¡Humano! En Rastreator.com utilizamos cookies propias y de terceros para personalizar tu experiencia ofreciéndote contenidos de tu interés. Puedes tener más detalles aquí. Entendemos que si sigues navegando, estás de acuerdo ;)

¿Qué hay que valorar en un seguro de salud?

8 minutos
  • Existen otros conceptos más allá del periodo de carencia o los copagos
  • Para hacer un estudio de situación lo más completo posible, conviene analizar qué ofrece cada aseguradora en profundidad
  • Conviene conocer términos como la clausula de indisputabilidad, el carácter vitalicio o saber si existe la movilidad geográfica
¿Por qué contratar un seguro de Vida?A la hora de contratar un seguro de salud hay muchos términos que comprender y multitud de factores que estudiar con detenimiento. El usuario debe informarse sobre conceptos como el periodo de carencia, el copago o el reembolso, además de tener presentes los tipos de póliza o la influencia de la edad o el lugar de residencia en el precio final. Sí, es un proceso difícil que se puede complicar aún más cuando se empiezan a valorar otros factores como la condición vitalicia del contrato. Por ello, esta guía busca evitar al usuario más problemas además de los de salud. ¿Cómo? Aclarando aquellos aspectos y respondiendo aquellas preguntas que van más allá de la información general.

¿Qué médicos hay en el cuadro?

Son muchos los usuarios que consideran este como uno de los puntos más importantes en un seguro de salud. A la hora de estudiar las diferentes ofertas conviene conocer el cuadro médico para saber si los mejores profesionales o si los de referencia del asegurado forman parte de él. En este sentido, conviene prestar atención a la presencia de aquellos que se han formado en las especialidades más escasas. Además, el nivel de los médicos es un claro indicador de la calidad de un seguro.

¿Incluye el seguro dental?

Hay algunos seguros que tienen un gran punto a favor: la inclusión del servicio odontológico básico. En función del seguro, los servicios serán más o menos completos, pero, normalmente, se hacen cargo de las limpiezas de boca o de las extracciones, entre otros servicios.

¿La compañía puede cancelar la póliza?

Conviene tener presente que las compañías tienen una serie de derechos que les otorga la ley. Uno de ellos es el de oposición a prorrogar el contrato de un asegurado, algo a lo que se pueden acoger si alguno de sus usuarios les está resultado más caro de lo que preveían. Por ello, lo más recomendable es que el seguro de salud incluya una cláusula en la que la aseguradora renuncie a ese derecho o una en la que se especifique que el contrato es vitalicio, siempre que el usuario cumpla las condiciones del contrato.

Las pruebas y especialidades

Otro de los puntos clave pasa por disponer de toda la información posible acerca de las diferentes especialidades, médicas y quirúrgicas, que cubre el seguro de salud. A esto hay que añadir las pruebas diagnósticas a las que da acceso la póliza.

¿Presta servicio en el extranjero?

La mayor parte de los seguros de salud cuentan con una cobertura que protege al usuario cuando está fuera de su país, pero hay que cerciorarse de que así sea. Además, hay personas que, por diferentes motivos, viajan mucho al extranjero y tienen unas necesidades diferentes. En este caso, contar con una póliza que se pueda utilizar sin copagos en cualquier país es un punto a favor.

¿Permite la movilidad geográfica?

Uno de los puntos que también hay que tener en cuenta es la movilidad geográfica. Es decir, la posibilidad de acudir a cualquier especialista independientemente del lugar en el que se encuentre dentro de la geografía española sin limitar la asistencia o sin que suponga un aumento de precio.

La cláusula de indisputabilidad

Hay algunos seguros de salud que cuentan con una cláusula conocida como indisputabilidad y a la que se puede acceder de dos maneras diferentes: un año después de firmar el contrato o cuando se incluyen asegurados nuevos. A través de ella, la compañía se haría cargo de cubrir una enfermedad preexistente siempre que el asegurado no tuviera conocimiento sobre ella o no la omitiera intencionadamente.

¿Tiene sus propios centros?

Hay algunas aseguradoras que tienen sus propios centros, algo que se convierte en una ventaja ya que pueden ofrecer un servicio exclusivo a sus clientes. Además, si cuentan con varias especialidades podrán atender al asegurado sin que éste tenga que moverse de un sitio a otro. En otros casos, cuentan con establecimientos concertados en los que sus usuarios reciben un trato preferente.

