Decesos: fallecer es caro

Junio de 2014

  • Los servicios funerarios pueden costar hasta 3.500 euros.
  • El precio depende de la localidad y los servicios contratados.
  • Comparando es posible ahorrar hasta 900 euros de media ó 2.000 euros en algunas ciudades.

A lo largo de los años, y de los siglos, sigue sorprendiendo la fuerza y acritud del dolor que genera cada fallecimiento. Quizá porque muchos prefieren ignorar la muerte y vivir como si no existiera. Se trata de un fenómeno inherente e inseparable a la vida, pero hablar de ella incomoda y parece que da mala suerte, siendo un auténtico tabú en muchos países. Cada país, región, cultura e incluso cada época tienen sus costumbres, ritos y tradiciones a su alrededor, pero lo que es común a todos los lugares de la península ibérica es su alto coste económico.

El precio del sepelio

La crisis económica también pasa factura a los servicios funerarios, y los usuarios cada vez buscan y comparan más para ahorrar. Se hacen menos recordatorios y se opta por un ataúd más sencillo, pero el precio del sepelio no sólo depende de los servicios contratados, también de la ciudad donde se realiza el funeral.

En el año 2011 el coste medio de los servicios funerarios se situaban entre los 1.800 y los 2.000 euros, según la Asociación Nacional de Servicios Funerarios (Panasef), unos datos que no representan diferencia con los del año precedente, pero sí con los que se han fijado en España de ahí en adelante.

Aumento del IVA en el sector

A mediados del año 2012 entró en vigor un Real Decreto que obligaba al sector funerario a incrementar el tipo impositivo de sus servicios, que desde ese momento pasaron de tener un 8% de IVA a un 21%. 13 puntos porcentuales más que se notan desde entonces en el bolsillo de los españoles en los momentos más difíciles.

En ese momento las facturas de empresas del sector funerario y cementerios reflejaron un incremento que se sitúa entre los 500 y los 700 euros de media y que llevó al coste de este servicio a oscilar entre los 2.800 y los 3.500 euros.

Hasta 3.500 euros por servicios funerarios

Durante el año 2013, según los datos de la Asociación de Entidades de Seguros (Unespa), cada sepelio tenía un coste de unos 3.000 euros. Sin embargo, los gastos derivados del fallecimiento presentan grandes diferencias en relación a si es necesario un traslado nacional o internacional o si el suceso se produce en el lugar del entierro. Así, si se requiere desplazar el cuerpo en el territorio nacional los gastos pueden aumentar en cerca de un 18% en relación a si el entierro se produce en la misma localidad, mientras que si el desplazamiento es internacional puede ser un 37% más costoso.

Sin embargo, la Organización de Usuarios y Consumidores (OCU) estima que el coste es aún mayor y lo sitúa en unos 3.500 euros, aunque, dicen, depende de factores como la ciudad, si hay que pagar la sepultura, el enterramiento, si hay incineración… Pero no sólo eso, también de la empresa comercializadora. Así, en muchas localidades es fácil encontrar acusadas diferencias de precio entre los servicios funerarios municipales y los privados. Cuanta más oferta haya más abanico de precios se puede encontrar, y es que según un informe de la OCU es posible ahorrar una media de hasta 900 euros comparando precios de distintas empresas de la misma localidad. Mientras que en ciudades como Alicante, Madrid o Valencia es posible ahorrar hasta 2.000 euros.

Ahorrar en la despedida

Dentro del precio de los servicios funerarios está incluido el ataúd o la urna, la lápida, las flores, el tanatorio, las esquelas y recordatorios así como los coches de acompañamiento. Además de comparando, también es posible ahorrar en esos factores eligiendo servicios de menor gama dentro del amplio abanico que ofrece el sector. Pero en el punto contrario se encuentran los que desean en el acto de sepultura música en directo, recuerdos, catering, vídeos o libros de firmas, dependiendo de la tradición de la zona o de las costumbres familiares que se tengan.

El seguro de Decesos en España

Para hacer frente al alto coste que conlleva un sepelio muchos españoles optan por contratar un seguro de Decesos y evitar así que sus familiares tengan que hacerse cargo de los costes cuando llegue el momento. Se trata de una póliza que costea los muy onerosos gastos del sepelio y evita que se conviertan en un problema económico para la familia.

Este seguro se comercializa en España desde hace más de un siglo y presenta un gran arraigo social. Así, según los datos de Unespa, 6 de cada 10 sepelios que tuvieron lugar en España en el año 2013 corrieron a cargo del seguro de Decesos.

Los elevados gastos, lo prolijo de los trámites y las gestiones administrativas necesarias post mortem son algunas de las razones que mueven a los ciudadanos a contratar una póliza de Decesos. Y es que además de los servicios básicos como la sepultura y la ceremonia estas pólizas se ajustan a las tradiciones de la localidad donde el asegurado o sus familiares hayan elegido que se realice la sepultura. Así, si en ese lugar se acostumbra, por ejemplo, a una ceremonia tradicional, con catering, música, velatorio y muchos adornos florales la póliza se hace cargo de los gastos derivados de todos ellos.

Ante los altos costes de los servicios funerarios, propiciados aún más por el aumento de sus tipos impositivos, el seguro de Decesos se sitúa cada vez más como una opción para aligerar, por lo menos económicamente, el mal trago. También existen pólizas de Vida que recogen dentro de sus garantías coberturas coincidentes con el seguro de Decesos, como puede ser el asesoramiento y gestión de sucesiones o la indemnización por incapacidad temporal o permanente.


COMPARAR SEGUROS DE VIDA

Eva GonzálezRastreator.com


Seguro que te interesa...

Más información sobre Seguros de Vida