Prevenir la adicción de los jóvenes a internet y las nuevas tecnologías

5 de marzo de 2014

Fundación Mapfre ha puesto en marcha el programa educativo Controla TIC, en colaboración con el Centro de Seguridad Protégeles y el Grupo Siena, para enseñar a los jóvenes a utilizar las nuevas tecnologías de forma responsable, algo “clave para prevenir su adicción”, indican.

¿Eres capaz de salir de casa sin el móvil? ¿Lo desconectas para estudiar? ¿Cuántas aplicaciones usas a diario? ¿Crees que deberías utilizar menos la mensajería instantánea, las redes sociales e internet? Estas son algunas de las cuestiones sobre las que reflexionarán en los 200 talleres prácticos cerca de 7.000 jóvenes de entre 11 y 16 años. Todo ello con el fin de que conozcan cómo utilizar las nuevas tecnologías de manera responsable para que no interfieran en su vida familiar, escolar y social, o detectar si padecen alguna adicción de este tipo.

Tecnoadicciones, nomofobia, phubbing…

La franja de edad elegida para la realización de estas jornadas ha sido determinada por considerarse la de mayor riesgo para desarrollar “tecnoadicciones”, que pueden derivar en falta de comunicación, ansiedad, agresividad y falta de atención. Todo ello se desarrollará junto con la acción de psicólogos del Centro de Seguridad en Internet Protégeles, que ayudarán a evaluar su situación, identificar las señales de alarma, así como saber qué hacer ante un conflicto en la red y ayudar a un amigo que padece esta adicción.

Y es que Fundación Mapfre es “consciente de que España se encuentra entre los países con mayor desarrollo de conductas adictivas a internet entre los adolescentes. Según estudios recientes, un 77% de los españoles de entre 18 y 24 años y un 68% de entre 24 y 35 sufren nomofobia, mientras que 7 de cada 10 han hecho en alguna ocasión phubbing por su teléfono móvil y 9 de cada 10 dicen no salir de casa sin su smartphone.

Adictos a internet y las tecnologías

Dentro de los distintos talleres les enseñarán a detectar las señales de alarma, y les explicarán que cuando la utilización de internet les genera complicaciones en los estudios o en sus relaciones sociales es probable que se produzca “una situación de abuso”. Además, tener la necesidad de estar conectados durante más tiempo para estar satisfecho, olvidar las obligaciones para conectarse, preferir las ciber relaciones y mentir en relación al tiempo de conexión y la frecuenta puede indicar que son “personas adictas que necesitan ayuda”.

Prevenir adicciones desde el colegio y la familia

Paralelamente, Fundación Mapfre ha elaborado guías didácticas para profesores y familias con pautas para tratar los síntomas, evitar riesgos futuros y reducir la dependencia de los jóvenes tanto a los teléfonos móviles, como a otras tecnologías.

En concreto, a los profesores les recomiendan estar atentos a si disminuyen el rendimiento escolar, muestran cansancio por falta de sueño y si sus relaciones personales y comportamiento cambian. Ante ello es necesario hablar con ellos para ayudarles. Por su parte, la familia debe conocer el problema para poder ayudar al menor y aconsejarle sobre cómo organizar su tiempo libre o incluso ponerle en manos de un especialista. También recomiendan fijar normas de uso que limiten el tiempo de uso, “especialmente hasta que tengan 12 años”, además de explicarles el riesgo de ponerse en contacto con desconocidos a través de la Red y cómo navegar seguros.


COMPARAR TARIFAS DE TELEFONÍA FIJA Y MÓVIL

¿Te ha resultado interesante?

¡Gracias por darnos tu opinión!

Rastreator Rastreator.com