¡Humano! En Rastreator.com utilizamos cookies propias y de terceros para personalizar tu experiencia ofreciéndote contenidos de tu interés. Puedes tener más detalles aquí. Entendemos que si sigues navegando, estás de acuerdo ;)

Cómo estar siempre conectado cuando viajas al extranjero

9 minutos

Tener datos en el móvil fuera de EspañaEncontrar el restaurante más cercano, conocer el camino más corto para llegar a la playa, subir las fotos del viaje a Instagram, estar en contacto con familiares y amigos a través de WhatsApp… Tenemos mil y un motivos para estar conectados a Internet desde el teléfono móvil durante las vacaciones, a pesar de que los psicólogos recomiendan una cierta “desintoxicación” digital si se quiere desconectar del todo.

Gracias a la popularización de las tarifas planas, estar permanentemente conectado cuando se sale de viaje en España no supone mayor problema que contar con la cantidad de datos móviles suficiente en nuestra tarifa o adquirir un bono con datos adicionales si el uso ha sido tan intensivo que hemos agotado los incluidos en el plan.

Sin embargo, si el destino vacacional elegido se encuentra fuera de nuestras fronteras, contar con conexión a Internet móvil de forma permanente puede no ser tan sencillo y, sobre todo, puede provocar algún susto en el recibo de telefonía a final de mes si no hemos optado por la opción más económica. A menudo el viajero se encuentra perdido y no sabe qué le ofrece en cuanto a conectividad en el extranjero la tarifa de datos que tiene contratada con su operadora habitual y, ante la necesidad de conectarse a Internet, acaba pagando de más y engrosando el importe de su factura.

Tener claro qué nos incluye nuestra tarifa de Internet móvil es fundamental, como también lo es saber que, dependiendo de a dónde viajemos, podemos encontrar otras opciones para estar permanentemente conectados que no implican un gran desembolso: en algunos destinos existe la posibilidad de emplear el roaming de forma gratuita, en otros tendrás que recurrir a utilizar una tarjeta SIM local si no quieres que tu factura se dispare. También existen las tarjetas SIM para turistas, como la de Holafly, que son una opción muy económica que te permite estar conectado en el extranjero en todo momento sin cambiar de número de teléfono y sin que tu bolsillo sufra demasiado.

Si tienes previsto realizar un viaje al extranjero o este verano vas a pasar tus vacaciones fuera de España, atento porque vamos a desglosar todas las opciones posibles para que tu móvil no deje de estar conectado a Internet en ningún momento.

WiFi

Es sin duda la manera más económica de conectarse a Internet desde el teléfono móvil, ya que empleando WiFi no se consumen datos de la tarifa telefónica ni se incrementa el precio de la factura. Cada vez es más frecuente encontrar conexiones WiFi gratuitas en aeropuertos, restaurantes, establecimientos hoteleros… a las que el usuario se puede conectar para consultar Internet, aunque para ello generalmente tendrá que proporcionar sus datos personales, una dirección de correo electrónico o sus credenciales de acceso a una red social como Facebook, por ejemplo.

El problema es que las redes WiFi no tienen un largo alcance, por lo que fuera de esos establecimientos será imposible conectarse a Internet. Esto es, no proporcionan una conexión ilimitada. En algunas ciudades europeas como Viena, Roma o Londres, existen redes WiFi gratuitas disponibles para todos los visitantes, pero el problema es que se suelen colapsar y a menudo es imposible realizar la conexión y navegar apropiadamente. En otras ciudades se ofrecen hubspots de pago, lugares en los que sí hay accesible una red WiFi para los usuarios que se abonen al servicio, pagando una cierta cantidad de uso por día, semana, etc. El inconveniente aquí es que fuera de esos spots, no es posible conectarse y que, además, en algunos casos resulta caro o se obliga a contratar bonos semanales cuando solo se va a pasar un par de días en el destino.

Roaming “gratuito”

Es posible que hayas oído hablar del “fin del Roaming”, algo que se anunció a bombo y platillo hace ahora dos años. El roaming no es más que la sobretasa que cobraban las compañías de telefonía a sus usuarios por emplear el teléfono móvil fuera de sus fronteras. Es cierto que éste ha sido eliminado pero sólo dentro de la Unión Europea.

Es decir, si vas a viajar a uno de los 27 países miembros de la Unión Europea, además de a Suiza o Islandia, podrás conectarte a Internet desde tu teléfono móvil de la misma manera que lo haces en tu país de origen, sin que te cobren más por ello. Eso sí, debes tener en cuenta que si se te agotan los datos incluidos en tu tarifa, se aplicarán los mismos costes que se sumarían en la factura si se te agotasen los datos en tu país.

