Análisis: Así son los nuevos Pixel 4 de Google

3 minutos

Google ha puesto todas sus cartas sobre la mesa al presentar los nuevos Pixel 4 y Pixel 4 XL, la renovación de sus teléfonos móviles de más alta gama, que llegan para competir con los iPhone 11 y el Samsung Galaxy 9.

Con su lanzamiento, se cierra el ejercicio 2019 en cuanto a dispositivos top se refiere. De hecho, ya no se esperan nuevas presentaciones destacadas en lo que resta de año, y habrá que esperar a la celebración del CES de Las Vegas en enero de 2020 para contemplar nuevos dispositivos y tendencias, pero la irrupción en el mercado de los smartphones de categoría superior de los nuevos teléfonos creados por Google produce una vuelta de tuerca interesante sobre todo de cara a la campaña de Navidad.

El Pixel 4 y el Pixel 4 XL, que como viene siendo habitual se diferencia de su hermano menor únicamente en el tamaño y en algunas funcionalidades menores, llegarán a los lineales el próximo 21 de octubre con un precio a partir de 759 euros (coste del Pixel 4 con 64 GB de memoria), lo que significa un desembolso sensiblemente menor al que hay que realizar al adquirir los modelos básicos de sus competidores. Pero… ¿merece la pena el Pixel 4? En este artículo te contamos sus principales características y funcionalidades para que, conociendo todas las claves del nuevo gadget llegado desde Mountain View, te resulte más fácil tomar una decisión.

Diseño

Los nuevos Pixel 4 son más compactos que otros teléfonos anteriores de la misma gama, aunque el diseño es prácticamente idéntico al de los Pixel 3.

La parte trasera está compuesta de vidrio y en ella se integra el módulo para las cámaras. Desaparece de la misma el lector de huellas, ya que los nuevos dispositivos de la familia Pixel están pensados para ser utilizados con reconocimiento facial y este se integra en la pantalla delantera.

Los bordes del teléfono son de metal, terminados en color negro mate. Se presenta en color negro y blanco y, como curiosidad, en cada modelo el botón de encendido es de un color distinto. El teléfono no tiene entrada para auriculares y es resistente al agua.

Pantalla

La pantalla del Píxel 4 es de 5,7 pulgadas, OLED con resolución FHD+, mientras que la del Pixel 4 XL es de 6,3 pulgadas, con resolución QHD+. Su tasa de actualización es de 90 Qhz, aunque se puede forzar para que sea menos y así lograr un ahorro de batería.

En ambos modelos de teléfono en la pantalla se encuentra un bisel superior para integrar la cámara delantera, las dos cámaras infrarrojas para el reconocimiento facial y un sensor de puntos. Por todo esto quizá sea un poco grande. En la parte inferior de la pantalla también se incluye otro bisel, más pequeño, donde se incluyen elementos de audio.

Los nuevos Píxel 4 estrenan también la función Ambient EQ, que permite a la pantalla del teléfono adoptar un tono más adecuado al entorno en el que se encuentra, innovación que hasta ahora sólo estaba disponible en los altavoces inteligentes de Google con pantalla, los Nest Hub, y que ahora llega a los dispositivos móviles.

Cámara

Uno de los puntos fuertes del dispositivo es su cámara, la mejor que haya vestido hasta la fecha ningún teléfono Google. Hasta el momento, ningún móvil de la compañía contaba con dos cámaras traseras, pero el Píxel 4 hace realidad esta petición ‘histórica’ de muchos usuarios de la firma. La cámara principal tiene 12,2 megapíxeles y una apertura de f/1.7, mientras que la secundaria sube hasta los 16 megapíxeles con apertura de f/2.4, aunque se echa en falta un gran angular, como ocurre con los nuevos iPhone.

Sin embargo, la cámara si que tiene un telefoto para hacer zoom de forma híbrida con gran precisión, lo que mejora considerablemente las fotos de retrato. Además, la secundaria puede hacer zoom óptico 2X. La cámara frontal, por su parte, tiene 8 megapíxeles y un modo especial para la realización de selfies.

