Cómo cambiar el aceite del coche en 8 pasos

Cambiar el aceite es una de las cosas más importantes que puedes hacer por el bienestar de tu coche. El cambio regular del aceite es una parte fundamental del mantenimiento óptimo del coche, ya que ayuda a que el motor funcione suavemente y dure más tiempo, mejorando al mismo tiempo su rendimiento.

El aceite viejo atasca las partes críticas de tu vehículo y con el tiempo podría causar un fallo importante en el motor, cuya reparación podría costarte cientos o incluso miles de euros.

Muchos dueños de automóviles no se atreven ni les apetece cambiar el aceite por sí mismos, y prefieren dejárselo al mecánico de su taller. Sin embargo, cambiar el aceite es en realidad algo muy sencillo de hacer, y si además te gusta el bricolaje, te ahorrarás un dinerillo.

Tienes que comprobar el manual de tu coche pero, normalmente, deberías cambiar el aceite del motor cada 4.500-9.000 kilómetros. Esto es lo que necesitarás si te vas a enfrentar al cambio de aceite

Lo imprescindible para el cambio de aceite

  • Dos rampas portátiles
  • Cuñas
  • Recogedor de aceite
  • Un trapo viejo
  • Ropa de la que no te importe que se manche
  • Guantes de latex (o similares)
  • Aceite para motor
  • Un filtro de aceite
  • Llave inglesa para el filtro de aceite
  • Llave combinada

La guía en 8 pasos de Rastreator.com para cambiar el aceite del motor de tu coche

  1. Enciende el motor durante unos minutos para calentar un poco el aceite (el aceite frío se vacía peor que si está templado). Si el automóvil ha estado funcionando durante un tiempo, espera hasta que el motor se enfríe un poco, ya que el aceite muy caliente podría quemarte.
  2. A menos que conduzcas un tráiler monstruoso, tendrás que elevar el coche. Coloca un par de rampas portátiles sobre una superficie elevada y conduce cuidadosamente el coche hasta que las ruedas delanteras estén de lleno en las rampas. Dale al freno de mano, apaga el motor y deja el coche en primera (o en “Neutro” si es automático). Para un plus de seguridad, coloca cuñas detrás de las ruedas traseras. Nota: nunca utilices dos gatos para apuntalar el coche: ¡son muy inestables!
  3. Con los guantes puestos para protegerte la piel de sustancias químicas perjudiciales en el aceite, deslízate por debajo del coche y localiza el tapón de vaciado del aceite en el motor. Luego coloca el recogedor de aceite por debajo. Consulta el manual del vehículo para encontrar la localización exacta.
  4. Afloja el tapón con la llave inglesa hasta que lo puedas quitar con la mano, y prepárate para un chorro de aceite. ¡Es imprescindible que no hagas esto cuando el motor está demasiado caliente! Una vez que todo el aceite se haya vaciado, coloca de nuevo el tapón.
  5. A continuación tienes que cambiar el filtro del aceite. Sube el capó del coche y sostenlo adecuadamente. Localiza el filtro del aceite y utiliza una llave especial para desenroscarlo. Coge el filtro nuevo y lubrica el sello de goma con una capa fina de aceite que ayude a protegerlo. Sólo te queda atornillar el filtro en su lugar y ajustarlo con la llave.
  6. Retira el tapón para llenar el depósito de aceite en la parte superior del motor. Coloca el embudo en el agujero (algunas botellas de aceite ya vienen con uno) y vierte el aceite limpio. Confirma en el manual de instrucciones la capacidad de aceite y comprueba que los niveles son correctos mediante una varilla medidora. No olvides colocar de nuevo el tapón.
  7. Pon el coche en punto muerto y comprueba a ojo si hay algo que gotee debajo del coche. Si es así, para el motor, ponlo de nuevo en marcha y asegúrate de que todos los tapones están cerrados y ajustados adecuadamente.
  8. El aceite usado de motor es muy tóxico para el medio ambiente. Para eliminar los residuos de aceite correctamente, llévalo a tu taller particular donde te podrán informar de cómo reciclarlo o almacenarlo.

Y eso es todo para cambiar el aceite de tu coche. ¡Ya puedes presumir con tus amigos de tus impresionantes dotes de mecánico!

Redacción Rastreator.com

COMPARAR SEGURO DE COCHE AHORA