Para evitar accidentes, adapta el hogar a las necesidades de los mayores

5 de diciembre de 2013

Las viviendas de las personas mayores de 65 años cuentan con instalaciones básicas pero que no están adaptadas a las necesidades que conllevan su evolución física y cognitiva a medida que envejecen. Por eso en casi 6 de cada 10 hogares se han producido accidentes como caídas, heridas o quemaduras en el último año.

Estos son algunos de los datos más destacados del último informe que ha realizado la Fundación Mapfre, La vivienda del mayor: condiciones y riesgos, que analiza las características del mobiliario, instalaciones físicas y elementos auxiliares en las viviendas de la población mayor. Asimismo, el informe, realizado en colaboración con la Asociación Profesional Española de Terapeutas Profesionales (APETO), pretende identificar los factores de riesgo que influyen en los accidentes de este sector de ciudadanos compuesto por más de 8 millones de personas, para poder determinar medidas de prevención.

Hogares con buenas condiciones para los mayores

Según los datos del informe, 9 de cada 10 hogares dispone de cuadro eléctrico, elemento que supone una garantía de protección. Asimismo, 3 de cada 10 utilizan una calefacción eléctrica, que es catalogada como el método más seguro frente a braseros y estufas. En cuanto al modo de cocinar, 6 de cada 10 utilizan vitrocerámica, un sistema que según los bomberos es el más recomendado para evitar incendios y explosiones. Y en cuanto a la planificación de la medicación, el 60% utiliza un pastillero para controlar la toma, algo que según el estudio es “muy efectivo”.

Instalaciones inadecuadas

Con la edad aumenta la propensión a sufrir accidentes, indica el documento, y además éstos son más frecuentes entre las mujeres. En la actualidad, el 20% de los domicilios españoles donde residen mayores de 65 años no tienen teléfono, ni fijo ni móvil. Asimismo, la mitad de los suelos de esas viviendas son irregulares, algo que influye directamente en la probabilidad de que sufran caídas. En cuanto a los baños, el 50% no cuenta con sujeción en la bañera y en estas viviendas es frecuente encontrar regletas múltiples para enchufar varios aparatos eléctricos.

Un 33% de los encuestados viven solos, por lo que el informe recuerda que distintos organismos públicos han identificado “la soledad como sinónimo de vulnerabilidad, dependencia y aislamiento de los mayores”, y la OMS lo considera como una de las principales causas de deterioro de la salud de este colectivo.

Consejos de prevención de accidentes en el hogar

En la presentación del estudio, enmarcada en la campaña Con mayor cuidado, han dado a conocer consejos de prevención específicos, entre los que se encuentra que la distribución de los muebles debe permitir moverse con facilidad, sobre todo si necesitan andador, bastón o muleta. Además, indican que es útil instalar luces piloto durante la noche en estancias y pasillos para que el desplazamiento sea más sencillo.

También recomiendan prescindir de felpudos y alfombras porque pueden provocar tropezones o resbalones y sustituir la bañera por una ducha con barras de apoyo.


COMPARAR SEGUROS DE SALUD

¿Te ha resultado interesante?

¡Gracias por darnos tu opinión!

Rastreator Rastreator.com