Cómo planificar un viaje largo

7 minutos
  • Cada vez son más los que se atreven a dar el paso: compran un vuelo, cargan la mochila y se lanzan a la aventura
  • Son muchos los detalles a los que hay que prestar atención pero, una vez en el destino, lo único que importante es dejarte llevar

viaje-largo-rastreator

Los viajes de larga duración han sido, desde hace muchos años, la mejor forma que tienen los jóvenes, y los no tan jóvenes, de centrarse, por un tiempo, en conocer otras culturas y paisajes. Antes no eran tantos los que se atrevían a comprar un billete de ida y no saber ni cómo, ni desde dónde, ni, por supuesto, cuándo volverían a sus casas, si es que lo hacían. Sin embargo, ahora que el viajar se ha democratizado, nadie tiene excusa para quedarse en el sofá viendo en la televisión programas protagonizados por viajeros incansables. De hecho, cada vez son más los que se atreven a dar el paso, compran un vuelo, cargan la mochila de cosas estrictamente necesarias y se lanzan a la aventura de recorrer el mundo sin prisa, disfrutando cada momento, y sin pausa, porque una vez que se bajan del avión no paran de moverse.

¿Te han entrado ganas de dejarlo todo para dedicarte a viajar? Si la respuesta es sí, o si ya lo tenías claro antes de comenzar a leer este artículo, es posible que te hayas encontrado con la duda de cómo hacerlo. Porque planear un viaje largo no es como irse un fin de semana a una capital europea, es una tarea algo más complicada pero que, sin duda, disfrutarás haciendo. Y es que hay muchos detalles a los que tienes que prestar atención pero, una vez en tu destino, lo único que debes hacer es dejarte llevar. Por eso, en Rastreator.com queremos ayudarte a planificar ese viaje paso a paso.

Lo más importante: ¿a dónde quieres ir?

Lo primero que hay que decidir antes de realizar el viaje es el destino. Muchos tienen uno soñado al que siempre han querido ir y la razón de su viaje es, precisamente, conocerlo a fondo. Sin embargo, otros emprenden el viaje por otras razones y el lugar de llegada no es lo más importante. En cualquier caso, necesitarás saber en qué lugar querrás bajarte del avión porque tendrás que comprar el vuelo. Por ello, lo mejor es que hagas una lista de todos los sitios a los que te gustaría ir, pero teniendo en cuenta que el viaje durará más que unas vacaciones comunes. Aterrizar en una ciudad que sea la capital del país que quieres visitar o, al menos, una de grandes proporciones es lo más recomendable porque el precio del vuelo será inferior que si lo haces en una ciudad recóndita y pequeña. Ya tendrás tiempo de visitarla durante tu estancia allí.

Elige el mejor momento del año para ir

Una vez decidido el destino tienes que tener en cuenta que en otros países el tiempo no es como en España y, por supuesto, las estaciones tampoco. Hay lugares en los que es verano mientras aquí es invierno y otros en los que caen lluvias torrenciales cuando aquí estamos en pleno verano. Por lo tanto, no dudes en investigar el lugar a fondo. Cualquier información es poca cuando se trata de decidir la época del año en la que iniciarás el viaje.

¿Con quién quieres ir?

A muchas personas les apasiona la idea de viajar solos. Si lo haces, tendrás tiempo para estar contigo mismo, conocerás a mucha gente nueva y vivirás experiencias inigualables. Pero eso no significa que acompañado no puedas vivir las mismas experiencias. Viajar con alguien que tenga los mismos gustos que tú y con quien te entiendas bien puede ser una muy buena oportunidad para conocerse mejor y pasar unos meses magníficos junto a la otra persona. En cualquier caso, no te dejes llevar por lo que hacen los demás. No todo el mundo está hecho para viajar sin acompañante y aguantar la soledad tantos días, al igual que hay personas que no han nacido para hacerlo en compañía porque son más solitarias.

¿Cuánto tiempo pasarás en cada lugar?

Lo mejor de hacer viaje sin fecha de vuelta es que puedes detenerte el tiempo que quieras en cada lugar que visites. A veces, llegarás a sitios en los que estés cómodo y quieras quedarte semanas. Otras tendrás planeado quedarte en una ciudad algunos días y decidas marcharte en el momento en que llegues porque no te guste nada. Todo puede pasar en un viaje en el que se deja todo a la improvisación. Además, a lo largo de la aventura conocerás a mucha gente que te recomendará sitios y querrás cambiar la ruta. Por ello, lo mejor es que vayas planificando sobre la marcha pero lleves algunos alojamientos reservados antes de llegar a una ciudad o pueblo, ya que si no, puedes verte en la situación de que no haya camas disponibles y no tengas donde dormir.

Por otro lado, también es importante que hagas una lista de lugares que no te quieres perder, así tendrás clara la ruta que quieres hacer inicialmente, aunque luego puedas hacer cambios. Así podrás estimar, más o menos, el tiempo que querrás estar en cada lugar. A no ser que tengas algún compromiso en algún momento cuando planees terminar el viaje, compra solo el vuelo de ida y deja el de vuelta para más adelante. Quién sabe si decidirás quedarte más tiempo o si, por el contrario, tendrás que volver a casa antes por algún motivo.

¿Qué hay que meter en la maleta?

Preparar el equipaje de cara a un viaje de larga duración no es tarea sencilla si no estás acostumbrado. Lo más importante es que no sobrecargues la maleta, o en tu caso probablemente la mochila, de cosas innecesarias. Busca recomendaciones de otros viajeros sobre qué es necesario y qué no. Si vas a un país en el que los mosquitos son un problema lleva antimosquitos, pero en el caso contrario no te lo lleves simplemente porque creas que podría hacerte falta un día. También debes evitar meter ropa como si fueras a la semana de la moda de París. Lo más probable es que no necesites la mayoría de las prendas pues andarás mucho e irás a sitios en los que lo mejor es llevar ropa cómoda. Además, encontrarás que entre la gente que viaja mucho es muy normal lavar la ropa durante el viaje en alguna lavandería cercana a donde te alojes. En el mismo día puedes tener todo limpio de vuelta en tu maleta y ahorrarás el espacio que ocupan las prendas de más.

¿Debes contratar un seguro de viaje?

Un detalle esencial que no puedes pasar por alto es contratar un seguro de viaje siempre antes del día que salga tu vuelo. Es importante que lo tengas en cuenta pues, si te olvidas de contratarlo, cuando el viaje haya comenzado ya no podrás hacerlo y si te pones enfermo o tienes un accidente tendrás que abonar tú mismo los costes que estos ocasionen. Por eso, es mejor prevenir y contratarlo con tiempo. Además, en el caso de que quieras incluir la anulación del viaje dentro de la póliza, lo ideal es que lo adquieras en el momento de la compra del billete.

Compara vuelos, hoteles, apartamentos turísticos, seguros de viaje…

Cuando ya tengas planificado todo lo necesario para tu viaje tienes que pensar en el vuelo y el alojamiento para algunos días. Para esto, el comparador de viajes de Rastreator.com es una herramienta muy útil y sencilla que te ayudará a encontrar billetes de avión, hoteles, apartamentos turísticos, seguros de viaje y muchos más productos. Tan solo tendrás que introducir la fecha en la que comenzará tu gran viaje y podrás contrastar entre una amplia oferta de alojamientos y medios de transporte.

Mayo 2019

¡Compártelo en redes!