El precio del gas: Tarifas de gas disponibles

El precio del gas es un factor clave en la economía familiar de los hogares donde éste se utiliza para la calefacción, especialmente si se vive en una zona donde el otoño y el invierno son fríos. Comparar siempre es el primer paso para empezar a ahorrar, pero no siempre tenemos que cambiar de compañía para disminuir el importe de nuestra factura de gas. ¿Sabes qué tarifa tienes contratada? ¿Has comprobado ya que es la tarifa correcta para tu perfil de consumo de gas? Entender qué tarifa de gas debemos tener contratada es muy sencillo, mucho más fácil que en las tarifas de luz.

Las tarifas de gas están reguladas por el Ministerio de Industria, y dependen únicamente del consumo de gas estimado que vamos a tener en nuestra vivienda. Al contrario de las tarifas de luz no tendremos que elegir la “potencia contratada’ de nuestra instalación de gas y luego la tarifa. En el caso del gas deberemos elegir el rango de gas que estimamos que necesitamos y se nos aplicará la tarifa correspondiente al mismo.

Acometidas de gas

Todas las acometidas de gas son similares, a una presión inferior a 4 bar, y el término fijo es igual para todos los clientes dentro de una misma tarifa, independientemente de la caldera o instalación de gas que tengamos en casa.

Tarifas de gas disponibles

Aunque algunas comercializadoras las denominan con otros nombres en base a su oferta comercial, las tarifas de gas se dividen principalmente en base al nombre del peaje de acceso:

  • Tarifa 3.1: Para un consumo anual de gas inferior a 5.000 kWh.
  • Tarifa 3.2: Para un consumo anual de gas mayor de 5.000 kWh pero menor de 50.000 kWh.
  • Tarifa 3.3: Para consumos de gas mayores a 50.000 kWh y menores a 100.000 kWh.
  • Tarifa 3.4. Se aplica a consumos anuales de más de 100.000 kWh.

Por tanto, según el consumo anual, se deberá seleccionar una de las tarifas anteriores, siendo las 2 primeras tarifas las más comunes en viviendas y pequeños negocios, y las 2 últimas las correspondientes a grandes consumos tipo PYMES, industrias o grandes edificios.

Así, para el caso de viviendas, tenemos las siguientes opciones:

Tarifa de gas 3.1, para consumo menores de 5.000 kWh anuales

Este tipo de tarifa es el más común cuando se emplea el gas natural para el agua caliente y la cocina de la casa.

Consta de un precio fijo mensual, igual para todos los clientes de la tarifa, más un precio para el consumo de gas realizado (€/kWh).

Tarifa de gas 3.2, para un consumo anual entre 5.000 y 50.000 kWh anuales

Esta tarifa es la adecuada cuando se emplea el gas natural para la calefacción de la vivienda además de para el agua caliente y la cocina de la casa.

Como en el caso anterior, consta de un precio fijo mensual, igual para todos los clientes de la tarifa, más un precio para el consumo de gas realizado (€/kWh).

Dado que el consumo anual es mayor, los precios de esta tarifa de gas son menores que los de la tarifa 3.1, pero el consumo anual debe superar los 5.000 kWh anuales. En una vivienda normal raramente sucede, salvo que se tenga calefacción de gas.

¿Qué tarifa de gas es la mía?

El precio del gas cambia de una tarifa a otra. Te animamos a que consultes tus facturas y empieces a comparar las distintas opciones de tarifas de gas disponibles y empieces a bajar el precio que pagas por el gas de tu casa. Si tienes una para menos de 5.000 kWh pero en realidad gastas más puedes ahorrar optando por la tarifa 3.2.


COMPARAR TARIFAS DE ENERGÍA

Luciana BlascoRastreator.com


Seguro que te interesa...

Más información sobre Tarifas de Energía