Seguro a todo riesgo con franquicia: coberturas y precio

  • Un seguro de coche a todo riesgo cuenta con todas las coberturas de un todo riesgo, pero tiene una franquicia que el asegurado tendrá que pagar
  • Con un seguro a todo riesgo con franquicia no renuncias a ninguna cobertura y obtiene un precio más económico
todo riesgo con franquicia
Seguros de coche a todo riesgo con franquicia

Las compañías de seguros siempre buscan la forma de reducir el riesgo de que se produzca un siniestro. Les compensa cobrar menos por la prima del seguro si saben que el riesgo de que se produzca un siniestro se reduce de forma notable. Del mismo modo, los tomadores del seguro siempre intentan pagar una prima lo más baja posible, incluso a costa de reducir ligeramente la cobertura. Dadas estas premisas, las compañías han encontrado en la franquicia una fórmula que funciona para ambos: bajar el precio sin bajar las coberturas.

¿Qué es un seguro a todo riesgo con franquicia?

Un seguro de coche a todo riesgo cuenta con todas las coberturas de un todo riesgo, pero tiene una franquicia que el asegurado tendrá que pagar cada vez que tenga que hacer uso de su póliza. La franquicia es una cantidad fija, o un porcentaje, pactado entre el asegurado y la compañía en el contrato del seguro y que se puede asociar a algunos riesgos. Esta cantidad establece la cuantía que la aseguradora no pagará en caso de siniestro y que correrá a cargo del asegurado.

Es un método útil para poder ahorrar en el seguro de tu coche, ya que disminuye los riesgos que asume la aseguradora. Es decir, si un conductor tiene un seguro todo riesgo con franquicia de 150 euros y tiene un siniestro de 200 euros, la aseguradora sólo pagará 50 euros. Y es que los primeros euros del siniestro corren a cargo del asegurado. Esto sucede cada vez que se dé un parte, por lo que si se tienen 5 siniestros se pagará la franquicia 5 veces.

Sin duda, este tipo de seguro de coche es mucho más completo que los seguros a terceros, pero se encuentra un escalón por debajo de los seguros a todo riesgo sin franquicia.

¿Qué cubre el seguro todo riesgo con franquicia?

Lo habitual es que un seguro a todo riesgo con franquicia ofrezca las mismas coberturas que un seguro a terceros ampliado, pero con algunos servicios o coberturas adicionales que completan la protección y que dependen de cada aseguradora, así como la garantía de daños propios, que es la que realmente marca la diferencia con las modalidades anteriores. Es muy similar a la protección de un seguro a todo riesgo normal, solo que una parte de la reparación la debe cubrir el asegurado. En concreto, las coberturas del seguro a todo riesgo con franquicia son las siguientes:

  • Responsabilidad civil obligatoria y voluntaria.
  • Coberturas extra: fenómenos atmosféricos, vehículo de sustitución, etc.
  • Daños propios.

Responsabilidad Civil Obligatoria

En cuanto a los mínimos, que también son establecidos por cada aseguradora y que, por tanto, pueden variar de una compañía a otra, es habitual encontrar las coberturas de Responsabilidad Civil Obligatoria, así como daños personales del conductor, defensa jurídica, asistencia en viaje, coberturas que se hacen cargo de los daños a terceros y propios.

Responsabilidad Civil Voluntaria

Habitualmente, también incluyen una cobertura de Responsabilidad Civil Voluntaria, que amplía la cobertura a terceros y ofrece mayores indemnizaciones, así como los daños corporales, asistencia en carretera, garantía mecánica, daños al vehículo por colisión con animales cinegéticos, robo, lunas, incendio y pérdida por total del vehículo (siniestro total) por diversas causas.

Coberturas extra

Por otra parte, algunas aseguradoras complementan sus pólizas con servicios extra. Estas coberturas adicionales suelen ser: segunda opinión médica, indemnización por hospitalización, fenómenos de la naturaleza, vehículo de sustitución, retirada del permiso, indemnización por paralización del vehículo o por pérdida del carnet de conducir.

Daños propios

Como decíamos, lo que diferencia realmente a un seguro a todo riesgo sin franquicia de otros seguros como los de terceros, es la cobertura para daños propios. Este seguro cubre los daños que haya sufrido el vehículo del tomador como consecuencia de un accidente, incluso cuando el accidente haya sido responsabilidad suya.

Con los seguros de coche a todo riesgo con franquicia, el tomador debe asumir una parte de los gastos derivados del siniestro o de la reparación. El importe se establecerá en la póliza del seguro, que será la determinada por la franquicia y puede variar de compañía en compañía. Algunas compañías ofrecen una sola opción de franquicia, mientras que otras ofrecer diferentes franquicias. La franquicia la tienes que pagar por cada parte que realizas. Por ejemplo, en el caso de pintar el coche a través del seguro es habitual tener que dar tantos partes como zonas del vehículo quieras arreglar.

