Cuatro de cada diez españoles tienen dificultades en afrontar la vuelta al cole después de las vacaciones

3 minutos
  • Los altos precios de la luz y la caída de los ingresos tras la pandemia complican la vuelta al cole para miles de familias
  • El 58% de los españoles con hijos afirma que sus principales gastos en septiembre están vinculados al inicio del nuevo curso escolar
  • A pesar del alto precio de la luz, la vuelta al cole podría suponer un respiro en las facturas energéticas al reducir el consumo en ‘hora punta’
  • Septiembre es un mes idóneo para poner a punto las finanzas personales y revisar servicios como la tarifa de energía eléctrica

Los precios de la electricidad en máximos y una situación económica debilitada para muchas familias a consecuencia de la pandemia convierte esta vuelta al cole en una de las más duras. De hecho, el 58% de los españoles con hijos afirma que sus principales gastos en septiembre están vinculados en exclusiva al inicio del nuevo curso escolar, tal y como desprende el análisis de Rastreator. 1

El desembolso que conlleva el arranque del curso puede acarrear ciertas dificultades en muchos hogares y una muestra de ello es que, tal y como indica el análisis, cuatro de cada 10 españoles aseguran tener dificultades en afrontar la vuelta al cole tras las vacaciones.

El gasto medio estimado dedicado al inicio del curso escolar en las familias españolas es de 1.890 euros según la OCU, cifra que varía según el tipo de centro educativo (público, privado o concertado). Además de uniformes, libros de texto y todos los materiales necesarios, habrá que tener en cuenta que las mascarillas seguirán siendo obligatorias en todos los espacios a partir de los seis años, aunque pueden flexibilizarse en espacios exteriores. Un gasto añadido por segundo año consecutivo, que aumentará dicho desembolso en las familias españolas convirtiéndose en uno de los cursos escolares más caros.

La vuelta al cole, un respiro en la factura de la luz de los hogares españoles

En las últimas semanas los altos precios de la electricidad han supuesto una carga extra en el presupuesto de las familias, a lo que se une el alto gasto de la vuelta al cole. Sin embargo, el regreso de los menores a las aulas podría suponer un pequeño respiro en las facturas, al reducirse el consumo en hora punta, sobre todo de 10h a 14h. Si a esto se suma la vuelta a las oficinas el consumo en el hogar se reducirá notablemente durante las horas laborables.

El menor uso de electrodomésticos como la televisión, el microondas y el horno o la reducción del uso del aire acondicionado, sobre todo durante las horas más caras del día, podría suponer una rebaja, aunque leve, de la factura energética.

Álvaro Bas, COO y director de desarrollo de negocio de Rastreator, explica: “teniendo en cuenta que los niños reducen su estancia en los hogares, disminuye también el consumo de dispositivos como la televisión, videoconsolas u otros aparatos electrónicos que en época estival siempre aumentan, reduciendo así el gasto energético. Además, son muchos los hogares que, por ejemplo, reducen una comida al día de lunes a viernes lo que supone que el gasto medio que se realiza al cocinar a la semana sea también inferior”. “Aunque a priori pueda parecer que la reducción del consumo de aparatos eléctricos en la hora punta apenas se notará en la factura, si hacemos el análisis de forma anual, podremos ver cómo los bolsillos lo agradecerán notablemente y más en un momento de máximos históricos», matiza.

Septiembre, un mes idóneo para pone a punto las finanzas personales

Tras el descanso estival y unos meses de mayor gasto, la llegada del mes de septiembre suele ser el momento de poner a punto las facturas del hogar y de revisar qué tipo de servicio tenemos contratado, cuáles son imprescindibles, cuáles no y cuánto estamos pagando por cada uno de ellos.

Este año, con el alto precio de la luz, la factura eléctrica se ha convertido en protagonista de este análisis. De hecho, entre junio y agosto de 2021 se registró un incremento del 14% en las cotizaciones de tarifas energéticas en el comparador de Rastreator con respecto al mismo periodo del año pasado.

Sin embargo, la complejidad del sector energético y la dificultad para entender las tarifas y facturas continúa siendo uno de los principales obstáculos para el ahorro en esta materia. De hecho, un 79% de los españoles asegura que cambiaría de compañía si esto supusiera un ahorro en sus facturas energéticas pero seis de cada 10 asegura que nunca ha comparado tarifas de luz y gas entre diferentes compañías. Además, el 51% de los encuestados ni siquiera sabe qué tipo de tarifa tiene contratada en la actualidad. Esto a pesar de que, tras la llegada de la nueva factura de la luz 2.0 TD el pasado mes de junio, el recibo de un hogar medio se ha encarecido casi un 35% en esta primera quincena con respecto al mismo mes del año pasado.

El desconocimiento en torno a la factura eléctrica o sobre el tipo de tarifa que tenemos contratada es el principal obstáculo para el ahorro. Incluso algo como no saber qué potencia se tiene contratada ni cuál es la más recomendada en función de nuestro tipo de hogar puede suponer un gasto extra innecesario a final de mes”, explica Bas.Por ejemplo, en el caso de una vivienda de 70 metros cuadrados en la que viva una familia de cuatro personas la potencia media se sitúa en los 4,6 kW pero es necesario analizar cada situación concreta, el número de aparatos que tenemos en nuestro hogar y el uso que les damos para no pagar de más.”, matiza.

Consejos para reducir nuestras facturas ante la vuelta al cole

Con el gasto extra que supone la vuelta al cole, es importante revisar las facturas para reducir en la medida de lo posible el gasto en otras partidas, como el recibo de la luz.

  1. Aprovechar las horas valle para realizar los principales consumos energéticos: poner la lavadora, el lavavajillas o cocinar para varios días durante las horas más económicas puede reducir nuestro gasto a final de mes.
  2. Cargar aparatos electrónicos por la noche para evitar las horas más caras.
  3. Revisar la tarifa contratada en la tarifa eléctrica: tener contratada una potencia un tramo superior a la necesaria puede suponer un gasto de unos 60 euros al año.
  4. Comparar ofertas: tanto en las tarifas y servicios como la luz o los seguros es posible ahorrar manteniendo el mismo servicio simplemente comparando ofertas entre diferentes compañías, pero también es conveniente hacerlo con gastos menores como el material escolar, los libros o el uniforme, cuando el centro educativo lo permite.
  5. Planifica los gastos con antelación y no te salgas del presupuesto: de cara al inicio de curso es recomendable hacer una lista de las cosas que realmente son necesarias y ceñirse a ella. Además, resulta de utilidad establecer un presupuesto máximo y buscar las mejores ofertas para no superar el límite máximo que te hayas marcado.

 

1 Estudio de hábitos de consumos de los españoles de 2021’ está realizado por Rastreator.com a usuarios de entre 18 y 65 años sobre una muestra de más de 2.000 personas de 18 a 65 años, residentes en España.