Renovar el seguro, ¿sí o no?

Ahorra en tu seguro de coche en tres minutos

Ahorra en tu <b><noscript><img src=
  • Si tu aseguradora quiere rescindir la póliza o hacer cualquier cambio en las condiciones, tendrá que avisarte con dos meses de antelación para que tú puedas elegir si aceptas los nuevos términos
  • Devolver el recibo no solo no es una forma válida de no renovar una póliza, sino que si lo haces puedes terminar en una lista de morosos

Actualmente existe una gran cantidad de seguros en el mercado. Coche, moto, salud, hogar, vida… la renovación de todos ellos se realiza de forma automática, salvo que indiques lo contrario a tu compañía aseguradora. El problema de esto, es que a no ser que estés muy al tanto de la fecha de renovación o haya cambios en tu póliza, solo serás consciente de que ha sucedido cuando te realicen el cobro de la prima.

Por ello, si no quieres renovar tu seguro este año, te contamos algunas cosas que debes tener en cuenta antes de hacerlo, ya que debes realizarlo en los plazos correctos y de la forma adecuada para que sea efectivo y consigas mejorar tu producto.

¿En qué consiste la renovación del seguro?

En el sector asegurador se conoce como renovación el acto de prorrogar la vigencia de una póliza, una vez que se ha alcanzado la fecha de vencimiento de esta. Su duración aparece reflejada en la documentación que te facilita la compañía cuando contratas el seguro, y en ella vienen determinados el día y la hora de comienzo y fin de la cobertura. Por lo general, este periodo suele ser de un año completo, por ejemplo, desde el 1 de enero hasta el 31 de diciembre.

Salvo en casos especiales o que tú mismo te encargues de cambiar de compañía, lo normal es que la póliza se renueve de forma automática y que recibas una comunicación por parte de tu aseguradora en la que te informen de la renovación del seguro. En este caso, si estás de acuerdo y quieres que sea haga efectiva, tan solo tienes que abonar la prima en los plazos que tengas previamente estipulados con tu aseguradora, es decir, mensual, trimestral, semestral o anual.

Sin embargo, en el caso de que decidas dar de baja el seguro y no renovar la póliza, según la Ley 50/1980, de 8 de octubre de Contrato de seguro, debes avisar a tu compañía con al menos un mes de antelación por el canal adecuado. De igual forma, si es tu aseguradora la que quiere rescindir la póliza o hacer cualquier cambio en las condiciones, tendrá que avisarte con dos meses de antelación para que tú puedas elegir si aceptas los nuevos términos o si prefieres buscar un nuevo seguro.

¿Devolver el recibo del seguro es válido para no renovar una póliza?

No. Devolver el recibo no solo no es una forma válida de no renovar una póliza, sino que si lo haces puedes terminar en una lista de morosos. Por ello, si lo que quieres es dar de baja tu seguro de la forma correcta te animamos a seguir los pasos establecidos para ello. Es decir, enviar un comunicado escrito a tu compañía con, al menos, un mes de antelación, confirmar que lo han recibido correctamente y que, efectivamente, tu póliza será dada de baja.

Contratar otro seguro antes de dar de baja la póliza anterior

Si quieres contratar un nuevo seguro, te recomendamos que no firmes nada hasta que esto no tengas la confirmación de la fecha de baja de tu actual compañía. Esto se debe a que si surge cualquier contratiempo y tu póliza no se pueda dar de baja, pero ya has contratado una nueva, se daría una situación denominada confluencia de seguros. Es decir, tendrías asegurado un bien dos veces, por lo que, en caso de siniestro, las dos compañías podrían negarse a cubrir el siniestro.

Qué tener en cuenta antes de no renovar el seguro

En algunas ocasiones, no renovar el seguro es la única opción para obtener mejores garantías. Más coberturas, un precio mejor o un servicio más ágil pueden ser algunas de las motivaciones que te pueden llevar a querer cambiar de compañía. Sin embargo, se trata de una decisión que has de meditar bien para que, en caso de que contrates una nueva póliza, ésta no solo sea más barata que la anterior, sino que, además, cuente, como mínimo, con las mismas coberturas.

Y es que, aunque suele ser el principal motivo, tomar una decisión basada simplemente en el precio es uno de los errores más comunes. Buscar una prima mas baja puede tener como consecuencia  una reducción de coberturas. De tal forma que, en caso de siniestro, la compañía puede no cubrirte.

Para asegurarte de que las coberturas son iguales (o mejores), lo más recomendable es que antes de firmar la nueva póliza, compares los dos condicionados generales, ya que ahí es donde puedes cotejar las garantías de cada producto. Cualquier oferta o garantía que no aparezca reflejada en este documento no tendrá validez alguna. De ahí la importancia de analizarlo bien.

Comparar antes de renovar

Antes de decidir si prorrogar un año más tu seguro, lo mejor es que compruebes qué otras opciones hay en el mercado, ya que es posible que otras compañías te ofrezcan un precio mejor o un mayor número de coberturas sin aumentar la prima. Por esto, recuerda estar al tanto de la fecha de renovación de tu póliza y que para encontrar la que mejor se adapta a ti es muy importante contar con la ayuda de Rastreator.com, ya que así puedes comparar entre todas las opciones que te ofrece el mercado.

Y es que el proceso es muy sencillo. Basta con que introduzcas tus datos una sola vez y, en tan solo unos minutos, recibirás todas las ofertas que te ofrecen las compañías en tiempo real. Además, aquellas que incluyen la etiqueta de precio final garantizado te aseguran al 100% que en ningún momento cambiarán el coste.

Junio de 2019


COMPARAR SEGUROS DE COCHE

¿Te ha resultado interesante?

¡Gracias por darnos tu opinión!