Por lo tanto, si estás de viaje es recomendable consultar con tu operadora antes de viajar los costes de estar permanentemente conectado para luego no llevarse sustos, sobre todo teniendo en cuenta que es posible que tus datos vuelen si subes muchas fotos a redes sociales, compartes vídeos con tus amigos o ves vídeos de YouTube mientras estás descansando en el hotel.

También deberías consultar con tu operadora en qué otros territorios, más allá de los países miembros de la Unión Europea, conectarte a Internet te saldrá “gratis”. Los ejemplos son muy escasos, pero por ejemplo, Vodafone dispone de “roaming gratuito” en Estados Unidos, por lo que si vas a viajar a este país podrás consumir los datos de tu tarifa como si estuvieras en España sin tener que pagar más o adquirir una tarjeta de teléfono para Estados Unidos.

Tarjeta SIM de datos para turistas

Es posiblemente la mejor opción si quieres estar conectado permanentemente a Internet desde tu teléfono móvil cuando te encuentras en otro país, ya que podrás conectarte donde quieras sin tener que pagar roaming. Las tarjetas SIM de datos para viajeros, como las que comercializa Holafly, se pueden adquirir por Internet antes de viajar. Lo único que has de hacer es comprarla a través de su página web eligiendo el destino al que viajarás.

En unos días recibirás la tarjeta SIM en tu domicilio de forma gratuita (o pagando un pequeño coste si el envío es urgente) y, al llegar a tu destino, tan sólo tendrás que cambiar la tarjeta SIM de tu operadora por la de Holafly. A partir de ese momento comenzarás a navegar sin problemas y lo que es mejor, conservando tu número para WhatsApp.

La tarjeta SIM de Holafly emplea la red móvil de los mejores operadores de telefonía móvil de cada país para que el usuario disponga de conexión en todo momento y navegue sin problemas. Además, como el único coste que tiene este servicio es el de la compra de la tarjeta SIM, el usuario sabe en todo momento lo que pagó por estar conectado y no recibe ni facturas posteriores al viaje ni experimenta ningún tipo de sobrecostes.

Además, si hubiese cualquier problema a la hora de conectarse, cuenta con un servicio de atención al cliente 24 horas que le resolverá sus dudas en todo momento y, además, en su idioma.

Roaming internacional

Si viajas a un país que no es miembro de la Unión Europea -o en el que tu operadora ofrezca roaming gratuito- debes saber que tu operadora de telefonía te cargará un sobrecoste adicional por utilizar Internet desde el móvil. Debes consultar con ella la tarifa que se aplica en cada país, para por lo menos saber cuánto te cobrarán si decides emplear el móvil.

Es una opción cómoda, puesto que usarás el teléfono móvil como si estuvieras en España a la hora de conectarte a Internet y no necesitarás emplear una tarjeta prepago adicional o una SIM para turistas, pero la realidad es que es un servicio bastante más caro que el resto de opciones. Cada operadora aplica unos costes distintos dependiendo de la zona en la que se encuentre el país, pero aún en las mejores condiciones, suele ser la opción de coste más elevado.

Eso sí, antes de salir de España asegúrate de que tengas la opción activada, puesto que si no, llegarás al país de destino y te encontrarás con la desagradable sorpresa de estar incomunicado y sin posibilidad práctica de ponerte en contacto con el teléfono de atención al cliente de tu operadora para que te lo activen.

Tarjeta prepago en país de origen

Otra opción que tienes si quieres estar conectado a Internet allá donde vayas de vacaciones es esperar a llegar a destino y adquirir allí una tarjeta prepago para conectarte a Internet. No existen tarjetas prepago para todos los países, sino que tendrás que consultar la información específica para una tarjeta prepago en México, para una tarjeta prepago en Japón… dependiendo de donde viajes.

Lo más recomendable es echar un vistazo a la página web de las distintas operadoras locales antes de viajar para saber cuál es la que te resulta más rentable, pero ten en cuenta que esta opción sólo resultará interesante en aquellos países donde conectase a Internet con una tarjeta prepago de datos sea barato.

Pero, además, presentan otros dos pequeños inconvenientes: por un lado, tras el viaje, debes buscar dónde conseguir la tarjeta SIM en el destino, algo que no siempre es sencillo ni fácil de localizar. Pero, además, si tienes cualquier problema, tendrás que ponerte en contacto con el servicio de atención al cliente, posiblemente en un idioma que no es el tuyo, con los consiguientes problemas para comunicarse. Otro problema añadido en este caso es que no podrás emplear tu número de teléfono al conectarte a Internet.

¡Compártelo en redes!