¿Y servicios complementarios?

Es importante saber si los servicios médicos y el seguro dental están acompañados de otros complementarios. Hay seguros cuya oferta es más amplia que la de otros y son muchos usuarios los que valoran positivamente la presencia de productos ligados al bienestar personal o que están relacionados con la reproducción asistida, la cirugía estética o la ocular. La razón es simple: no suelen ser frecuentes.

Otros servicios extra

A todo esto hay que añadir una serie de detalles que no son esenciales, pero hacen que una seguradora gane puntos frente a otra. Cuando cuentan con centros propios o concertados, más allá del cuadro médico, tecnologías o avances, no está de más comprobar aspectos como las condiciones en las que se encuentran las instalaciones, su accesibilidad, si cuenta con parking o si existe la posibilidad de disponer de una cama para un acompañante en caso de hospitalización.

Los accidentes laborales o de tráfico

En determinadas casuísticas, los seguros de salud presentan algunas exclusiones. Los accidentes laborales y los de tráfico son un buen ejemplo de ello. Por lo tanto, hay que tener en cuenta si la póliza incluiría las necesidades del asegurado en alguno de esos casos, sobre todo de cara a la rehabilitación y al seguimiento.

¿Cuántos asegurados?

Obviamente, el número de personas que se van a incluir en el seguro de salud influye en éste directamente. Si existen planes de ampliar la cobertura a más de una persona, lo más recomendable pasa por comprobar que la póliza pueda cubrir al mayor número de personas y la forma en la que las protegerá, sobre todo si son niños ya que tienen unas necesidades mayores y más específicas. Además, hay que tener en cuenta que pagar el seguro de salud conjuntamente puede llegar a ser un 20% más barato que si se hace por separado.

¿Te pueden penalizar por ir demasiado al médico?

Puede parecer una pregunta con cierto aire surrealista, pero lo cierto es que algunas aseguradoras pueden llegar a incrementar la prima entre un 10 y un 15% por esta razón. Por ello, el usuario debe informarse sobre las consecuencias que podría tener usar los servicios con demasiada frecuencia.

¿Ofrece facilidades de pago?

A la hora de abonar el seguro de salud, algunas compañías permiten elegir cómo pagar: mensual o anualmente. Si se elige la segunda opción, lo más usual es que el asegurado pueda ahorrar más dinero.

¿Cómo es la comunicación con la aseguradora?

Con el paso del tiempo, la comunicación con la aseguradora ha evolucionado bastante y, hoy en día, prima la inmediatez. Tener un contacto eficaz, rápido y claro se ha convertido en algo primordial, pero no sólo con la compañía como tal sino en otros aspectos como, por ejemplo, la citación online, la existencia de una app, la posibilidad de consultar las pruebas desde cualquier dispositivo, los servicios de consulta a través de Internet o el asesoramiento online.

El acceso a las autorizaciones

En muchas ocasiones, el servicio médico del seguro de salud necesita que la compañía autorice determinadas asistencias o pruebas; conocer este proceso y los medios empleados es fundamental. Los canales de comunicación de este procedimiento son un factor a tener en cuenta: contar con una atención personal (online y telefónica) puede ayudar a aligerar los plazos.

La experiencia de la aseguradora

Se suele decir que la experiencia es un grado y, en este caso, un factor a valorar por parte del asegurado. Junto a ella, hay algunos usuarios que valoran positivamente el proceso de implantación de la compañía, su trayectoria, su prestigio o su presencia en países extranjeros. Por otro lado, no estaría de más sumar a estos datos información sobre la solvencia de la compañía, comprobar que está adscrita a la guía de buenas prácticas en la contratación de los seguros de salud o repasar las opiniones y comentarios de otros asegurados para conocer el trato humano que dan y la calidad de sus servicios.

Comparar seguros de salud

Finalmente, el usuario debe tener presente que la investigación no acaba cuando recopila información sobre todo lo anterior. El último paso es comprar para encontrar cuál es la compañía que le ofrece el mejor seguro de salud en función de todas sus necesidades. Por ello, contar una herramienta que agilice el proceso es muy útil. El comparador de seguros de salud de Rastreator no sólo convierte la búsqueda en algo sencillo y rápido, también ayuda a cada usuario a encontrar la póliza ideal. Septiembre 2018
COMPARAR SEGUROS DE SALUD

¡Compártelo en redes!