Guía para comparar tarifas eléctricas

  • Elegir la tarifa adecuada es primordial a la hora de ahorrar en la factura de la luz
  • Lo más recomendable es comparar entre las diferentes tarifas que ofrecen las eléctricas

Desde la liberalización del mercado mayorista en 2009 irrumpieron en el escenario energético nuevas eléctricas que hoy suponen una competencia real para las grandes veteranas (Endesa, Iberdrola, Naturgy, EDP y Viesgo). Antes de esto, comparar tarifas energéticas era más sencillo porque solo estaban estas cinco compañías entre las que buscar. Sin embargo, actualmente la oferta es bastante más amplia y las empresas no solo compiten en precios sino también en condiciones y prestaciones. Por ello, tanto elegir la comercializadora como la tarifa adecuada es primordial a la hora de ahorrar en la factura de la luz.

Ante este panorama repleto de posibilidades, lo más recomendable es comparar entre las diferentes tarifas que ofrecen las eléctricas. Pero para ello, debes tener en cuenta ciertos factores que serán determinantes a la hora de calcular lo que pagarás a fin de mes. Te contamos todo lo que necesitas saber para comparar tarifas de energía.

 

Especifica el consumo de la vivienda

Para comparar tarifas de luz ajustadas a tus necesidades tendrás que aportar datos de la potencia que necesitarás y el consumo anual que harás de la electricidad, real o estimado dependiendo de si acabas de llegar a tu vivienda o si ya tienes facturas anteriores. Ambos factores, unidos al número de personas que viven en la casa, son todo lo que necesitas para calcular tu tarifa.

Potencia contratada

Lo primero que debes tener en cuenta es la potencia que vas a contratar, que determinará la electricidad que puedes usar en un momento concreto. Si contratas una potencia por debajo de lo que necesitas, lo más probable es que salten los plomos más de una vez. Por el contrario, si tienes una superior a la necesaria, pagarás más. Esto se debe a que cada tramo de acceso a la electricidad tiene asignado un precio fijo, que tendrás que abonar independientemente de que consumas o no energía.

Por esto, es muy importante que estimes qué potencia necesitarás, porque no tenerla ajustada correctamente supone un gasto mayor. La potencia contratada es la potencia que necesitas para que todos los aparatos eléctricos de una vivienda funcionen al mismo tiempo. En general,depende de factores como el número de personas que la habitan, su tamaño, los dispositivos electrónicos que tengas y su frecuencia de uso.

Los rangos de potencia que existen actualmente en el mercado energético son:

  • 2,3 kW, adecuado para una vivienda de tamaño pequeño y pocos electrodomésticos.
  • 3,45 kW, pensado para una casa mediana y un uso moderado de iluminación y pequeños electrodomésticos.
  • 4,6 kW, para una vivienda mediana con calefacción o aire acondicionado.
  • 5,75 kW, adecuado para una casa de tamaño grande en la que se haga un uso extenso de electrodomésticos.
  • 6,9 kW, para una vivienda grande y con climatización y un uso elevado de los electrodomésticos.

Límites para contratar potencia

Es importante destacar que no se puede contratar más potencia de la autorizada en el Boletín Eléctrico de la Instalación. El instalador electricista que ha realizado la acometida o, en su defecto, el promotor o vendedor de la vivienda, debe entregarnos un documento firmado y validado por la Comunidad Autónoma correspondiente en el que indique el límite técnico y legal de potencia eléctrica que podemos contratar. Si necesitas una potencia mayor a la que figura en el Boletín, tendrás que solicitar uno nuevo que certifique que es seguro.

Consumo anual

Para poder comparar entre las tarifas de energía que ofrecen las eléctricas tendrás que aportar también tu consumo anual. Determinarlo es muy sencillo, no tienes más que echarle un vistazo a tus facturas anteriores o proporcionar los datos de tu vivienda y la misma eléctrica te puede ayudar a calcularlo. Éste dependerá de los mismos factores que la potencia contratada.

Valora la discriminación horaria

Algunas compañías eléctricas ofrecen tarifas del mercado libre con ciertas horas del día en las que el precio de la luz es más barato o incluso gratis. Hay compañías que permiten al usuario determinar ese momento del día en que el uso de la electricidad no les costará nada.

Por otro lado, si prefieres sumarte al mercado regulado, tienes varias opciones:

  • Tarifa 2.0 A, en la que el precio del kilovatio es el mismo las 24 horas.
  • Tarifa 2.0 DHA, de discriminación horaria. Esto significa que dependiendo de la hora del día, el precio por kilovatio será más barato o más caro. Las horas Punta, que son las más caras, comprenden desde las 12 pm a las 22 pm en invierno y desde las 13 pm hasta las 23 pm en verano. Por su parte, las horas Valle, que son las más baratas, son las restantes, de 22 pm a 12 pm en invierno y de 23 pm a 13pm en verano.

Compara las mejores tarifas de luz

A la hora de contratar una tarifa de luz primero debes tener claro qué potencia vas a necesitar y qué tipo de consumo realizas, pero también debes comparar entre los productos que ofrecen las distintas compañías porque puede existir una gran diferencia de precio entre ellas. La manera más fácil y rápida de encontrar la tarifa que más se adapte a tu perfil y a tus hábitos de consumo de electricidad es utilizando el comparador de tarifas eléctricas de Rastreator.com. Así, no sólo conseguirás ahorrar tiempo en tu búsqueda sino que también conseguirás contratar la tarifa que te permita ahorrar en tus facturas.

Noviembre 2018


COMPARAR TARIFAS DE LUZ Y GAS

 

¿Te ha resultado interesante?

10/10

Votación media

¡Gracias por darnos tu opinión!

Angela SanzRastreator.com