Tipos de coches de alquiler

  • Al alquilar un coche se decide el tipo de vehículo que se desea, pero no el modelo concreto.
  • Mini, económico, compacto, familiar, deportivo… el tipo de coche elegido depende de los requerimientos del usuario.

Cuando se recurre al alquiler de un coche se busca solventar la necesidad concreta de unos días, unas semanas o incluso unas horas. Poder prescindir de un coche en propiedad, o requerir un vehículo en una localidad distinta a la propia lleva aparejada la necesidad de que éste cumpla con unos requisitos concretos. No todos se adaptan a un mismo usuario, por lo que las compañías de “rent a car” distinguen entre distintas categorías de coches para que cada cual pueda decantarse por el más apropiado para su caso.

Coches de alquiler: Categorías

Los fabricantes de automóviles clasifican los modelos de coches en varias categorías comerciales en función de las dimensiones: A, B, C, H… Esta misma valoración es utilizada por muchas empresas de alquiler de coches a la hora de dar a elegir al usuario el modelo que desea arrendar. Sin embargo, en términos generales es común encontrar las siguientes categorías o clasificaciones:

  • Mini
  • Económico
  • Compacto
  • Tamaño mediano
  • Familiar
  • Lujo o deportivo
  • SUV y todoterreno
  • Furgoneta y monovolumen
  • Descapotable

En general, los modelos más alquilados son los compactos y económicos, pero las posibilidades son muchas y se ajustan a las necesidades de cada cliente.

En términos generales es posible elegir entre estos tipos de vehículos, cuya categorización viene determinada por su tamaño, carrocería y características. Es posible encontrar desde un coche mini hasta uno familiar, al igual que también se puede elegir un vehículo económico o uno de lujo. Las variables que diferencian un tipo de otro son:

  • El tamaño, tanto del maletero como la capacidad de pasajeros.
  • Carrocería.
  • Número de puertas.
  • Transmisión o cambio.

Elegir categoría de coche

Con algunas compañías cuando se alquila un coche el usuario decide el tipo de vehículo que desea, pero no el modelo concreto. Así, se puede reservar un coche familiar, pero no saber si se va a tener un Renault o un Opel, por ejemplo. No suelen confirmarse marcas, modelos o colores, sólo la categoría reservada. En algunos casos ni siquiera se garantiza que el vehículo vaya a utilizar el tipo combustible que ha seleccionado el usuario.

Si 2 coches pertenecen a la misma categoría suelen tener el mismo precio aunque no coincidan en marca o modelo, pero sí varía dependiendo de la clasificación, siendo los más baratos de alquilar los denominados económicos, minis o compactos, y los más caros los llamados de lujo o descapotables, por ejemplo. Además, algunas compañías aplican distintas condiciones de alquiler dependiendo del tipo de coche elegido.

Alquilar un coche

A la hora de alquilar un coche es importante el proceso de elección del vehículo. La finalidad del alquiler y las necesidades del usuario determinarán qué tipo de coche se necesita, los extras que debe incluir y el lugar en el que se recoge y deposita el coche. Un estudio de FACUA-Consumidores en Acción revela que el precio de alquilar un coche puede llegar a variar hasta un 431% dentro de la misma ciudad. Por eso, es muy importante comparar antes de alquilar un coche para que la operación sea lo más rentable y satisfactoria posible. Comparadores como Rastreator.com te permiten realizar una comparativa de los distintos tipos de coches, extras y otros aspectos del vehículo de manera fácil y rápida para que puedas elegir y ahorrar en el alquiler del coche.


COMPARAR COCHES DE ALQUILER

Eva GonzálezRastreator.com


Seguro que te interesa...

Más información sobre Alquiler de coches