¿Qué es el contenido en un seguro de Hogar?

  • Existen distintas modalidades de seguros de Hogar en función de qué protegen. Se pueden dividir en contenido, continente y responsabilidad civil.
  • El contenido lo forman todos los bienes que se encuentran en el interior de una vivienda. Desde los muebles y electrodomésticos hasta la ropa y los alimentos.

Asegurar o no una vivienda es la pregunta que se hacen muchos propietarios. ¿Es obligatorio contratar un seguro de Hogar? y de no serlo, ¿es recomendable tener una póliza de este tipo o es algo de lo que se puede prescindir?

Contar con un seguro de Hogar es obligatorio siempre y cuando la vivienda esté hipotecada. Si no es así, el dueño es libre de decidir si protegerla o no con un seguro de Hogar, aunque no deja de ser un producto muy recomendable ya que cubre muchos de los siniestros a los que está expuesta una casa.

Asegurar una vivienda es sencillo pero son varias las cosas que se pueden proteger: su continente, es decir, la estructura y construcción, la responsabilidad civil de tu vivienda o el su contenido, los bienes de su interior. Esta última modalidad de seguros es la que, a priori, puede provocar más dudas porque ¿qué es realmente el contenido de una casa.

Seguro de Hogar: el contenido

Asegurar el contenido de un hogar consiste en cubrir los bienes que se encuentran en el interior de una vivienda y que pertenecen al asegurado y a las terceras personas que viven allí de manera habitual. El contenido lo componen el mobiliario, las joyas y los objetos de valor artístico, estos últimos catalogados normalmente como objetos de valor especial.

Mobiliario

Se incluyen, por tanto, los muebles, electrodomésticos y equipos electrónicos así como la ropa, el ajuar, los enseres personales y los alimentos que se encuentren en el interior de la vivienda asegurada y del trastero o espacios a los que sólo puede tener acceso el propietario y que pertenezca a la misma comunidad que la vivienda. Es decir, para ser considerados como contenido los bienes deben encontrarse en un espacio cerrado con llave y de uso exclusivo del usuario. Por tanto, no están cubiertos por el seguro de Hogar todos aquellos bienes que estuvieran guardados en un espacio comunitario, como un garaje.

Objetos de un valor especial

En el contenido de la casa también se pueden incluir objetos de un valor especial como joyas, obras de arte, monedas de oro y plata, abrigos de piel o colecciones filatélicas y numismáticas, aunque el tipo concreto de bienes dependerá de cada aseguradora concreta. Algunas protegen hasta marfiles, armas de fuego, instrumentos musicales y bicicletas de elevado precio. Este tipo de objetos rara vez están cubiertos por una póliza de Hogar por eso, para que estén protegidos, es necesario declararlos como objetos de valor especial a la aseguradora.

Para que los bienes especiales sean considerados como tales será necesario que su valor unitario tenga un valor determinado. Cada compañía fijará la cuantía, que suele rondar los 2.500 euros, aunque puede ser menor o incluso superior. Por ejemplo, hay compañías que para cubrir objetos de valor especial exigen que un objeto artístico, como un tapiz o una obra de arte, tenga un valor superior a los 10.000 euros, mientras que otras pueden establecer que ese mismo bien tenga un valor de, como mínimo, 1.800 euros.

¿Cómo calcular el valor del contenido?

Al contratar un seguro de Hogar en el que se incluya el continente de la vivienda se debe indicar el valor estimado de éste ya que de la cuantía declarada dependerá el importe de la prima y la indemnización recibida por el tomador del seguro en caso de siniestro.

Una de las cosas más útiles para calcular el valor del contenido es realizar un inventario, lo más completo posible. En él se deben incluir todos los muebles, electrodomésticos, aparatos electrónicos, menaje del hogar, ajuar, ropa, material deportivo y libros, entre otros.

En algunos casos también pueden estar incluidos en el contenido de una casa los animales de compañía como los perros, gatos, pájaros o peces y los objetos de uso profesional de hasta un porcentaje máximo de la suma total con la que se ha asegurado el mobiliario. Eso sí, será cada aseguradora la que decida si los incluye en la póliza o no.

Declaración de los bienes del contenido

Cuando se asegura el contenido de una vivienda no suele ser necesario informar a la aseguradora de cuántos electrodomésticos hay en la cocina, del número de pantalones y pares de zapatos que se tiene en el armario o describir con qué esta amueblado el salón.

Ahora bien, si se tienen objetos de un elevado valor entonces sí que habrá que avisar a la compañía de su existencia ya que tienen un trato diferencial. Además, la compañía suele enviar a un perito para que evalúe los bienes antes de añadirlos al seguro de Hogar.

Caja fuerte

Cuando se quiere incluir en el seguro de Hogar una garantía adicional para cubrir ciertos bienes con un elevado coste una de las preguntas realizadas por la aseguradora es si van a estar guardados en una caja fuerte o no. La existencia de estos elementos de seguridad es algo que valoran muy positivamente las compañías. De hecho, contar con una caja fuerte suele ser el requisito exigido por algunas compañías para cubrir determinados objetos, como joyas caras o grandes sumas de dinero en metálico.

Informar de nuevos bienes

Con el paso de los años el contenido que se declara en un primer momento cuando se contrata un seguro de Hogar puede variar sustancialmente. Es importante informar a la compañía de las nuevas adquisiciones, sobre todo, si tienen un valor elevado. Por ejemplo, si en un principio el asegurado tenía una bicicleta de 300 euros y al cabo de unos años la sustituye por una de 3.000 deberá avisar a su compañía. En el caso de que ésta fuera robada y no hubiera sido declarada la aseguradora no respondería de la sustracción ya que no tenía constancia de su existencia.

Seguro de Hogar para proteger tus pertenencias

Contar con un seguro si no se tiene la casa hipotecada no es obligatorio pero sí es altamente recomendable. Una casa está expuesta a muchos riesgos como la rotura de una tubería o incluso un robo. Los seguros de Hogar te permiten proteger en mayor o menor medida tu vivienda, incluido su contenido. Eso sí, hay que saber qué se considera exactamente contenido y qué no, porque puede generar alguna duda.

Asegurar una vivienda es importante pero aún más lo es encontrar el más apropiado tanto para tu casa como para tus pertenencias. La mejor manera de no equivocarse en la elección es comparar precios y coberturas. ¡Fácil y cómodo!


COMPARAR SEGUROS DE HOGAR

María TorralboRastreator.com


Seguro que te interesa...

Más información sobre Seguros de hogar