Además, si la reparación de los daños tiene un valor superior de mercado al del automóvil, la aseguradora puede declarar un siniestro total, determinando así la pérdida del vehículo. En este caso, la indemnización se determinará por la antigüedad del coche siniestrado, a partir de la fecha de primera matriculación, aunque este cálculo no es igual en todas las aseguradoras, por lo que habrá que revisar este punto en cada póliza para conocer el importe.

Habitualmente, si el siniestro total se produce en el primer o segundo año de matriculación del vehículo, se compensará con el 100% del valor del coche. En coches más antiguos, se suele tomar como referencia el valor venal, es decir, el valor de mercado. Para calcular este valor se aplican porcentajes en función de los años que tenga el vehículo.

¿Cuánto cuesta un seguro a todo riesgo con franquicia?

Como con todos los tipos de seguros de coche, cada seguro a todo riesgo con franquicia tiene un precio diferente según la aseguradora, pero también dependerá del perfil del asegurado.

Todo riesgo con franquicia

7/10

Precio

262€ Anual

Coberturas

  • Asistencia en carretera
  • Daños físicos conductor
  • Daños propios

Todo riesgo con franquicia

8.5/10

Precio

238€ Anual

Coberturas

  • Asistencia en carretera
  • Daños físicos conductor
  • Daños propios

Todo riesgo con franquicia

6.6/10

Precio

245€ Anual

Coberturas

  • Asistencia en carretera
  • Daños físicos conductor
  • Daños propios

Estos precios se han obtenido en Rastreator con el perfil un hombre de 35 años, que tiene carné desde los 18. Está casado pero no tiene hijos y vive en Barcelona. El coche es un Audi A1 1.0 TFSI Attraction S Tronic con 95 Cv y tres puertas, que compró en el año 2016, aparca en la calle y con el que su dueño recorre aproximadamente 15.000 kilómetros al año.

¿Es posible ahorrar con un seguro con franquicia?

A mayor franquicia, mayor será el descuento sobre la prima inicial que te aplicará tu aseguradora. Las compañías aseguradoras ofrecen a sus clientes varias opciones de franquicias para que puedan elegir entre ellas la que más les conviene en función del ahorro en la prima que se desee conseguir, y suelen oscilar entre los 150 y los 1.200 euros, aunque siempre dependerá de la empresa y de la aversión al riesgo del usuario.

Objetivamente, es interesante contratar un seguro con franquicia en el caso de ser un conductor responsable que no suele tener accidentes, ya que de este modo ahorrarás parte de la prima. Por el contrario, aquellos que sufren frecuentes percances, aunque sean leves, no son los más indicados para hacerlo, pues aunque paguen menos por el seguro terminan pagando más en gastos de reparaciones.

¿Cómo funciona un seguro todo riesgo con franquicia?

Tener un seguro todo riesgo con franquicia puede ayudar a hacer la prima de la póliza del vehículo más económica, sin embargo, con esta modalidad hay gastos añadidos. Cuando necesitas disfrutar de una cobertura de tu seguro en tu vehículo es el momento en el que se aplican las franquicias. Un seguro con franquicia cubre completamente los daños que pueda sufrir un tercero, es decir, tu responsabilidad civil, pero a la hora de aplicar la cobertura de daños propios es cuando se aplica la franquicia.

Si tienes un siniestro de 500 euros y tu franquicia es de 100, el primer centenar de euros correrá de tu parte, y la compañía aseguradora se responsabilizará de los 400 euros restantes. En los casos de siniestro total la solución es distinta, aunque depende de la aseguradora, y es que en estos supuestos no se descuenta la franquicia del importe de la indemnización.

¿Qué pasa si tengo un accidente y tengo un seguro con franquicia?

En el caso de que optes por un seguro con franquicia y sufras un siniestro, ésta se aplicará sólo cuando el accidente haya sido responsabilidad tuya. Sin embargo, en muchos casos, si no eres el culpable deberás abonar el importe de la franquicia hasta que tu aseguradora acepte la responsabilidad de un tercero, momento en el que te lo reintegrará.

¿Cuándo conviene un seguro con franquicia?

Contratar un seguro con franquicia no significa renunciar a coberturas. Aquellos que tienen un seguro a todo riesgo y quien tiene una póliza a todo riesgo con franquicia están cubiertos igualmente. Como hemos visto, la diferencia radica en el precio que pagarás por él y en los gastos añadidos que pueden surgir tras un siniestro. Por eso es recomendable para todos aquellos que no quieren renunciar a ninguna prestación pero buscan un precio más reducido.

