¿Qué seguros cubren la asistencia psicológica?

2 minutos
  • La asistencia psicológica forma parte de casi todos los seguros de salud actualmente
  • Desde el inicio de la pandemia el 6,4% de españoles han necesitado acudir a un profesional de la salud mental

cobertura asistencia psicológicaLa salud mental es tan importante como la física, por eso, muchos seguros de salud incluyen la asistencia psicológica entre sus coberturas. Desde el inicio de la pandemia hasta ahora, el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) ha calculado que un 6,4% de la población ha optado por acudir a un profesional de la salud mental, de los cuales el 43,7% ha sido por ansiedad y el 35,5% por depresión.

Este tipo de consultas son las visitas más habituales que reciben los psicólogos, más aún durante el confinamiento, ya que el estudio indica que la depresión, el poco interés en hacer cosas y tener varios días de recaídas o sin esperanza llegó alcanzar a más de la mitad de la población. Aun así, no sólo existen este tipo de afecciones, sino que hay un enorme abanico de patologías que también pueden ser tratadas por profesionales sanitarios.

Algunas dificultades psicológicas pueden resolverse en pocas sesiones, especialmente las que tienen que ver con problemas muy específicos como el miedo a volar o la disfunción eréctil de causa psicológica. Sin embargo, otros problemas como la depresión mayor o la ansiedad ya mencionadas pueden requerir de un número mayor de consultas. Dependiendo de la compañía y de la póliza contratada, se podrá acceder a unos servicios u otros.

La psiquiatría en el seguro de salud

En la mayor parte de los seguros de salud, el primer paso para acceder a la asistencia psicológica es visitar al psiquiatra. Este médico es el que tiene que recomendar que el paciente lleve a cabo una terapia psicológica, bien sea como única medida o como complemento a un tratamiento farmacológico u otra asistencia psiquiátrica.

El psiquiatra es, además, el único que puede recetar una medicación. El hecho de que este facultativo prescriba una serie de medicamentos no significa que el tratamiento acabe ahí, sino que puede valorar la posibilidad de que el paciente vea a un psicólogo, para llevar a cabo algún tipo de terapia.

La psicología en el seguro de salud

Una vez que el psiquiatra derive al paciente al psicólogo será este el que lleve a cabo una valoración del estado de salud del mismo, y decidirá el tratamiento (no farmacológico) a seguir. El psicólogo es un profesional sanitario que en España debe de tener varios títulos homologados para poder ejercer: la licenciatura en psicología y el PIR (formación práctica equivalente al MIR de los médicos), que acredita que es un especialista en psicología clínica.

Las sesiones de terapia

El tratamiento será muy distinto dependiendo de la enfermedad del paciente. No todos los trastornos se tratan en un despacho con el terapeuta sentado y el paciente en un diván. No obstante, la terapia individual es uno de los tratamientos más frecuentes.

Las sesiones de terapia individual tienen una duración variable, dependiendo del método que siga el psicólogo y de la naturaleza del problema. Lo habitual en una de estas sesiones son aproximadamente 50 minutos, aunque pueden ser más cortas o más largas.

Además, el tratamiento puede ser también en pareja, si los problemas vienen en el marco de una relación, en familia si hay menores implicados o en grupo para algunos tipos de trastornos sociales.

Las coberturas psicológicas en el seguro de salud

A pesar de que la asistencia psicológica es ya una cobertura habitual en la mayor parte de los seguros de salud, las condiciones en las que se ofrece no son las mismas en todos. Por eso, antes de contratar uno, es importante asegurarse de cuáles son las características de cada póliza en este punto.

En la mayor parte de los seguros de salud completos (sin copagos) está cubierto un número limitado de sesiones de terapia, en torno a 15 o 20 al año. Algunas pólizas extienden mucho más este tope si el tratamiento tiene que ver con trastornos de la alimentación. Respecto a las exclusiones, no está incluido en la póliza todo lo que se haya diagnosticado antes de contratar el seguro.

Aquí puedes ver la cobertura de las siguientes aseguradoras:

Compañía Sesiones Carencia
Adeslas 20 sesiones al año (40 por trastornos alimenticios) No hay carencia
DKV 20 sesiones al año, 40 por trastornos alimenticios, 30 psicoterapia y 20 psicología clínica con Élte. No hay carencia
AXA 12 sesiones y reembolso del 80% en Óptima Joven Psicológica (solo llamadas telefónicas) No hay carencia
Fiatc Sesiones/año 6 meses de carencia
Sanitas 15 sesiones 6 meses de carencia
Aegon 15 sesiones 6 meses de carencia
Mapfre 20 sesiones al año (40 por trastornos alimenticios) 6 meses de carencia
Asisa 20-40 sesiones por año por asegurado 6 meses de carencia

Por otra parte, como complemento a la asistencia psicológica, la Confederación de Salud Mental española ha publicado una serie de pautas para todas aquellas personas que se encuentran confinadas o aisladas por coronavirus. Entre las recomendaciones para cuidar la salud mental se encuentran la importancia de mantener las rutinas de teletrabajo y ocio, hacer ejercicio físico o mantener momentos de intimidad si convives con más gente.

Contratar un seguro de salud con asistencia psicológica

La asistencia psicológica puede resultar fundamental para la salud de un paciente en algún momento de su vida. No obstante, la cobertura que ofrecen los seguros de salud en este aspecto es muy desigual y si bien con algunos el problema está realmente cubierto, en otros las prestaciones son claramente insuficientes.

Por eso, es fundamental utilizar una herramienta como el comparador de seguros de salud de Rastreator. De esta forma podrás ver todas las coberturas que ofrece cada aseguradora y sus precios antes de elegir un seguro de salud.