¿El software anti-ladrones es un método seguro?

¿Te imaginas que si te roban algo existe la posibilidad de hacerle un seguimiento e incluso tomar una foto del ladrón para ayudar a la policía a identificarlo?

Puede que nos suene a una película de Tom Cruise, pero varias empresas de software puede proporcionar las herramientas para hacer esto.

Un paquete antirrobo llamado “Presa” llegó a las periódicos ésta semana después de que un estudiante de Bristol lo utilizara para recuperar su ordenador que fue robado.

El software le dio su ubicación GPS de su ordenador portátil, le reveló la dirección Wifi donde estaba el ordenador robado conectado a internet e incluso tomó una fotografía del hombre con él.

A continuación, dio ésta información a la policía y detuvieron al hombre. Esta fue una buena noticia para Enma: pero los expertos advierten que éste tipo de software tiene sus riesgos y con frecuencia puede caer fuera de la ley.

¿Cómo se lucha contra este sistema?

En la mayoría de los casos el sistema se nutre del GPS del dispositivo o de la estación de puntos de acceso Wifi para encontrar su ubicación.

Si el dispositivo tiene una cámara, el software puede pedirle que se haga una fotografía, y así podrá capturar una foto del ladrón.

Se puede incluso tomar una captura de la pantalla de cualquier programa que utiliza, así si alguien ha robado su ordenador portátil y busca en su correo electrónico o en su cuenta de Facebook, por ejemplo, permite el acceso a su información personal para ayudar a identificar al culpable.

Peligro de ser vigilados

Aunque la mayoría de los software de este tipo siempre avisan que hay que avisar a la policía, no nos vamos a quedar de brazos cruzados esperando a que nos lo devuelvan, por eso existe esta demanda de software.

Presa, por ejemplo dice en su página web: “Si conoces al tipo, podrías intentar contactar con él por tu cuenta y reclamar lo que es tuyo. Por otro lado la mejor idea es ponerse en contacto con la policía, y darle la máxima información posible.

Hay otro programa LoJackm para portátiles el cual hay que pagarlo para tenerlo, está operado por un equipo de especialistas en recuperación que son ex oficiales de la policía y trabajan mano a mano con la policía para recopilar pruebas.

Hay que tener en cuenta que no se puede hacer fotos a cualquier persona, es ilegal.

Algunos software incitan a la violencia callejera y las personas acaban tomándose la justicia por su propia mano para tratar de recuperar sus bienes. También advierte que el hecho de fotografiar a una persona es un acto que puede no ser legal, por ejemplo: imagina que una persona está desnuda, se puede considerar que se ha obtenido de manera ilegal y son consideradas imágines indecentes.

¿Cómo de precisa es la información?

Otro problema que da el software es que la a veces la ubicación que da no es la correcta, por ejemplo, imagínate que nos da el retiro ¿Cuántas personas pueden estar en el retiro con un iphone o un portátil? Por eso se necesita a una persona especializada en buscar objetos, es por eso por lo que las personas deben ir a la policía.

Ha habido casos de personas que han tratado de encontrar sus propios bienes, que es potencialmente muy peligroso. Si alguien roba un portátil, podrías encontrarte con una persona que no sea muy agradable, y a la vez muy peligroso.

También nos advierte que si alguien que si alguien está pensando en instalar un dispositivo antirrobo se debe buscar uno acreditado por la Asociación de Oficiales de la policía.

No hay garantías

A pesar de que LoJack cuenta con 6 millones de suscriptores en todo el mundo y se ha recuperado 21.000 dispositivos desde su lanzamiento en 2000, nunca te va a garantizar que recibas tu mercancía de vuelta.

Algunos software en los que hay que pagar le compensará económicamente si es software no es devuelto, pero si es descargado gratuitamente esto no va a pasar, así que es importante cubrir nuestro bienes con nuestro seguro de hogar.


COMPARAR SEGUROS DE HOGAR

Rastreator Rastreator.com


Seguro que te interesa...

Más información sobre Seguros de hogar