus ingresos mensuales.

Atropello de un animal cinegético

Si vas por una carretera cualquiera y atropellas a un animal que se ha escapado de una granja o de una finca, lo más normal el que el propio seguro del dueño de este se encargue de cubrir los daños que haya podido ocasionar en tu vehículo. Pero, ¿qué pasa cuando el animal no tiene dueño? En casos así, en los que chocas contra un ciervo, un jabalí o cualquier otro animal cinegético, tendrás que consultar con tu compañía las condiciones de tu póliza, ya que muchas de ellas incluyen esta cobertura y cubren todos los gastos del siniestro.

Ayuda psicológica

En ocasiones, después de sufrir un accidente, es posible que queden algunas secuelas psicológicas. Por ello, tu aseguradora puede hacerse cargo del coste del tratamiento que necesites para superar problemas como la ansiedad, la depresión o el miedo a conducir.

Encontrar el mejor seguro

Aunque pueda parecerlo, no todos los seguros son iguales. Por ejemplo, las coberturas tan raras que hemos enumerado no están incluidas en todas las pólizas de coche, sino que siempre va a depender del tipo de producto contratado. Además, aunque se trate de una modalidad de gama alta como un seguro a todo riesgo, esto tampoco garantiza que vaya a incluir determinadas garantías.

Y es que encontrar un seguro de coche que se ajuste exactamente a lo que necesitas no es tarea fácil. Se trata de productos complejos, llenos de matices y de peculiaridades. A esto hay que añadir que existe un gran número de compañías que los ofrecen y que cada una tiene sus propias ofertas, promociones y garantías. Por ello, cuando llega el momento de contratar un seguro de coche, lo mejor es utilizar una herramienta como el comparador de seguros de Rastreator.com. Tan solo con introducir los datos del vehículo y el conductor podrás obtener un comparativa de todas las pólizas ofrecidas por las compañías, así como sus precios y coberturas.

Febrero de 2019

¡Compártelo en redes!