¿Cómo es el seguro de Coche para renting y leasing?

  • El seguro de coche no se gestiona igual en el renting y en el leasing
  • En ambos casos, el tomador debe fijarse bien en qué pólizas se contratan y qué supuestos no están cubiertos

Rastreator ¿Cómo es el seguro de Coche para renting y leasing?Para tener un coche no hay que pasar necesariamente por el concesionario o comprarlo de segunda mano, existen otras alternativas que quizás se ajusten más a las necesidades del conductor y a su presupuesto. El renting y el leasing son dos formas de tener vehículo que pueden sustituir la necesidad de tener un coche en propiedad. Sin embargo, son prácticas que no están muy arraigadas en España y a la hora de plantearse llevarlas a cabo suelen surgir dudas como, por ejemplo, quién se hace cargo de los gastos de la reparación de una avería o qué tipo de seguro de Coche se necesita. En Rastreator resolvemos todas esas cuestiones.

Cuál es la diferencia entre renting y leasing

El renting y el leasing son dos formas de alquilar un vehículo a largo plazo cuya principal diferencia reside en la posterior intención de compra. El contrato de renting está destinado a empresarios, autónomos y particulares y suele tener una duración entre uno y cinco años. El usuario abona una mensualidad durante el periodo que tendrá el vehículo, que no se considera de su propiedad sino de la empresa que se lo renta, en la que se incluyen los gastos de matriculación, impuesto de circulación, taller, seguro, etc. Esta forma de tener un automóvil en un tiempo determinado no está pensada, en principio, para que el usuario adquiera el coche, aunque es posible.

El leasing es más bien una financiación para comprar el vehículo después, aunque no es obligatorio. Se trata de un método utilizado por empresarios y autónomos, más que por particulares, y su cuota, que se debe abonar durante un mínimo de dos años, no incluye ningún gasto derivado del uso del coche, por lo que el usuario deberá hacerse cargo de ello. Al finalizar, puede decidir si comprar o no el vehículo y en caso afirmativo deberá abonar su valor residual.

Seguros para coches de renting

Para los coches de renting el seguro viene incluido en la mensualidad que el cliente abona y supone entre el 20% y el 22% de esta cuota. Es necesario fijarse bien en las coberturas porque no son iguales en todas las compañías. Normalmente, las pólizas ofrecen la misma protección que las destinadas a los coches en propiedad, pero suelen variar. Por esto, hay que asegurarse de que éstas incluyen ciertos supuestos básicos para evitar sorpresas.

Coberturas a tener en cuenta

  • Todo Riesgo sin Franquicia: cubre la totalidad de los daños ocasionados en el vehículo del asegurado. Es importante saber si la póliza es o no de este tipo, pues en caso de accidente, si no tiene franquicia la compañía se encarga de los gastos y si tiene franquicia el asegurado deberá abonar parte de éstos.
  • Asistencia en carretera: es un servicio de auxilio para personas y vehículos por accidente o avería durante un desplazamiento. A veces las empresas de renting restringen el alcance de la asistencia o la niegan si es el conductor el que ha causado el accidente.
  • Limitación de conductores: en algunos casos existen acotaciones con respecto a los conductores que van a utilizar el vehículo.
  • Defensa jurídica y reclamación de daños: la compañía puede contemplar o no la posibilidad de hacerse cargo del respaldo penal que se pudiera necesitar tras un accidente para la reclamación de los desperfectos y la defensa del conductor.
  • Seguro para los ocupantes: en caso de accidente, no todos los seguros protegen de la misma forma a las personas que fueran en el interior del vehículo.
  • Gastos médicos: hay que identificar si el seguro cubre el pago de las lesiones que sufra el conductor que causa el siniestro. Algunos no incluyen las lesiones por accidente, pero otros sí.

Seguros para coches de leasing

En el caso de los coches adquiridos a través del leasing, el cliente es quien tiene que hacerse cargo de contratar un seguro que cubra al conductor y los posibles desperfectos del vehículo. Es habitual que la empresa que lleva a cabo el leasing obligue al usuario a contratar un seguro específico, que suele ser a Todo Riesgo, es decir, que cubra los daños que el vehículo pudiera sufrir.

Existen varios tipos de pólizas diferentes entre las que se puede elegir si la empresa no exige la contratación de una determinada:

  • Seguro a Terceros: contempla los perjuicios ocasionados a otras personas o vehículos cuando el tomador es el causante del accidente. Se trata del seguro mínimo obligatorio, es llamado seguro de Responsabilidad Civil Obligatorio. Los menoscabos sufridos por el conductor o el coche del asegurado no están cubiertos.
  • Seguro a Terceros Ampliado o Combinado: completa el seguro a terceros con garantías adicionales como son el robo, desperfectos ocasionados por el incendio del vehículo o rotura de lunas.
  • Todo Riesgo: recoge todas las coberturas del seguro a Terceros y el Ampliado e incluye la de Daños Propios, que integra los perjuicios materiales y personales producidos en el propio vehículo. Es el que suelen imponer las marcas de leasing pues es el más amplio de todos.
  • Todo Riesgo con Franquicia: es como Todo Riesgo pero fija una cantidad base, llamada franquicia, aplicada a los Daños Propios que debe pagar el asegurado. La aseguradora pagará la diferencia hasta cubrir los gastos requeridos.

Compara seguros de Coche

Si un conductor está pensando en que un alquiler de larga duración es lo que mejor se ajusta a sus necesidades, tendrá que contratar un seguro que cubra lo que la empresa especifique. Existen muchas empresas que ofrecen diferentes servicios y precios para los usuarios. El comparador de seguros de Coche de Rastreator.com busca entre un gran número de aseguradoras y ayuda a encontrar la que mejor se ajusta a cada conductor.

Junio 2018


COMPARAR SEGUROS DE COCHE

Angela SanzRastreator.com