El Smartphone, ¿amigo o enemigo de nuestra salud?

Octubre de 2013

  • El 81% de los nuevos móviles que se compran en España son smartphones.
  • Usarlo a un volumen muy alto puede implicar una reducción de la capacidad auditiva.
  • ¡Es adictivo! El 66% de la población de Gran Bretaña dice que tiene miedo a perderlo o estar sin él.

Las innumerables aplicaciones y la posibilidad de conectarse a internet permanentemente han acabado con muchas de nuestras costumbres. Las paradas de metro ahora están llenas de gente que ha sustituido el periódico o ha dejado de disfrutar de los ratos de espera viendo el paisaje por jugar al Candy Crash, escribir por WhatsApp o sacar fotos para subirlas a Instagram. Ya no se sale a correr equipado sólo con ropa deportiva, ahora se lleva el móvil con una aplicación que nos diga cuánto hemos corrido, a qué velocidad, nuestras pulsaciones… y que luego nos deja compartir la información con nuestros contactos. Muchas personas comunicándose y “pegadas’ a su smartphones continuamente, pero al final esa tecnología puede salirle cara a nuestra salud. Analizamos los posibles problemas de salud en los que puede derivar nuestro contacto continuo con esta tecnología.

Problemas de salud como consecuencia del uso de smartphones

Actualmente el 81% de los nuevos móviles en España son smartphone, según el estudio El uso de las TIC en los Hogares de Online Business School. Los datos del Instituto Nacional de Tecnologías de la Comunicación (INTECO) indican que a finales del año pasado los telefónos inteligentes suponían el 60,8% del total de los móviles. Muchas personas comunicándose y “pegadas’ a su smartphones continuamente, pero al final el uso de esta tecnología puede salirle cara a nuestra salud.

Si bien es cierto que este tipo de teléfonos tiene muchas ventajas y nos deja comunicarnos constantemente y estar al día de todo, también es verdad que su uso conlleva consecuencias negativas para nuestro organismo. Secuelas que en muchas ocasiones el usuario desconoce o no es consciente de su alcance.

Problemas de audición

Escuchar música con tu teléfono no te va a dejar sordo. Pero si subes el volumen al máximo te arriesgas a dañar tu capacidad de escucha. Si produces daños en las células ciliadas o pilosas del oído interno, que son las que envían las señales al cerebro, puedes perder audición.

Incomodidad visual

Un estudio realizado por la Universidad de California ha revelado que las personas que miran durante mucho tiempo los teléfonos inteligentes pueden desarrollar “incomodidad visual’. Un problema que se genera por el cansancio de ajustar la visión para poder leer los textos de las pantallas. Además, la luz que emiten daña mucho tu vista. La Universidad Complutense de Madrid ha desarrollado un informe en el que indica que si expones tus ojos a su iluminación LED durante 72 horas sin parar destruirías el 93% de las células foto sensitivas de tu retina.

La luz que emite es la misma que la de la televisión, por lo que, en principio, no debería causar daños. La diferencia es que cuando usas el smartphone lo acercas a tus ojos mucho más que el televisor.

Adicción y sensación de vacío causada por el Smartphone

Muchos usuarios de móvil pueden pasar perfectamente sin él, pero los hay que lo necesitan. Si sales de casa y te das cuenta de que te has olvidado el móvil en la habitación, ¿vuelves a por él?, la repuesta seguro que es afirmativa en el caso de la mayoría de los usuarios de smartphone. La adicción y sensación de vacío que se siente al separarse de él puede ser tan grave incluso que existen casos de usuarios que han necesitado terapia por sus problemas de dependencia. Según un estudio publicado en agosto en Gran Bretaña, en ese país el 66% de la población reconoce que tiene miedo a perder su teléfono o a estar si él. A esto se suma que según diversos estudios el 50% de los jóvenes del país que tienen entre 18 y 29 años ¡lo usa cuando está en el baño! En concreto, la conexión a internet y la mensajería son las cosas que más se echan de menos.

