El 84% de los españoles intenta reducir su consumo energético para ahorrar

5 minutos
  •  Las medidas más populares para reducir el consumo de energía son usar electrodomésticos eficientes y apostar por las bombillas LED
  • Los consumidores son más reticentes a cambiar las características de su contrato: solo el 36,8% de los consumidores ha cambiado a otra tarifa que se ajusta mejor a sus necesidades
  • Regular correctamente la temperatura, purgar los radiadores o comparar entre las tarifas disponibles en el mercado, son algunos de los consejos de Rastreator.com para ahorrar en energía en la calefacción

 Madrid, 18 de octubre de 2018. El gasto energético es uno de los que más preocupan en los hogares españoles, debido principalmente al incremento en las facturas de los últimos meses (+3,5% en septiembre y un acumulado anual del 15,9%1). Por ello, el 83,9%2 de los españoles intentan reducir al máximo su consumo energético con el objetivo de ahorrar.

Este dato se desprende del análisis elaborado por Rastreator.com (www.rastreator.com) con motivo del Día Mundial del Ahorro de Energía, que refleja también que un 76,8% de los españoles utiliza electrodomésticos eficientes para ahorrar y un 74,9% recurre para ello a las bombillas LED. Además, un 63,3% afirma que ha invertido en un buen aislamiento en cierres de puertas y ventanas y un 36,7% trata de concentrar la mayoría de su consumo en las horas valle2.

Álvaro Bas, responsable de energía de Rastreator.com añade: “aunque puede suponer un ahorro considerable en la factura energética, los consumidores aún se muestran reticentes a cambiar de compañía o a modificar algunas condiciones en su contrato energético. De hecho, solo el 36,8% de los españoles ha cambiado alguna vez de tarifa, únicamente el 29,2% ha reducido la potencia contratada y sólo el 26,5% ha cambiado en alguna ocasión de compañía. Esto ocurre a pesar de que en menos de tres minutos es posible comparar y encontrar la tarifa más adecuada a cada perfil y ahorrar en la factura.”

 Cómo ahorrar en el uso de la calefacción

La calefacción es el gasto energético más importante de los hogares españoles, ya que representa cerca de un 50% del consumo energético de un hogar3, especialmente en las zonas más frías. En los meses de invierno el consumo energético se incrementa de forma notable y es necesario tomar ciertas medidas para reducir el impacto en el presupuesto de los hogares.

Por ello, Rastreator.com ofrece una serie de consejos para hacer un uso más eficiente de la calefacción durante este invierno y no pagar de más en las facturas energéticas:

Regular correctamente la temperatura

Entre 20°C y 21°C son suficientes para que la vivienda se mantenga con una temperatura agradable. Hay que tener en cuenta que cada grado que se aumenta el termostato, el gasto energético sube un 7%4. Además, a pesar de la creencia popular, dejar la calefacción encendida durante todo el día a baja temperatura no gasta menos que encenderla durante las horas de más necesidad.

Programar el termostato

Tener un termostato digital programable es una buena forma de regular la temperatura de la calefacción. Por ejemplo, configurarlo para que se baje la temperatura o se apague la calefacción a una determinada hora es una opción que no supone ningún trabajo y se nota en la factura.

Purgar los radiadores

Durante los meses en los que no se utilizan los radiadores es posible que se acumule aire en su interior y al encenderlos lo más probable es que no funcionen correctamente. Por ello, es necesario hacer un purgado de los aparatos antes de que empiece el invierno. Realizar esta tarea es muy sencillo: solo hay que poner en marcha la calefacción y girar una llave que tiene cada radiador hasta que comience a salir agua; una vez extraída ya estarían listos y funcionando a la perfección.

Aprovechar al máximo la energía

Para el correcto funcionamiento de los equipos conviene no tapar los radiadores con muebles ni con ropa húmeda, ya que de este modo la caldera tendrá que hacer un mayor esfuerzo para calentar el espacio. Además, utilizar alfombras o cortinas gruesas ayudarán a proteger la vivienda del frío y reducirá las necesidades de calefacción.

Realizar un mantenimiento continuo

Las calderas y los radiadores necesitan permanecer en buen estado durante todo el año para que cuando llegue el frío funcionen correctamente. Por ello, es conveniente revisar el equipo y, si algo no funciona correctamente, poder repararlo antes de que las temperaturas bajen.

Ventilar de forma inteligente

Es conveniente ventilar la casa al menos una vez al día pero en invierno es suficiente hacerlo sólo durante 10 minutos y, a ser posible, en las horas más luminosas del día.

Tener un buen aislante

Las viviendas tienen varios puntos de fuga que suponen entre un 25% y un 30% de la pérdida del calor5. Las ventanas, los cristales, los marcos de las puertas, los cajetines de las persianas, las tuberías y las chimeneas constituyen la mayoría de estos puntos por donde se escapa la calefacción. Para evitar que esto ocurra es necesario tenerlos bien aislados del exterior.

Comparar tarifas de energía

Una forma rápida y sencilla de ahorrar en la factura energética es comparar entre las diferentes ofertas de las compañías del mercado para encontrar la que mejor se ajuste a cada usuario al mejor precio e incluso, adaptando la potencia contratada al consumo real anual.

¡Compártelo en redes!