Las franquicias en los seguros de Mascotas

  • La franquicia es la parte del coste del siniestro que asume el propietario de la mascota.
  • Con un seguro de Mascotas con franquicia se pueden obtener las mismas coberturas pero con un precio más económico a cambio de un menor riesgo.

Los seguros para las mascotas protegen a los animales de compañía de muchas personas otorgándoles los cuidados que requieren, pero también evitan las facturas inesperadas, y en ocasiones costosas, a las que sus propietarios pueden tener que hacer frente. Los gastos del veterinario, de sus tratamientos dentales e incluso de su búsqueda si se extravía, pueden suponer una factura elevada que disminuye considerablemente en el caso de tener contratado un seguro de Mascotas. Además, estas pólizas también cubren la responsabilidad del dueño del animal en el caso de que éste ocasione daños personales o materiales a terceros.

La contratación de un seguro de Mascotas es voluntaria, excepto si se trata de un Perro Potencialmente Peligroso (PPP) o si se reside en la Comunidad Autónoma de Madrid o en el País Vasco, pero puede conllevar muchos beneficios.

Las franquicias en los seguros

El precio de un seguro se fija según varios factores pero, en rasgos generales, el coste depende del riesgo que asuma la aseguradora. Por ejemplo, un seguro de Mascotas supone que los riesgos a los que debería enfrentarse el propietario (como los gastos del veterinario, de la multa por morder a un niño…) pasan a la compañía con la que firma el contrato, y a más riesgo más prima tendrá que pagar éste.

Las franquicias no son exclusivas de los seguros destinados a las mascotas, sino que también pueden contemplarse en seguros de Coche, de Moto, de Hogar o de Salud, entre otros. Que un seguro tenga franquicias quiere decir que la aseguradora no asume toda la responsabilidad del riesgo.

La franquicia y el seguro de Mascotas

La franquicia es una cantidad fija o un porcentaje que correrá a cargo del asegurado en el caso de que tenga un siniestro y a partir de la cual se hará responsable la compañía aseguradora. Se pacta entre el asegurado y la compañía y queda reflejada en las Condiciones Particulares de la póliza que se firma al contratar el seguro de Mascotas.

Es decir, en el caso de que la cobertura de asistencia veterinaria tenga una franquicia de 30 euros, si la mascota necesita acudir al veterinario y la factura es de 70 euros, el asegurado pagará los 30 euros estipulados y el resto será responsabilidad de la aseguradora, que en este caso concreto pagaría 40 euros. En el caso de que se trate de la aplicación de una cobertura con indemnización esa cantidad se deducirá del total, es decir, si la aseguradora tiene que dar al dueño esos 70 euros como indemnización por un siniestro sólo le entregará 40 euros, pues los otros 30 se restan por la responsabilidad del propietario de la mascota.

Coberturas con franquicia

Los productos aseguradores de cada compañía suelen contemplar franquicias aplicadas a la cobertura de asistencia sanitaria o a la de Responsabilidad Civil (RC). Así, propietario y compañía comparten responsabilidades en cuanto a veterinarios y daños personales o materiales a terceros.

La franquicia, primero

La regla fundamental de las franquicias es que la cantidad que se acuerda como tal se aplica sobre los primeros euros a pagar por el siniestro, por lo que en el caso de que el precio del servicio o la cuantía de la indemnización sea inferior a la franquicia que se aplica a esa cobertura, la aseguradora no abonará nada al usuario. Es decir, la aseguradora sólo es responsable en cada siniestro indemnizable del exceso sobre el importe que ambas partes han acordado como franquicia. Si en un siniestro se uniera la aplicación de más de una cobertura con franquicia las compañías suelen tener en cuenta sólo la de mayor importe.

Por ejemplo, en el caso de que la indemnización que corresponde a un determinado siniestro alcance de 200 euros, pero la franquicia sea de 300, el asegurado no recibiría indemnización. Y si el animal sufre un accidente y necesita asistencia, con franquicia de 20 euros, y hospitalización, con franquicia de 50 euros, la compañía se hará responsable de los costes una vez que se sobrepasen esos 50 euros.

Aplicación de la franquicia

La aplicación de la franquicia se realiza en cada uno de los siniestros que se produzcan mientras se tenga contratado el seguro. De esta manera, en el caso de que la asistencia veterinaria esté unida a una franquicia, si la mascota debe acudir al veterinario en varias ocasiones durante el año el propietario tendrá que abonar la cuantía estipulada en cada uno de ellos. Es decir, que no se trata de una cantidad anual, sino que se aplica de manera individual a cada siniestro.

Ventajas e inconvenientes de los seguros de Mascotas con franquicia

La principal ventaja que obtienen los propietarios al contratar un seguro de Mascotas con franquicia es la reducción de la prima que tendrán que pagar. A cambio de la disminución del riesgo que asume la aseguradora ésta reduce, en mayor o menor medida, el precio de la póliza suscrita.

Sin embargo, en el caso de que finalmente sufra varios siniestros es posible que el propietario termine pagando una cantidad mayor por los servicios de cuya franquicia debe hacerse cargo que si hubiera contratado un seguro sin ellas.

Los seguros de Mascotas son recomendables para propietarios de todo tipo de animales, pero en el caso de que se trate, por ejemplo, de un perro o gato propenso a enfermar puede terminar saliendo caro si se contrata de este tipo.

Como decimos, la cantidad franquiciada puede ser una cuantía fija, según la cobertura que se aplique, o bien un porcentaje sobre el coste o la indemnización que se requiera. Así, queda en la mano del asegurado decantarse por un seguro de Mascotas con franquicia que utilice cantidades fijas o porcentajes, ya que en gastos pequeños como una consulta veterinaria puede ser más económico un porcentaje que una cantidad concreta. Por ejemplo, si se acude al veterinario y el coste es de 20 euros pero se tiene una franquicia de 30 euros, el propietario de la mascota abona la factura completa, mientras que si ésta es de un porcentaje, por ejemplo del 25%, el dueño sólo tendrá que pagar 5 euros.

Contrata un seguro para tu mascota

Cuando vayas a contratar un seguro para proteger a tu mascota, la asistencia sanitaria que merece y evitarte gastos extras ten en cuenta que la franquicia es la cantidad a partir de la cual la compañía se va a hacer responsable de los siniestros. Y también que, tras la aplicación de ésta, las aseguradoras abonan los gastos o indemnizaciones que correspondan hasta un límite fijado como suma asegurada en el contrato. Protege a tu compañero con un buen seguro de Mascotas comparando entre todos los que te ofrecen las aseguradoras para poder elegir el mejor. Con Rastreator.com podrás hacerlo de una manera rápida y fácil, así ahorrarás tiempo y dinero en la contratación de tu póliza.


SEGUROS PARA MASCOTAS

Eva GonzálezRastreator.com


Seguro que te interesa...

Más información sobre Seguros de Mascotas