Frigoríficos, vitrocerámicas y tv, los electrodomésticos con más siniestros en el Hogar

13 de febrero de 2014

Los daños eléctricos son la tercera causa de siniestralidad en el hogar, y especialmente los que se producen en los aparatos eléctricos. La aseguradora Multiasistencia indica que, de las 700.000 intervenciones relacionadas con el seguro Multirriesgo Hogar que desarrolló en 2013, el frigorífico sufrió daños en 2 de cada 10 casos, seguido de las vitrocerámicas y los televisores, que se vieron dañados en el 12% de los siniestros. La lista de aparatos con mayor siniestralidad en el seguro de Hogar se completa con las lavadoras, lavavajillas y hornos.

Las principales causas de estos daños en electrodomésticos son los cortocircuitos y las subidas de tensión, aunque también influyen la antigüedad y las horas de funcionamiento, que afectan a su vida útil y a la incidencia de fallos.

El coste de un electrodoméstico estropeado

Estos siniestros ocasionados por daños eléctricos, sobre todo los que tienen que ver con aparatos eléctricos, tienen un alto impacto económico en las aseguradoras debido a su elevado coste de reparación y el fraude que se realiza al respecto. Por este último factor, las aseguradoras establecen filtros y nuevos métodos para saber si es un siniestro real, como sistemas de detección en tiempo real de la situación meteorológica de una zona concreta para los casos en los que el fallo se ocasiona por una supuesta caída de rayos, por ejemplo.

Más incendios, menos víctimas

Por otro lado, el Balance Incendios en Viviendas 2013 de Tecnifuego-AESPI indica que los incidentes por incendio en las viviendas han aumentado. El punto optimista lo pone el número de fallecidos, y es que, aunque perdieron la vida 97 personas por esta causa, son 5 casos menos que en el 2012 y 53 que en el 2005.

Aumenta el riesgo de incendio en los hogares

Según indica el informe, el riesgo de incendio en los hogares “ha ido aumentando a medida que han ido equipándose cada vez más de aparatos eléctricos, muebles, textiles, y suelos de madera o tarima altamente inflamables. Por ello, denuncian que esta mejora en la calidad de vida “no se ha visto compensada en el apartado de prevención y protección de incendios”. Señalan que muchos no saben que un detector de humo puede ser la clave para ponerse a salvo hasta que lleguen los bomberos y que existen métodos como los rociadores automáticos que apagan pequeños incendios derivados de cortocircuitos aunque no haya nadie en casa, por ejemplo.

Por todo ello piden que las autoridades se impliquen en la sensibilización social al igual que lo han hecho con la seguridad vial. “Estamos convencidos de que una campaña institucional de concienciación sobre medidas básicas de seguridad contra incendios reduciría considerablemente el número de víctimas y los daños materiales, sobre todo en personas mayores y en incendios nocturnos, que es la incidencia mayor y más dramática”, afirma Vicente Mans, presidente de la Patronal del sector contra incendios.


COMPARAR SEGUROS DE HOGAR

¿Te ha resultado interesante?

¡Gracias por darnos tu opinión!

Rastreator Rastreator.com