Las alergias en el seguro de Salud

  • En España se calcula que hay 14 millones de personas que padecen algún tipo de alergia
  • La mayoría de las aseguradoras las consideran enfermedades preexistentes

Solo en España se calcula que hay 14 millones de personas que padecen algún tipo de alergia, es decir, un 30% de la población. De hecho, hay quien se atreve a vaticinar que en el año 2020 uno de cada dos europeos habrá desarrollado alguna, tal y como afirma Joaquim Mullol, miembro del Centro Europeo de la Fundación para la Investigación de las Alergias (ECARF).

Y es que en ocasiones, el cuerpo reacciona de forma física a un factor externo. Picores, falta de aire, moqueo o, incluso, urticaria pueden llegar a ser algunos de los síntomas que se manifiestan con una alergia. Hay personas que nacen con ella, mientras que otras la desarrollan a lo largo de su vida, de hecho hay casos de gente que nacen con una y con el paso de los años, ésta termina desapareciendo. En cualquier caso para tenerla controlada, lo mejor es acudir con regularidad al especialista y que éste se encargue de pedir las pruebas necesarias, así como de poner el tratamiento que requiera el problema. Incluso hay quién necesita ponerse la vacuna, y aquí suele surgir la duda de si lo cubre el seguro de Salud o no.

Tipos de alergias

Una alergia es una reacción del cuerpo frente a un organismo, que se manifiesta a través de signos y síntomas característicos, cuando la persona se expone al factor que la desencadena. Aquellas manifestaciones con las que más se encuentran los doctores en las consultas son:

  • Asma: consiste en una molestia respiratoria al espirar el aire causada por la inflamación de los bronquios.
  • Rinitis: se caracteriza por estornudos repetitivos, moqueo, obstrucción nasal, irritación en los ojos con lagrimeo y respiración silbante.
  • Conjuntivitis: inflamación de la conjuntiva provocada por la reacción a algún alérgeno, que suele presentar picor, escozor, inflamación, ojos llorosos y enrojecimiento ocular.
  • Dermatitis: inflamación, prurito y calor en una zona de la piel causada por el contacto directo con la sustancia irritante.
  • Urticaria: ronchas rojizas, elevadas con picor que aparecen en la superficie de la piel.
  • Alergias a alimentos, medicamentos y picaduras de insectos.
  • Anafilaxia: reacción grave en todo el cuerpo en la que el sistema inmunitario se vuelve sensible al alérgeno que produce una liberación de varias sustancias, entre ellas la histamina, y que provoca la constricción de las vías respiratorias pudiendo causar la muerte.

Estas respuestas físicas suelen ser fácilmente reconocibles, pero para obtener un diagnóstico exacto lo mejor es acudir a un especialista para que pueda realizar todas las pruebas necesarias para detectar cuál es el origen de la alergia.

Diagnóstico médico

Una alergia siempre es provocada por un factor externo y lo mejor es averiguar cuál es con la mayor brevedad posible. Para esto, el proceso pasa por ir al alergólogo y que éste se encargue de hacer las pruebas pertinentes y que considere necesarias. Además, también realizará preguntas para saber qué nota el paciente al tener una reacción alérgica, con qué frecuencia se da o si algún miembro de su familia padece algún tipo de alergia o intolerancia.

Una vez elaborado el historial clínico, el siguiente paso es realizar las pruebas específicas, que básicamente consisten en una combinación de análisis de sangre y unos test cutáneos. Estos últimas se realizan con unas pequeñas punciones en el antebrazo del paciente en las que se ponen unas pocas gotas del alérgeno que se quiere analizar. Después hay que esperar 20 minutos para poder ver el resultado, que en caso de ser positivo se manifestará en la propia piel del paciente con picores y enrojecimiento de la zona.

¿Está incluida la vacuna de la alergia en el seguro médico?

No. Ninguna vacuna está cubierta por el seguro de Salud. Por tanto, el asegurado deberá abonar el importe correspondiente en caso de querer ponérsela. Y es que sea cual sea, el coste de la misma corre a cuenta del usuario. Aunque en España ninguna vacuna es obligatoria, no hay que olvidar que en algunos casos concretos supone un riesgo para la Salud pública y por lo tanto, el usuario sí se la tendría que poner.

Las alergias como enfermedad preexistente en el seguro médico

Tal es la importancia de las alergias que la mayoría de las aseguradoras las consideran enfermedades preexistentes. Por ello, en caso de padecer alguna, el paciente está obligado a indicarlo en el formulario que se tiene que presentar a la compañía antes de hacerse el seguro. Esto es obligatorio para poder firmar la póliza ya que si la aseguradora detecta en un futuro que el usuario ya padecía una patología y lo ocultó, podrían encarecer la prima de forma unilateral o incluso cancelar la póliza.

Encontrar el seguro adecuado

Antes de elegir un seguro o un servicio de Salud lo mejor es tener claro qué da forma a cada uno, qué coberturas ofrecen y qué exclusiones tienen. Tal y como hemos visto, no todos los productos son iguales y lo que en uno puede ser excluyente, en otro puede no resultar atractivo para el usuario. Por ello, el comparador de Seguros de Salud de Rastreator.com es una herramienta muy útil para encontrar la póliza más económica que mejor se adapta a las necesidades de cada usuario.

Junio de 2018


COMPARAR SEGUROS DE SALUD

¿Te ha resultado interesante?

¡Gracias por darnos tu opinión!