El fuego en el seguro de Hogar

Diciembre de 2014

  • El fuego es una de las catástrofes más destructivas que pueden suceder en un hogar.
  • Es una de las coberturas básicas de los seguros de Hogar.
  • La mayor parte de los incendios se pueden evitar siguiendo sencillas recomendaciones de seguridad.

El fuego es uno de los accidentes más devastadores para un hogar. Un incendio puede acabar con una casa y todo lo que contiene en apenas unos minutos y ha sido uno de los desastres más temidos en toda la historia de la humanidad.

Evitar los incendios en el hogar es posible tomando algunas precauciones, pero cuando todas fallan lo mejor es contar con un buen seguro de Hogar que cubra los daños causados por las llamas. Y es que el domicilio suele ser la mayor inversión a la que suelen enfrentarse las familias y asegurarlo es una precaución fundamental.

Coberturas relacionadas con el fuego

La mayor parte de los seguros de incendio tienen unas prestaciones en común, aunque no todos incluyen las mismas. Éstos son los daños que suelen asegurar los seguros de Hogar con cobertura de incendio:

Daños por incendio

Son los que causan propiamente las llamas en un incendio. El fuego puede destruir toda la vivienda o parte de ella, tanto el continente como el contenido . En la inmensa mayoría de los seguros de Hogar estos daños están cubiertos, aunque con algunas peculiaridades.

Normalmente, el importe máximo a pagar por parte de la aseguradora está establecido en las condiciones de la póliza.

Daños por explosión

El seguro de Hogar también suele cubrir los daños que cause una explosión, aunque no tenga llama, dentro del domicilio por elementos habituales en él. Entre éstos se encontrarían termos, depósitos de agua, cañerías, calderas…

No están previstos en esta cobertura los daños causados por la explosión de elementos externos al hogar. En caso de producirse una explosión fuera del domicilio y que éste resulte afectado, la reclamación habrá de hacerse a la compañía con la que tenga contratada la póliza el responsable del accidente. Por ejemplo, si un coche explota en la calle y rompe los cristales de una vivienda, será el seguro de Auto el que deberá hacer frente a los gastos. En el caso de que no haya un seguro al que reclamar, será el Consorcio de Compensación de Seguros el que responderá del siniestro.

Daños por caída de rayo

Los rayos son una de las fuerzas más poderosas de la naturaleza. Por desgracia, a veces aterrizan en el tejado de una casa provocando graves daños. Si bien en ocasiones provocan incendios, no es el único daño que ocasionan, pudiendo dañar gravemente la instalación eléctrica del domicilio. Los daños causador por caída de rayos también suelen estar contemplados en los seguros de Hogar, inicien o no un incendio posterior.

Daños por humo

Muchas veces lo peor de los incendios no son las llamas. La profesionalidad de los bomberos y los edificios bien diseñados evitan muchas veces que el fuego se extienda y las llamas se apagan en pocos minutos. No obstante, aunque el fuego sólo haya afectado a una pequeña parte de un edificio, puede causar desperfectos en buena parte de él, debido al humo que desprende.

Paredes ennegrecidas, suciedad, cristales opacos… Y todo esto sin contar con los daños a la salud de las personas. El humo causa multitud de estragos en un incendio, en ocasiones mucho más que el propio fuego. Por eso, los seguros de Hogar suelen incluir la cobertura de daños por humo.

Gasto de extinción del incendio

Los bomberos cobran por su trabajo, y no salen nada baratos. No todas las actuaciones se facturan a los afectados, en general depende de la utilidad pública del lugar y de la culpabilidad del incendio y, en la mayoría de las ocasiones, la salida no se abona. No obstante, puede ocurrir que tras un fuego devastador llegue la factura de lo que ha costado apagarlo, especialmente si se ha debido a una imprudencia.

Muchos seguros de Hogar incluyen los gastos de extinción de incendios como parte de la cobertura ofrecida. Sin embargo, en otros es algo opcional o directamente no aparece, por lo que es importante fijarse en este punto antes de contratar la cobertura.

Reconstrucción de la vivienda

En caso de destrucción total del hogar puede que se desee cobrar la póliza establecida y marcharse a otra parte o bien reconstruir la casa en la que se vivía. En este caso, los seguros de Hogar suelen establecer límites a la cantidad máxima a reclamar. Las pólizas más completas suelen asumir el coste total de la reconstrucción de la vivienda.

Reconstrucción del jardín

Hay muchos elementos en el jardín de una casa que pueden resultar dañados en un incendio como mobiliario, toldos, porches etc. Algunos seguros de Hogar incluyen, entre sus coberturas, la reconstrucción del jardín y sus elementos, aunque no es demasiado habitual y sólo suelen encontrarse en las pólizas más completas.

Elegir un seguro de Hogar

A la hora de contratar un seguro de Hogar es fundamental tener en cuenta la cobertura de incendios, ya que es uno de los riesgos más importantes para el domicilio. No todas las pólizas son iguales y hay que tener mucho cuidado de no contratar una que no cubra los riesgos necesarios.

Para elegir el seguro de Hogar más adecuado a las necesidades de cada tomador y domicilio, lo mejor es comparar entre todas las opciones que se encuentran en el mercado. Y para eso la mejor herramienta es el comparador de seguros de Hogar de Rastreator.com, con el que se pueden cotejar no sólo los precios de las distintas pólizas, sino también las coberturas que cada una de ellas ofrece.


COMPARAR SEGUROS DE HOGAR

Javier BarrosoRastreator.com


Seguro que te interesa...

Más información sobre Seguros de hogar