Las tarifas móvil de prepago más baratas (septiembre 2021)

3 minutos
  • Orange, Simyo y Llamayá tienen las tarifas móvil de prepago más baratas del mes de septiembre
  • Estas tarifas pueden exigir una cuota mensual o un gasto y recarga mínimos para disfrutar de sus descuentos

tarifas prepago baratasEn la actualidad existen más de 50 millones de líneas móviles en España, y según los datos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, menos de una tercera parte son de prepago. Sin embargo, elegir una tarifa de móvil de prepago, a pesar de ser una opción minoritaria, es una alternativa que conviene a muchos usuarios por su precio, condiciones y servicios. Con una tarifa prepago el usuario ingresa dinero en su tarjeta por adelantado para ir gastándolo en minutos, datos o mensajes.

Y es que al igual que ocurre en el resto de la oferta de telefonía, tanto en el caso de las tarifas de móvil más baratas, como en las ofertas de fibra y móvil, el mercado ha avanzado rápidamente en los últimos años, dando prioridad a las conexiones de Internet frente a los minutos para hablar. De ahí, que cada vez haya más posibilidades y combinaciones distintas, que buscan adaptarse a los diferentes tipos de usuarios y dar respuesta a sus necesidades específicas

Así las cosas, en un mercado tan amplio como cambiante, encontrar la tarifa prepago perfecta se presenta como una tarea un tanto compleja. Por ello, para ayudarte a encontrar la tarifa prepago más barata con datos, hemos elaborado este ranking con las ofertas más económicas del mes de septiembre de 2021:

Sin cuotas

Ver detalles

Precio

0€ /mes

Móvil: Solo pagas por lo que consumes (Llamadas 6 cént/min - 3,59 céntimos cada MB)

Llama

Ver detalles

Precio

0€ /mes

Móvil: Móvil 6 cént/min. + 30cént establ

Plan 5

Ver detalles

Precio

7 € /mes

Móvil: 5 GB y llamadas ilimitadas

Navega

Ver detalles

Precio

8,95€ /mes

Móvil: Llamadas a 0 cént/min y 5GB + 10GB de regalo

Prepago M

Ver detalles

Precio

15€ /mes

Condiciones: Doble de GB en verano

Móvil: 20 GB con llamadas ilimitadas y 800 minutos internacionales

Tarifa sin cuotas de Simyo

Como muchas tarifas de prepago, esta oferta destaca por pagar 0 euros, ya que únicamente tendrás que abonar el importe si consumes. En el caso de Simyo, la tarifa de las llamadas es de 6 céntimos por minuto y 3,59 céntimos por cada mega consumido. Además, las tarifas de prepago destacan por no tener permanencia, por lo que podrás tener la libertad de decidir si seguir con la misma tarifa o escoger otra que se ajuste a tus necesidades.

Tarifa Llama de Orange

Al igual que la prima oferta, la tarifa Llama funciona de manera muy similar. La única diferencia es el coste de la llamada, que en Orange pasa a ser de 6 céntimos por minuto más 30 céntimos por el coste de establecimiento de llamada. Asimismo, la tarifa también se puede utilizar para hablar o recibir llamadas desde cualquier país de la Unión Europea, Islandia, Liechtenstein y Noruega.

Tarifa Plan 5 de Llamaya

En este caso, la tarifa difiere de las dos primeras, ya que la cuota pasa a ser mensual. Por esta razón, las llamadas son ilimitadas y los datos móviles 5GB, aunque si superas los GB mencionados, puedes seguir navegando con un importe de 0,05 euros por MB. Esta tarifa, que tiene un coste de 7 euros mensuales, al igual que Orange y Simyo, te permite hablar y usar tus datos en cualquier país de la Unión Europea con la misma oferta que en territorio nacional.

Tarifa Navega de Orange

La tarifa Navega también funciona con una cuota mensual de 8,95 euros mensuales. Una vez pasadas las 4 semanas, el importe se descontará automáticamente, por lo que te permitirá despreocuparte del saldo. Las llamadas por tanto, no tienen ningún coste, disponiendo de 5GB y 10GB de regalo.

Tarifa Prepago M de Vodafone

Esta tarifa es una de las ofertas prepago más completas que hay actualmente. Por 15 euros mensuales puedes tener 20 GB con llamadas ilimitadas así como 800 minutos internacionales gratuitos. Además, si decides contratar este producto antes de que finalice septiembre, tendrás el doble de GB de regalo. Del mismo modo, los meses que no hayas gastado los minutos y GB contratados se irán acumulando para la próxima mensualidad.

¿Qué es una tarjeta telefónica de prepago?