Síndrome de abstinencia

Como consecuencia de dicha adicción, al igual que el alcohol u otras sustancias la abstinencia radical del teléfono puede causar una sensación similar al síndrome de abstinencia, con efectos como ansiedad o inquietud.

Radiación

No existe ningún estudio cuya conclusión sea una relación probada entre el uso de smartphones y el cáncer, pero la Organización Mundial de la Salud (OMS) considera que la radiación que emiten podría provocarlo. Por su parte, el periódico ABC publica que, según un estudio del Instituto de Salud Pública de Noruega, una persona sometida a 4 vatios por kilo durante 30 minutos aumentaría su temperatura corporal 1 grado, e indica que este es el límite que puede considerarse peligroso. Sin embargo, según el mismo artículo, los dispositivos móviles actuales emiten, de media, una señal de radiofrecuencia muy inferior, concretamente 50 veces menor.

Vibración fantasma

¿En alguna ocasión has sentido que tu teléfono vibra, o que lo hace la mesa y piensas que es -el vibrador del móvil, y en realidad no ha sido así? Muchas personas miran el móvil con la creencia de que se ha movido y cuando lo comprueban resulta que no hay ni una llamada ni un mensaje ni nada, es decir, que no ha podido vibrar. Un estudio publicado en la revista Computers in Human Behavior señala que a 9 de cada 10 jóvenes les pasa. Esta vibración fantasma es un signo habitual del uso excesivo del Smartphone.

Dolores varios

Según se ha publicado recientemente, estos dispositivos pueden causar “dolor de corazón’, pues rompe muchas parejas. Pero además puede ocasionar dolores de cuello y espalda si se usa mucho tiempo a lo largo del día. En general, cuando miramos el móvil tenemos inclinada ligeramente la cabeza hacia delante, al igual que al usar tablets y otros dispositivos, y esta postura favorece la aparición de dolores musculares.

Tendinitis

Utilizar durante un largo periodo de tiempo el smartphone puede favorecer el dolor de muñecas y antebrazos. Incluso, según cómo lo agarres, ¡puede llegar a causarte tendinitis en algún dedo!

Gérmenes y bacterias

El teléfono es una enorme fuente de microbios, incluso dicen que tienen más que la tapa de un inodoro. Así lo indica el diario Daily Mail, que dice que como consecuencia del uso que hacen los ciudadanos de los teléfonos inteligentes éstos tienen más gérmenes que la tapa de un inodoro. Según indican, lo comprobó el grupo Which, y encontraron microbios que demostraban contaminación fecal, pero además muchos tienten bacterias que pueden provocar infecciones como el E.coli y la salmonela. La presencia de gérmenes de este tipo en los móviles dicen que se debe a usarlo sin lavarse las manos antes.

Noctambulismo

Según la Universidad de Stanford el 75% de sus estudiantes reconoció dormir mal a causa de las luces LED de los smartphones. Según indica la revista Nature, The Online Psychology Degree realizó un estudio que demostró que esta luz afecta a la producción de la hormona del sueño, melatonina, y hace que sea más difícil conciliar el sueño. Asimismo, enviar mensajes de texto o hablar por teléfono antes de dormir hacen que se duerma peor, provoca dolores de cabeza y falta de concentración.

Eleva los niveles de estrés

Los teléfonos inteligentes permiten realizar varias cosas a la vez, pero causan estrés, depresión y ansiedad. Así lo determinaron, según diversos medios, los investigadores del MIT Sloal Scholl of Management, que indicaron que de este modo la gente no se toma descansos y están permanentemente disponibles para el trabajo.

¿Nos ayudan los smartphones o nos perjudican?

Este tipo de teléfonos son muy positivos si se usan adecuadamente. Si no estamos todo el día pegados a él y lo apagamos de vez en cuando nos permitirá dormir bien y no estar constantemente en tensión. Si justo antes de irte a la cama te pones a revisar los emails será como si te hubieras tomado un café. Tomate con calma tu relación con el teléfono y evitarás muchos problemas de salud.


COMPARAR SEGUROS DE SALUD

Eva GonzálezRastreator.com


Seguro que te interesa...

Más información sobre Seguros de Salud