Fugas de agua: qué riesgos cubre el seguro de hogar

  • Las fugas de agua encabezan la lista de incidencias más reclamabas ante las compañías de seguros
  • La cobertura de daños por agua cubre los prejuicios ocasionados a la vivienda colindante
riesgos de las fugas de agua
¿Qué riesgos cubre el seguro de hogar en caso de fugas de agua?

Muchas personas no piensan en la importancia de contratar un seguro de hogar hasta que se ven afectados por graves consecuencias, como las ocasionadas por las fugas de agua. Este siniestro suele implicar reparaciones cuantiosas que se pueden evitar si se cuenta con una póliza apropiada.

La cobertura de fugas de agua en el seguro de hogar es, sin duda, una de las más frecuentes debido a que es un siniestro que se repite con frecuencia. Según informa UNESPA los daños por fugas de agua encabezan la lista de incidencias que más se reclaman ante las aseguradoras.

¿Qué riesgos cubren las aseguradoras?

Principalmente, esta cobertura pretende reparar e indemnizar al asegurado, ante los deterioros que se produzcan en los bienes que entran en contacto con el agua en el hogar asegurado. Las aseguradoras suelen cubrir el 100 % de la cantidad previamente pactada en la póliza, además se deben incluir los gastos de localización de la fuga y la reparación de los desperfectos.

Las fugas o pérdidas de agua suelen proceder de instalaciones y conducciones fijas (propias o de terceros), electrodomésticos y omisión del cierre de válvulas, grifos y llaves de paso.

Asimismo, los bienes perjudicados también están cubiertos cuando los daños proceden de movimientos de tierra (hundimientos, desplazamientos o desprendimientos) y colapsos de edificaciones por la pérdida de resistencia.

Para completar las garantías básicas, siempre y cuando se haya pactado en la contratación de la póliza, algunas aseguradoras permiten incluir ciertas coberturas auxiliares. Como es el caso del desatasco, limpieza, reparación y sustitución de desagües y arquetas.

¿Qué exclusiones son las más frecuentes?

En general, esta cobertura está incluida en casi todos los seguros de hogar. No obstante, hay que tener en cuenta que cada compañía de seguros fija sus propios límites de fugas de agua, por lo tanto, no todas cubren lo mismo. En este sentido, es fundamental revisar bien las condiciones de la póliza de hogar para saber qué incluye y las exclusiones más relevantes.

Las exclusiones más significativas hacen referencia a los daños causados por los fenómenos atmosféricos, como fuertes lluvias, desprendimientos de tierra u otras posibles anomalías naturales que provocan fugas de agua.

Tampoco quedan cubiertas las fugas procedentes de canalizaciones públicas, grifos abiertos en una vivienda deshabitada durante 72 horas, filtraciones procedentes de viviendas colindantes o congelación de tuberías, si la vivienda está alquilada a un tercero y el propietario no comunicó a la aseguradora el arrendamiento y, por último, el inadecuado mantenimiento de la instalación.

¿Qué ocurre si la fuga afecta a la vivienda de un vecino?

Todo depende de si existe un seguro de hogar contratado que responda por el causante de los perjuicios. El causante de la fuga de agua o propietario de la vivienda debe correr con los gastos de reparación, a través de la cobertura de Responsabilidad Civil (RC) a terceros. Es la garantía básica incluida en todos los seguros de hogar.

Por tanto, si la fuga de agua afecta a la vivienda colindante, y el propietario cuenta con un seguro de RC del hogar, los daños quedan cubiertos. Como cualquier otra cobertura, la RC del hogar también tienen sus propios límites. Principalmente, afectan al importe total de las indemnizaciones y los gastos cubiertos. Para evitar problemas, es importante notificar rápidamente a la compañía y seguir el procedimiento dictado por la propia aseguradora.

¿Qué compañías cubren las fugas de agua?

Las compañías cuentan con profesionales dedicados a la fontanería y a la albañilería para atender las necesidades de los asegurados durante todo el día y a cualquier hora. Para ello, activan la cobertura de daños por agua, que cubre tanto si los desperfectos que se producen en la propia vivienda, en la del vecino o en la comunidad. No obstante, algunas aseguradoras excluyen determinadas coberturas e integran otras.

Cobertura de fugas de agua de Mapfre

La garantía de daños por agua de Mapfre destaca por cubrir los bienes asegurados, la localización de averías y la reparación de tuberías. Sin embargo, quedan excluidos los daños provocados por causas meteorológicas, reparaciones de electrodomésticos, desatasco de tuberías y congelación de las mismas.

Cobertura de fugas de agua de Santalucía

Respecto a los daños por agua, Santalucía responde un gran número de incidentes: rotura de tuberías, localización y reparación de averías, omisión involuntaria de cierre de grifos y llaves de paso, filtraciones e inundaciones. Por su parte, excluye los daños por humedad, la reparación de electrodomésticos, incidentes provocados por la lluvia u otros fenómenos naturales y desatasco de tuberías.

Cobertura de fugas de agua de Caser

Uno de los aspectos más destacados de Caser es su asistencia ante las roturas de acuarios y elementos decorativos de agua. También, cubre la localización y reparación de tuberías, los trabajos de fontanería y albañilería y la omisión de cierre de grifos y llaves de paso. Por el contrario, quedan excluidos los daños por causas meteorológicas, congelación, humedades, incidentes de piscinas y reparación de electrodomésticos.

Si estás pensando en contratar un seguro para tu vivienda, entra en nuestro comparador de seguros de Rastreator, donde podrás comparar precios y consultar todo lo relativo a la póliza.

Escrito por:
Olga Juárez

Periodista experta en seguros, telefonía y tecnología. Escribe artículos, noticias y guías sobre todo tipo de seguros y finanzas.

Más noticias