Una tarjeta de prepago es un tipo de tarjeta con la que es necesario anticiparse al importe que se va a consumir. Dentro del sector telefónico existen 2 modos de contratar una tarifa: prepago y postpago. Disponer de una tarjeta telefónica con tarifa de prepago quiere decir que el usuario adelanta una cuantía monetaria que irá gastando a medida que haga un consumo del teléfono a través de mensajes, llamadas, datos u otras prestaciones. Para poder tener una se requiere, desde noviembre de 1999, de datos personales como el número de identificación personal y el domicilio.

¿Cómo funciona una tarifa telefónica de prepago?

Para poder disponer de una tarifa telefónica de prepago la compañía con la que el usuario decida contratarla le facilitará una tarjeta en la que tendrá que ir ingresando crédito para poder hacer uso de la tarifa.

Estas tarjetas tienen asignada una tarifa telefónica predeterminada, pero cada usuario puede elegir cuál desea aplicar para sustituirla ya que suele tener unos precios más elevados. Dentro de la modalidad de prepago en telefonía móvil hay amplias diferencias entre cada tarifa. En ellas varía el precio del establecimiento de llamada, de cada minuto de voz, de los mensajes y de los MB para navegar por internet. Pero además también se diferencian por la cuota y el consumo y la recarga mínima.

Compromiso de permanencia

A diferencia de las tarifas de contrato o postpago, las tarifas prepago no tienen compromiso de permanencia. Al contratar una de prepago el cliente no adquiere ninguna obligación de quedarse en la compañía o en la tarifa un tiempo determinado. Con el prepago es posible cambiar en el momento en el que se desee sin tener que pagar ningún tipo de penalización.

Cuota por la tarifa prepago

En el mercado telefónico actual se pueden encontrar tarifas de prepago con y sin cuota mensual. En el caso de las que no tienen cuota el usuario sólo paga lo que consume, mientras que en las que sí la tienen se debe abonar lo que se consume y la cuantía de la cuota. A primera vista que tenga una cuota puede parecer una desventaja frente a las que no la tienen, sin embargo, el pago de esa cantidad fija mensual concede al usuario minutos o MB de datos gratis o descuentos en otros servicios.

Por ejemplo, si la cuantía es de 12 euros el usuario debe comenzar el mes con esa cantidad, como mínimo, ya que esa docena de euros se le restarán automáticamente y lo restante será lo que pueda consumir. Sin embargo, si en el momento en el que acaba su mensualidad no hay saldo suficiente como para que la compañía descuente los 12 euros no puede disfrutar de la tarifa contratada y se aplica la que viene por defecto hasta que recargue y se le pueda cobrar la cuota de la tarifa que tiene seleccionada.

Consumo mínimo de una tarifa prepago

Por otro lado, algunas tarifas de prepago tienen un consumo mínimo, aunque en ese caso no suelen cobrar una cuota mensual. El consumo mínimo consiste en una cuantía fija que la compañía estipula que el usuario debe gastar al mes para poder disfrutar de determinados precios y que en el caso de que no se haga se deben pagar igualmente. Es decir, si una tarifa lo fija en 10 euros y el cliente sólo gasta 6 euros en un mes la compañía le descontará de su saldo los 4 euros restantes por no haber alcanzado el mínimo estipulado. Y en el caso de no tener saldo para descontar esa cuantía la compañía efectúa el cargo sobre el dinero que se tiene en ese momento y en la siguiente recarga la cuantía restante. Durante ese tiempo sucede lo mismo que con la cuota de tarifa, se le aplica la tarifa por defecto de la tarjeta hasta que recargue el dinero suficiente.

Recarga mínima

Otras compañías obligan a realizar una recarga mínima cada mes para poder disfrutar los siguientes 30 días de una de sus tarifas de prepago. Además, algunas compañías utilizan las recargas para premiar a sus clientes, bien regalándoles saldo cada vez que ingresan dinero en su tarjeta prepago o bien obsequiándoles con minutos o MB gratis cuando realizan recargas de más de una cuantía concreta.

¿Qué pasa si me quedo sin saldo en mi tarifa prepago?

Una vez que el saldo se agota los servicios se restringen y sólo permite recibir llamadas y mensajes, pero la única comunicación saliente desde esa tarjeta hasta que se realice una recarga serán las llamadas de emergencia al 112. Por eso, si el usuario quiere volver a utilizar su teléfono con normalidad y no tienen dinero preabonado en la tarjeta necesita hacer una recarga.

¿Dónde se hacen las recargas de prepago?

Lejos quedan los tiempos en los que sólo era posible ingresar dinero en la tarjeta de prepago en las propias tiendas de la compañía telefónica con la que se tiene contratada la tarifa. En la actualidad también es posible hacer recargas en otros sitios y desde 5 euros.

