7 consejos para contratar un seguro de Hogar

3 minutos
  • Un seguro de hogar puede evitar algunos gastos elevados en caso de que ocurra un contratiempo, desde una gotera hasta el robo de tus pertenencias
  • La valoración correcta del contenido es muy importante a la hora de contratar un seguro de hogar

consejos seguro hogar

Una de las primeras cosas que debes tener en cuenta en el momento en que te mudas a una vivienda es la contratación de un seguro de hogar. En la actualidad, en España los seguros de hogar no son obligatorios, a no ser que la casa esté hipotecada.  Aún así, el 70,7% de los españoles tiene asegurada su vivienda principal, según el estudio Hábitos de consumo de los españoles realizado por Rastreator.

Si eres de los que aun no tienen seguro de hogar, seas o no propietario de la vivienda, debes saber que este puede evitarte gastos elevados en caso de que ocurra algún contratiempo, desde una gotera hasta el robo de tus pertenencias. Cada póliza de hogar tiene unas coberturas diferentes, algunas incluyen los daños por inundación o por incendio. Además, dependiendo del uso se le de a la vivienda hay diferentes tipos de seguros de Hogar (seguros para inquilinos, para segundas residencias, etc.).

Por esto, antes de contratar una póliza para proteger tu vivienda, tienes que tener en cuenta diferentes aspectos que pueden hacer que el precio de tu seguro se incremente o que estés menos cubierto en supuestos que necesarios para tu hogar. Desde Rastreator te damos siete consejos para que aciertes a la hora de encontrar tu seguro.

  1. Valoración correcta de contenido y continente

    Uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta a la hora de contratar un seguro de hogar es el concepto de infraseguro, que se produce cuando el valor del capital asegurado es inferior al valor de reposición a nuevo del objeto asegurado. Por ello, es muy importantw la valoración que hagas tanto del contenido (mobiliario normal, joyas y dinero, y objetos de valor especial) como del continente (valor de la edificación), ya que en caso de producirse un siniestro, el asegurado será indemnizado con una cantidad proporcional a la suma asegurada.

  2. Coberturas básicas y complementarias

    Los riesgos cubiertos por cada seguro pueden variar de una compañía a otra. Principalmente los daños que suelen cubrir casi la totalidad de las compañías son los ocasionados por: incendio, humo o explosión, filtraciones por agua, fenómenos meteorológicos como la nieve o el granizo, impacto de un rayo, cambio de cerraduras, daños eléctricos, rotura de espejos, cristales y aparatos sanitarios, entre otros.

    Además de las coberturas señaladas, hay muchas otras que se pueden añadir de forma complementaria, como podrían ser: asistencia en el hogar, que puede llegar a ser durante las 24 horas; atraco en la vía pública; atención médica de urgencia; seguro para mascotas; asistencia en viaje, etc.

  3. Responsabilidad civil en el seguro de hogar

    La responsabilidad civil suele ser una de las coberturas básicas y una de las más importantes en los seguros de hogar, ya que es la encargada de cubrir los daños que el asegurado y la vivienda puedan ocasionar de forma accidental a terceros. Este tipo de daños pueden ser debidos a filtraciones por agua o a objetos que se precipitan desde una ventana, el tejado o la fachada, entre otros. Asumir los costes e indemnizaciones por dichos daños, puede causar graves trastornos en la economía familiar. Es importante conocer el límite marcado para esta cobertura, que será más alto en función de la prima a pagar.

  4. Cuándo comunicar el siniestro

    Los siniestros deben comunicarse en el plazo de 7 días desde su conocimiento, salvo que se haya fijado en la póliza un plazo más amplio. En caso de incumplimiento, el asegurador podrá reclamar los daños y perjuicios causados por la falta de declaración, reflejado en la Ley del Contrato del Seguro, en su artículo 16.

  5. Qué tiene en cuenta la aseguradora para calcular la prima

    La prima es el coste del seguro establecido por la compañía aseguradora. Hay varios factores que determinan dicho coste. Entre ellos, además de los capitales asegurados, las compañías tendrán en cuenta la identidad del asegurado y el año de construcción de la vivienda, el código postal, el uso que se haga de la misma y si está habitada o no. En el caso de que la actividad sea profesional, la compañía puede negarse a asegurar.

    Por otro lado, la compañía también tendrá en cuenta si se han realizado reformas recientes en tuberías y sistema eléctrico, cuanto más reciente menor será la prima a pagar, ya que se trata de unos de los problemas más comunes.

  6. Carencia y exclusiones

    La aseguradora puede imponer un periodo de carencia, es decir, un plazo hasta el cual la póliza no será efectiva, y durante el que no cubrirán los daños que se puedan producir. Además de los periodos de carencia puedes encontrar riesgos excluidos del seguro de hogar, tales como daños que tengan su origen en las canalizaciones públicas, si la vivienda se encuentra alquilada a un tercero y no lo has comunicado a la compañía o congelación del agua si la vivienda ha estado deshabitada más de 72 horas consecutivas, entre otras.

  7. Compara seguros de Hogar

    Elegir un seguro de hogar se puede volver muy complicado debido a la gran oferta que presenta el mercado. Por este motivo, lo mejor es que contrastes los precios y las coberturas de las diferentes compañías antes de decidirte por una. Para ayudarte, puedes utilizar el comparador de seguros de hogar de Rastreator, donde encontrarás la opción que mejor se adapte a tus necesidades y con las coberturas más apropiadas para ti.

¡Compártelo en redes!