SINCO y la cláusula de “Bonus-Malus”

  • El sistema de tarificación de Bonus-Malus premia a los buenos conductores pero castiga a los malos.
  • Las aseguradoras aplican reducciones o aumentos en las primas de sus asegurados en función de los siniestros declarados en el último año.

El precio del seguro de Auto es una mezcla de muchos factores. La edad de los asegurados, sus años de experiencia al volante, la antigüedad del vehículo, el tipo de combustible o el uso que se va a hacer de él son sólo algunos de los que influyen en la cuantía de la prima.

Pero si hay algo que también tienen en cuenta muchas aseguradoras a la hora de fijar el precio que va a pagar un usuario concreto por el seguro de su vehículo es su expediente siniestral. Los partes que haya dado a lo largo de sus años de conductor pueden ser consultados por las compañías en el Fichero Histórico del Seguro del Automóvil, conocido también como SINCO. Así, en función del comportamiento siniestral de cada usuario la compañía podrá fijar un precio u otro y aplicar reducciones o aumentos de la prima en función de los partes que hayan dado en un año. Es el sistema conocido como Bonus-Malus.

¿Qué es el Bonus-Malus?

El Bonus-Malus es el sistema de bonificaciones y penalizaciones que la mayoría de las aseguradoras europeas aplica a las pólizas de Coche para calcular la prima. Este sistema de tarificación, que se utiliza desde la década de los 60, se basa en el expediente siniestral de cada usuario, y consiste en el incremento o la reducción de la prima de un asegurado teniendo en cuenta es el número de partes que se han dado al seguro en el periodo en cuestión.

Ser buen conductor tiene premio

Las aseguradoras suelen ofrecer descuentos en la renovación de la prima del seguro de Auto a aquellos clientes que han tenido un buen comportamiento al volante. Eso sí, es posible que las compañías exijan al cliente permanecer varios años con ellos y sin cometer infracciones o sufrir accidentes para rebajar la prima del seguro. La bonificación que puede llegar a obtener un conductor que no ha necesitado echar mano de su seguro durante todo el año oscila entre el 5 y el 10% sobre el precio de la póliza por cada año que no se han dado partes y el máximo total no suele superar el 60%. Aunque el porcentaje dependerá de cada aseguradora.

El mal conductor es castigado

Pero quien realmente se ve perjudicado de la aplicación de la cláusula del Bonus-Malus es el conductor que ha declarado a su aseguradora algún siniestro. En este caso el asegurado no sólo no recibe ninguna bonificación sino que puede ser penalizado. Tal y como se informa en un artículo publicado en los Anales del Instituto de Actuarios Españoles, en todos los sistemas de tarificación de Bonus-Malus la penalización no es equitativa ya que hay asegurados que pagan más de lo que deberían. Y es que, muchas veces el aumento de las primas de los asegurados que han dado partes al seguro “son excesivas” lo que “puede acarrear serios problemas de competitividad”.

Las compañías que aplican este tipo de penalizaciones en las bonificaciones de los asegurados que pertenecen al grupo “malus” suelen hacerlo cuando han sido éstos los que han provocado el siniestro y, como consecuencia, la compañía ha tenido que indemnizar al resto de implicados.

Falta de información

Las compañías deben informar a sus clientes de las tarificaciones tanto en caso que sea buen conductor como si es de los denominados malos. De hecho, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) advierte que “la falta de información es abusiva según el Tribunal Supremo” y que “no comunicar la tabla de Bonus-Malus” a los clientes les posibilita para exigir, al menos, que se mantenga la prima al año siguiente.

Cambiar de seguro, ¿y las bonificaciones?

Con el paso de los años los conductores que permanecen en una misma compañía y no tienen siniestros a sus espaldas van acumulando bonificaciones. Mientras que el seguro de Auto siga estando contratado con la misma aseguradora éstas no corren peligro pero ¿qué ocurre con las bonificaciones cuando el cliente decide cambiar su seguro de compañía?, ¿y si cambia de vehículo?

Pues bien, hay algunas aseguradoras que respetan las bonificaciones que el asegurado ha ido obteniendo a lo largo de sus años de buen conductor pero hay otras que no las aplican en la nueva póliza o, de hacerlo, no aplican el máximo porcentaje que éste tenía.

Comparar antes de renovar el seguro

Que una compañía no te mantenga las bonificaciones o que la que tienes actualmente te aplique descuentos por ser buen conductor no tiene que ser motivo suficiente para no cambiar de seguro o para renovarlo. Antes de suscribir un nuevo contrato para todo un año debes examinar las diferentes opciones que te ofrece el mercado. Compara precios y coberturas antes de tomar una decisión. Para no equivocarte y lograr ahorrar tiempo y dinero lo mejor es usar buscadores como Rastreator.com. ¡Seguro que encuentras el producto que mejor se adapta a ti!


COMPARAR SEGUROS DE COCHE

María TorralboRastreator.com


Seguro que te interesa...