Sólo 4 de cada 10 españoles cuentan con un seguro de vida

2 minutos

Sólo 4 de cada 10 hogares españoles cuentan con un seguro de vida. Además, el volumen de primas per cápita de este tipo de póliza ronda los 890 euros (1.200 dólares), frente a países como Francia, Alemania y los Países Bajos que alcanzan los 1.300, 1.900 y 3.000 euros respectivamente.

Así se desprende del Libro Blanco sobre La protección familiar en España y el seguro de vida realizado por el Instituto de Estudios Sociológicos Análisis e Investigación de la Universidad Rey Juan Carlos y la colaboración del Banco Santander. Dicho informe, además de indicar que el país se encuentra a la cola en la contratación de seguros de vida como medida de protección familiar, señala que de los españoles mayores de 18 años que afirman tener algún tipo de seguro de vida (el 42%), el 16,7% de ellos lo tienen vinculado a una hipoteca y el 25,3% “open market’, sin vincular a ningún producto financiero.

Sin embargo, un 60% de ellos no sabe el importe que paga por esa póliza, 1 de cada 5 no sabe precisar el nombre de la compañía con la que lo tiene contratado, y el mismo número no puede detallar la cuantía del capital que llegaría a obtener su familia en el caso de hacer uso del seguro.

Cuestión de “protección familiar’

El Libro Blanco desvela que, pese a que el bienestar de la familia ocupa el primer puesto en las preocupaciones de los españoles, sólo el 11,2% considera el seguro de vida-riesgo como una medida de protección familiar. Por ello, la primera opción para protegerse de imprevistos es la contratación de un plan de pensiones (27,4%), le siguen encontrar trabajo (8,9%) y ahorrar (8,9%).

A la hora de contratar

Entre los principales motivos que influyen en la contratación de los seguros de vida, según los datos del informe, destacan la mala imagen del sector asegurador y la falta de especialización de los distintos canales de venta. Otro de los factores determinantes es la cobertura de la seguridad social y las prestaciones públicas, ya que el estudio apunta que debido a la cobertura del Estado los ciudadanos con bajo nivel salarial no consideran imprescindibles este tipo de productos.

El nivel de renta per cápita también influye, según añade el informe, 1 de cada 3 de los encuestados dice que “no puede permitírselo”, aunque la mayoría de ellos desconoce el precio real de este tipo de póliza. Por otro lado, otra tercera parte afirma no verle utilidad, por lo que no se ha planteado adquirir ninguno, ya que un 54,1% de ellos dice que “tiene la familia cubierta”.

¡Compártelo en redes!