Ventajas de un todo riesgo con franquicia

Precio más bajo

La principal ventaja de un seguro de coche a todo riesgo con franquicia es que ofrece todas las coberturas de un seguro a todo riesgo, pero con un precio menor, ya que el cliente asume una parte de la reparación (la franquicia). Es por esto que la aseguradora ve reducida la siniestralidad, pues el cliente no da partes por daños propios siempre que el importe sea inferior al de la franquicia acordada.  ¿Qué significa un seguro a todo riesgo con franquicia por 300 euros al año en comparación con uno de 200 euros o menos? La respuesta es sencilla: en general, los precios se suelen ajustar a la franquicia, por lo que cuanto mayor sea la franquicia, menor será el precio del seguro.

Esta es una excelente modalidad de seguro para cualquiera que no suela sufrir accidentes, conductores que no dan partes cada año y para aquellos usuarios que utilizan el vehículo de forma ocasional. También es una opción excelente para todos aquellos que tienen coches de alta gama, que no suelen utilizar demasiado y que, por tanto, no suelen estar expuesto a grandes riesgos.

Mayores coberturas

Otra ventaja de los seguros a todo riesgo con franquicia son sus coberturas, ya que ofrecen una mayor variedad a un precio similar al de un seguro a terceros ampliado. Estos seguros suelen incluir coberturas para el conductor con asistencia sanitaria. Además, ofrecen una indemnización a los familiares del conductor en casos de fallecimiento o invalidez permanente. Algunos de estos seguros incluyen hasta coberturas para adaptar el vehículo y la vivienda, así como asistencia psicológica para el conductor y sus familiares.

Servicios extra

Finalmente, estas modalidades de seguro suelen incluir algunos servicios extra. Una de las más interesantes es el vehículo de sustitución en caso de accidente, incendio o sustracción. Lo que garantiza que el asegurado nunca se queda sin vehículo. Además, las mejores pólizas también suelen incluir indemnizaciones por inmovilización del vehículo o por pérdida del carnet de conducir, así como ayudas para costear el curso de recuperación de puntos del carnet.

¿Cómo contratar un seguro a todo riesgo con franquicia?

Es muy importante que antes de contratar un seguro de coche a todo riesgo con franquicia consultes bien las condiciones asociadas a tu póliza. Las franquicias pueden bajar mucho el precio, pero hay que tener en cuenta el historial del conductor para saber si es conveniente o no. La franquicia en el seguro no es la opción más acertada para aquellos que sufren siniestros con frecuencia. Si no es tu caso y tienes claro que quieres contratar un seguro de este tipo averigua cuál va a ser el descuento en la prima, la cuantía de la franquicia y sobre qué coberturas se aplica. Es la mejor manera de disfrutar de una póliza con franquicia sin asumir riesgos innecesarios. Además, puedes ahorrar más aún comparando entre los seguros que te ofrecen las distintas compañías. Te animamos a utilizar el comparador de seguros de coche de Rastreator para ahorrar no sólo dinero sino tiempo.

Escrito por:
Alejandro Maisanaba

Periodista especializado en SEO y Economía y Finanzas con experiencia en medios de comunicación desde 2017. Escribe artículos en Rastreator desde septiembre de 2021 para los productos de Seguros, Telefonía y Energía.

Revisado por:
Antonio Rubio

Experto en el mercado de seguros de coche y moto

Preguntas frecuentes

1

¿Qué significa seguro a todo riesgo con franquicia de 200 euros?

En un seguro a todo riesgo con franquicia, la compañía no cubre todos los daños propios. Con una franquicia de 200 euros, el asegurado tendrá que pagar la reparación del coche hasta llegar a dicha cantidad y el resto correrá a cargo de la aseguradora, siempre y cuando la responsabilidad del accidente haya sido suya. Por ejemplo, si el siniestro es de 500 euros, los primeros 200 euros los pagará el asegurado y los otros 300 corresponden a la compañía de seguros.

2

¿Quién paga la franquicia del seguro de coche?

El pago de la franquicia corresponde siempre al asegurado y la cantidad nunca será superior a lo que haya pactado con la aseguradora. Puede ser por una cantidad fija o un porcentaje de la reparación (en torno al 20%). Si eres un conductor responsable que tiene pocos accidentes, esta modalidad es interesante porque te permite rebajar la prima anual del seguro de coche. Cuanto más elevada sea la franquicia, más bajo será el precio de la póliza.

3

¿Cómo funciona un seguro a todo riesgo con franquicia del 20%?

El seguro a todo riesgo con franquicia de porcentaje funciona de manera diferente al de cantidad fija. Si el porcentaje de franquicia es, por ejemplo, del 20%, tendrás que pagar esa parte de la avería. En un siniestro de 500 euros, con un seguro a todo riesgo con franquicia del 20% el asegurado deberá pagar 100 euros y la aseguradora los 400 euros restantes.

4

¿La franquicia se paga al taller o al seguro?

La franquicia se paga al taller que realiza la reparación del vehículo. En estos casos, la aseguradora informa al taller de la cuantía de la franquicia y el asegurado debe pagarla. Si la reparación es por un importe inferior al de la franquicia, el asegurado tendrá que pagar la factura por completo.

Más noticias