Otra de las ventajas del sistema de cámaras es la nueva función Live HDR+, que permite conocer en el visor del teléfono cómo quedará exactamente la fotografía cuando se ajuste el brillo y la cantidad de detalle manualmente en las imágenes más difíciles.

Como curiosidad, ambos dispositivos incluyen el “modo noche” del Pixel 3 pero lo llevan a un escalón superior y ahora pasa a llamarse “modo astronómico”. Principalmente, mejoran las imágenes considerablemente cuando se toman fotografía de las estrellas.

Sistema Operativo

Los nuevos móviles de Google están optimizados para el funcionamiento con Android 10, la última versión del sistema operativo móvil de la compañía de Mountain View. El software optimiza el rendimiento de los dispositivos y, entre otras mejoras, incorpora la compatibilidad con el “modo noche” que están estrenando en las últimas semanas la mayor parte de apps y redes sociales. Con él, el fondo de las aplicaciones pasa a ser negro -en lugar del tradicional color blanco- lo que mejora la visión en condiciones de baja luminosidad pero también supone un considerable ahorro de batería.

Procesador, memoria y almacenamiento

Los nuevos Pixel 4 incorporan el procesador Snapdragon 855 desarrollado por Qualcomm, el mismo que sus principales competidores, lo que dota de robustez al teléfono y le permite gestionar múltiples tareas a la vez sin que se resienta el rendimiento.

Los equipos están equipados con 6 GB de memoria RAM, y su capacidad de almacenamiento puede ser de 64 GB o de 128 GB, dependiendo del modelo que elija el usuario.

Batería

La batería del Pixel 4 es de 2.800 mAh, que puede quedarse algo corta en comparación con sus competidores, al proporcionar una autonomía de unas 15 horas en funcionamiento. Por su parte, el Pixel 4 XL posee una batería de 3.800 mAh, que le acerca a las 20 horas de duración continuada.

En ambos casos los teléfonos disponen de carga rápida de 18 W en tan sólo media hora y también son compatibles con dispositivos de carga inalámbrica.

Otras funcionalidades

Los nuevos Píxel 4 están preparados para soportar la próxima renovación del Asistente de Google, que la compañía tiene previsto lanzar el próximo año. Entre sus funcionalidades específicas se encuentra una gestión más veloz de la multitarea, avances en procesamiento de voz y, en las búsquedas, tendrá en cuenta el contexto para ofrecer resultados más adecuados.

Otras de las principales novedades de los Píxel 4 es el “Motion Sense”, un sensor de movimiento que es capaz de detectar lo que ocurre alrededor. Por ejemplo, si el usuario está cerca y se aproxima a coger el móvil, se activa automáticamente el reconocimiento facial. De la misma manera, se pueden configurar gestos para controlar la música o poner una alarma con tan sólo realizar un movimiento junto al dispositivo.

Junto a estas novedades, el nuevo Pixel 4 también incorpora un modo de emergencia que es capaz de detectar situaciones como un accidente de tráfico. El usuario puede configurar su dispositivo para que en estos casos llame automáticamente a un contacto señalado o a los servicios de emergencia.

Por último, cabe destacar la inclusión de una app de grabación de audio que transcribe al mismo tiempo la conversación, algo que resultará muy útil para estudiantes o cualquier profesional que quiera tomar notas en una reunión.

Precio y disponibilidad

Los nuevos Pixel 4 estarán disponibles en España a partir del 21 de octubre, con un precio de 759 euros para el modelo de 64 GB y de 859 euros para el modelo de 128 GB del Pixel 4. En cuanto al Pixel 4 XL, los precios serán de 899 euros y 999 euros para cada uno de los modelos, según sea su capacidad de almacenamiento de 64 o de 128 GB. Ambos dispositivos se comercializarán en blanco y negro, aunque existirá una edición limitada en color naranja.

¡Compártelo en redes!