  • Recarga directa: a través de internet, ya sea desde la web de la compañía o desde su aplicación móvil.
  • Recargar por teléfono: cada compañía suele tener un número de teléfono al que pueden llamar sus clientes y realizar una carga en su tarjeta.
  • En cajeros automáticos o banca online: los bancos permiten realizarlas desde su web o incluso desde los cajeros automáticos con la tarjeta de crédito o débito de la entidad.
  • En comercios: gasolineras, estancos, quioscos, supermercados… muchos establecimientos hacen recargas u ofrecen a sus clientes tarjetas de recarga que permiten al usuario ingresar dinero de una manera sencilla.
  • Por mensaje: algunas compañías telefónicas permiten realizar recargas enviando un mensaje de texto si el cliente ha registrado alguna de sus tarjetas bancarias previamente.

¿Qué pasa si no se recarga la tarjeta?

Para poder introducir dinero en la tarjeta no es necesario que el saldo que contenga sea 0. Pero en el caso de no tener nada, las tarifas de prepago disponen de servicios para que el cliente pueda seguir utilizando su teléfono. La mayoría de las empresas permiten a sus clientes de prepago activar el servicio Llámame que no tengo saldo a través del cual se envía un SMS a la persona que desee que le llame con ese texto. Otras también facilitan las llamadas a cobro revertido e incluso permiten al usuario recibir un anticipo de saldo o un traspaso desde otro teléfono que tenga contratada su tarifa con el mismo operador para que puedan seguir llamando.

Sin embargo, no se puede estar mucho tiempo sin saldo en la tarjeta, porque si no se realiza una recarga en un número de meses que varía dependiendo de la compañía, la tarjeta se cancela y el número de teléfono se pierde.

La telefonía prepago

Los contratos de telefonía de prepago permiten al usuario controlar su consumo telefónico pero sin renunciar a que sus servicios tengan unos precios competitivos. Sea prepago o postpago el modo de contratación que más te conviene utiliza Rastreator.com y podrás comparar las ofertas de telefonía disponibles para elegir la más adecuada a ti.

Las mejores tarifas prepago sin consumo mínimo

Si te gusta desconectar el teléfono, realizar pocas llamadas o simplemente el uso del móvil es mínimo, el mejor producto en este caso es una tarifa sin consumo mínimo, por tanto, únicamente pagarás por lo que usas. Una de las opciones en este tipo de productos es contratar una tarifa en las que pagas por lo que hablas como la tarifa Sin Cuotas de Simyo, cuya tarifa es de 6 céntimos por minuto y 3,59 céntimos por cada mega consumido, o la tarifa Llama de Orange que tiene un coste de 6 céntimos por minuto más 30 céntimos por el coste de establecimiento de llamada. Ambas, ya mencionadas, destacan por no tener consumo mínimo, es decir, solo pagarás el importe correspondiente a los minutos y datos que consumas.

Tarifas de prepago con 5G

Las personas que suelen realizar numerosas llamadas y pasan tiempo navegando no suelen optar por una tarifa prepago sin consumo mínimo, sino que prefieren una tarifa prepago con 5G, ya que las llamadas pasan a ser ilimitadas y en el caso de superar los GB contratados se puede seguir navegando por un módico precio que cada compañía tiene establecido. Por este motivo, la cuota pasa a ser mensual, como la tarifa Plan 5 de Llamaya, que tiene un coste de 7 euros mensuales o la tarifa Navega de Orange, cuyo coste es de 8,95 euros mensuales.

¿Qué compañías ofrecen las mejores tarifas de móvil de prepago?

En la actualidad destaca, por un lado Orange, con su tarifa «Llama», que ofrece solo llamadas por 6 céntimos de euro por minuto + 30 céntimos de establecimiento de llamada. Otras compañías cuentan tarifas de prepago que también incluyen datos. Por ejemplo, Simyo ofrece 14 GB por 10 euros al mes.

Si lo que buscas es una tarifa de prepago que incluya tanto llamadas como datos, puedes optar por Llamayá, con 14 GB y 150 minutos de llamadas al mes por 7,50 euros. Vodafone también ofrece un servicio similar, con 20 GB al mes y 800 minutos de llamadas internacionales por 15 euros.

Las tarifas móviles de prepago más baratas (septiembre 2021)

Compañía Tarifa Móvil Precio
Orange Llama  6 cént/min. + 30cént establ. 0 €
Llamayá Plan 5 GB 5 GB + 150 minutos 7€
Orange Navega 5 GB + Llamadas a 0 céntimos 8,95 €
Simyo 14GB 14 GB 10 €
Vodafone Prepago M 20 GB + Llamadas ilimitadas + 800 minutos internacionales 15 €

¡Compártelo en redes!