Aumentan los intentos de fraude al seguro en 2013

14 de febrero de 2014

El número de casos de fraude al seguro que evitó AXA en el año 2013 aumentó un 11,3%. La categoría que más creció fue la de los fraudes ocasionales por importes de menos de 600 euros, que se incrementó en los últimos 12 meses en un 21% y que acumula en 4 años un crecimiento de más del 40%. Sin embargo, también lo hicieron los intentos por cuantías superiores a los 600 euros, exactamente un 6,5%.

Así lo indica el I Mapa AXA de fraude al seguro, hecho público por la aseguradora en el día de ayer, que revela que desde que comenzó la crisis económica se han doblado los intentos de defraudar a las compañías aseguradoras.

Más fraude al seguro

Según el estudio, en los últimos 2 años se ha observado “un repunte muy significativo del número de casos identificados”. En concreto, en el año 2012 el crecimiento fue del 7%, mientras que en el 2013 el incremento se situó en el 11%.

Este progresivo aumento de los casos detectados se debe principalmente, según Arturo López Linares, responsable de Gestión del Fraude y Recobros de AXA, a la confluencia de 2 hechos:

  • Cada vez hay mayores esfuerzos por parte de las aseguradoras para detectar los fraudes al seguro.
  • La crisis actual, ya que las dificultades económicas hacen que algunos ciudadanos se planteen esta vía por importes relativamente pequeños.

6 de cada 10 fraudes son al seguro de Coche

El mayor número de casos de intentos de fraude se producen en el ramo del seguro de Coche, y es que 6 de cada 10 casos tienen detrás un vehículo. Le sigue con el 28% el ramo de Diversos, es decir, Responsabilidad Civil, Industrias, Accidentes, Transportes, Vida y Salud. Y por último Multirriesgo, con el 11% restante, dentro del cual los intentos de fraude al seguro de Hogar representan el 64%.

Los fraudes al seguro

La práctica más habitual es la de reclamar una indemnización por daños que ya existieran antes de que ocurriera el siniestro, y que se produce en 4 de cada 10 casos detectados por AXA. Por otro lado, un 35% presenta una reclamación desproporcionada a lo que realmente cubría su póliza y el 25% restante simula un siniestro para poder cobrar la indemnización. Además, en el 66% de los casos se trata de fraudes relacionados con un daño corporal y el 34% materiales.

Las consecuencias de las estafas al seguro

El fraude a las aseguradoras supone un importante perjuicio no sólo para el sector, sino también para los asegurados, ya que “las pérdidas en que incurren se transforman en mayor siniestralidad y afectan al precio“. Por ejemplo, en el caso del seguro de Coche, cada conductor paga unos 38 euros de más en su póliza debido a esta causa. Además, estos casos también pueden ser un delito recogido en el Código Penal, en concreto el delito de estafa, que puede conllevar penas de cárcel para sus autores.

El informe de AXA concluye que, en general, en España se hace un uso correcto de las coberturas del seguro, ya que la tasa nacional de fraude es menor del 1,5%. En cuanto a la disposición geográfica: Ceuta (1,94%), Andalucía (1,7%), Melilla (1,55%), Asturias (1,37%) y Murcia (1,34%) son las comunidades con mayores tasas de fraude al seguro de España. Por el contrario, País Vasco (0,76%), Aragón (0,81%) y La Rioja (0,85%) son las que menos casos de fraude a las compañías aseguradoras concentran.


COMPARAR SEGUROS DE COCHE

¿Te ha resultado interesante?

¡Gracias por darnos tu opinión!

Rastreator Rastreator.com