Cómo aumentar la seguridad en tu casa estas vacaciones

3 minutos
  • Las puertas y ventanas son la vía de entrada de los ladrones a tu casa. Si mejoras su seguridad, tendrás menos posibilidades de sufrir un robo
  • La cobertura de robo de los seguros de hogar te garantiza una indemnización si asaltan tu casa

seguridad casaLlegan las vacaciones y vuelven la piscina, la playa, los helados, los viajes y, también, los robos. El verano es, junto con la Navidad y la Semana Santa, una de las épocas preferidas de los ladrones para entrar en las casas que se quedan vacías. Si quieres evitar que tu casa sea un objetivo para los cacos, tienes dos opciones: hacer que la vivienda parezca habitada o aumentar la seguridad de tu hogar.

La primera opción puede ser eficaz, pero es arriesgada, ya que tendrás que dejar las persianas subidas para que parezca que no te has ido de vacaciones y conectar una lámpara con temporizador para que se vea algo de luz por las ventanas. También necesitas la ayuda de un familiar o amigo que recoja las cartas del buzón por ti.

Sin embargo, si hay algo que espanta a los ladrones son las casas seguras. Cuanto más difícil parezca entrar, menos posibilidades tendrás de sufrir un robo. Algunos de los elementos en los que tienes que mejorar la seguridad son las puertas, cerraduras, ventanas y persianas. Además, contar con una alarma y un seguro de hogar con cobertura de robo te puede evitar un disgusto al volver de tus vacaciones.

Puertas y cerraduras blindadas

Invertir en una puerta blindada para tu hogar es un gasto importante que debes plantearte. Al final es una de las barreras de entrada para los ladrones y, por lo general, una de las principales vulnerabilidades de las viviendas. Da igual que eches la llave cuando salgas de casa, los ladrones tardarán menos de cinco minutos en abrir tu puerta.

Si quieres mejorar la seguridad de tu casa, lo ideal sería instalar una puerta acorazada, pero su precio es bastante elevado. Las más baratas del mercado rondan los 800 o 900 euros, aunque la mayoría sobrepasan fácilmente los 1.200 euros. Aún así, contar con una puerta de seguridad no te garantiza que los amigos de lo ajeno no vayan a entrar, pero sí se lo pondrá mucho más difícil.

El tipo de cerradura también influye en la seguridad de tu casa. Si crees que el punto débil de tu puerta es la cerradura, debes buscar una que cuente con los máximos puntos de anclaje y que sea anti bumping.

Ventanas antirrobo

Si los ladrones no pueden entrar por la puerta, lo harán por la ventana. De poco sirve una puerta acorazada si no protegemos otros accesos. Los ladrones pueden entrar por la ventana de dos formas, forzándola o rompiendo el cristal. Generalmente utilizan la primera vía para no llamar la atención, pero no hay que descartar que elijan la fuerza bruta para entrar a robar en tu casa.

En función de como sea tu vivienda, necesitarás una ventana más o menos segura. Por ejemplo, si vives en un piso con altura sin balcón, no hará falta una ventana antirrobo. En cambio, en los pisos bajos, viviendas unifamiliares y ventanas que den a un balcón sí conviene que no escatimes en gastos si quieres mejorar la seguridad de tu casa. Para que tu ventana sea segura tiene que tener un sistema de cierre reforzado, así como un cristal grueso que resista los impactos.

Persianas de seguridad

Otro elemento que actúa como barrera frente a los ladrones son las persianas. Algunas ventanas incorporan persianas de seguridad que se bloquean si se intentan abrir a la fuerza. Están fabricadas con materiales más resistentes que las convencionales, pero su instalación es bastante cara.

Una alternativa económica son las pinzas antirrobo para persianas, que se colocan en el interior e impiden que se pueda subir con facilidad. Su precio ronda los 15 euros por cada persiana que quieras bloquear frente a los más de 100 euros que te puede costar una persiana de seguridad.

Mejora la seguridad con una alarma

La mayor tranquilidad te la puede dar una alarma de seguridad. Aunque cambies la puerta y las ventanas de tu casa por unas antirrobo, nunca puedes descartar que los ladrones consigan entrar a la vivienda. Por ello, las alarmas son la medida de seguridad más efectiva. Por un lado, colocar una placa que indique la instalación de una alarma ahuyenta a los ladrones y hace que se lo piensen dos veces antes de entrar en tu casa. Por otra parte, la mayoría de alarmas avisan a la policía si detectan algún movimiento extraño dentro de casa mientras están activadas. Además, cuentan con sensores en puertas y ventanas para detectar cuándo se abren.

Protege tu casa con un seguro de hogar

El seguro de hogar quizá no evite que los ladrones entren a una vivienda, pero contar con una póliza completa te da la tranquilidad que necesitas en un momento difícil como cuando descubres que te han robado en casa. Para ello es importante que tu póliza de hogar incluya una cobertura de robo y hurto que proteja los objetos de tu casa.

Para saber hasta qué punto tu seguro de hogar te indemniza si sufres este tipo de percances, debes fijarte en las condiciones de tu póliza. Debes saber que la cobertura de robo de algunos seguros de hogar no incluye los daños que puedan ocasionar los ladrones en la estructura de tu casa (continente), el cambio de cerradura o los objetos de valor. Además, en función de tu póliza tendrás una indemnización máxima.

En el comparador de seguros de hogar de Rastreator puedes analizar todas las coberturas de las diferentes aseguradoras y elegir la póliza de hogar que mejor te proteja frente a un robo. Ten en cuenta, además, que si mejoras la protección de tu casa con una alarma o cualquier otro sistema de seguridad, el seguro te puede salir más barato.