¿Por qué nadie me asegura?

  • Las compañías muestran reticencias a cubrir a menores de 25 años con poca experiencia al volante
  • Si se producen dos negativas por parte de las aseguradoras, el conductor puede acudir al Consorcio de Compensación de Seguros

Rastreator - no tengo seguroAsegurar un coche es una de las primeras tareas que deben realizar los españoles al adquirir un vehículo. La obligatoriedad de conducir con una póliza que cubra posibles daños y accidentes hace de este uno de los productos más solicitados entre las compañías aseguradoras.

Sin embargo, pese a que se trata de un seguro obligatorio no todo el mundo tiene facilidades para acceder a él. En ocasiones, la tipología de conductor o el vehículo en cuestión no son los deseados por las aseguradoras y estas tienden a rechazar al solicitante. Si te encuentras en esa tesitura y no entiendes por qué estas empresas te están negando la contratación del seguro de Coche, aquí te damos algunas claves para ayudarte.

Los factores más comunes para negar la póliza

En la mayoría de las ocasiones, los conductores pagan durante años sus seguros de auto sin llegar a dar un solo parte a la aseguradora. En el otro lado, está el riesgo que estas soportan por el que cobran una prima a sus clientes para cubrirles tanto jurídica como económicamente en caso de que se produzca un siniestro.

Para determinar el peligro que supone asegurar a un usuario, las compañías hacen uso de la estadística y esto las obliga, en ocasiones, a declinar a un futuro cliente. Los factores más comunes que las aseguradoras analizan y que pueden suponer la negativa de la póliza son:

  • Edad del conductor
  • Tipo de vehículo
  • Historial de conducción
  • Incremento del riesgo para la aseguradora

Edad del conductor

Cuanto menor sea la edad y, por tanto, la experiencia del conductor, mayor es el riesgo asumido por la aseguradora. Esto implica que muchas compañías muestren reticencias a la hora de cubrir a menores de 25 años que cuentan con dos años de carné debido al peligro que pueden suponer asegurarles.

Tipo de vehículo

La relación potencia/peso y el coste de la marca también son fundamentales a la hora de valorar el riesgo a asumir en un seguro. Cuanto más potente es el coche y más pesado sea, más posibilidades tendrá de colisionar. Respecto a la marca del vehículo, las aseguradoras tienen en cuenta el coste de las piezas del mismo, ya que no son iguales para el caso de los coches de alta gama que para los de estilo inferior. Además, dichas compañías también suelen ser reacias a conceder seguros de Motocicletas y Ciclomotores, que cuentan con menor estabilidad y, por tanto, mayor índice de siniestralidad.

Historial de conducción

Otro factor que tienen en cuenta las aseguradoras es el historial de sus nuevos clientes, que pueden consultar a través del fichero SINCO facilitado por Tirea (Tecnologías de la Información y Redes para las Entidades Aseguradoras), un archivo en el que están inscritas casi todas las empresas del sector. En él, las aseguradoras ceden los datos de sus clientes para que otras empresas puedan determinar el riesgo que suponen para ellas.

Sin embargo, el hecho de haber tenido algún accidente no implica que no se conceda la póliza, ya que no solo se tiene en cuenta el número de accidentes, sino también los años que el cliente ha estado asegurado. Eso sí, si la compañía se decide finalmente a ofrecer el seguro puede que este tenga un coste más elevado.

Incremento del riesgo

Aunque en la mayoría de las ocasiones se menciona el hecho de no poder ser asegurado, lo cierto es que, aun teniendo una póliza, la compañía puede decidir dejar de proporcionar dicha garantía al conductor. Esta situación se da cuando se detecta un aumento del riesgo en el cliente. Según el artículo 12 de la Ley del Contrato del Seguro, la compañía podrá rescindir el contrato comunicándolo por escrito al asegurado dentro de un mes, a partir del día en que esta tenga conocimiento de la agravación del riesgo.

¿Qué hago si todos me rechazan?

Si se produce alguna de estas situaciones y el conductor no consigue encontrar ninguna compañía que lo asegure podrá acudir, en última instancia, al Consorcio de Compensación de Seguros. Este organismo será el encargado de cubrir el riesgo cuando el cliente haya recibido, al menos, dos negativas por parte de las aseguradoras.

El único producto que este consorcio puede ofrecer es el seguro de responsabilidad civil de vehículos a motor de suscripción obligatoria, que cubre únicamente los daños causados a terceros. De este modo, se excluyen coberturas como daños propios, robo del vehículo, reclamación de daños o defensa jurídica, entre otros.

¿Qué necesito para acudir al Consorcio?

Para contratar este seguro, el conductor podrá hacerlo vía telefónica u online. Para ello, deberá aportar los siguientes documentos:

  • Comunicación escrita de dos entidades aseguradoras expresando la no aceptación o el rechazo del riesgo.
  • Documento de identificación.
  • Permiso de conducción válido para el coche que se pretende asegurar.
  • Permiso de circulación del vehículo.
  • Certificado de características técnicas del automóvil, en el que deberá incluir la ITV actualizada.
  • Tarjeta bancaria con la que se efectuará el pago de la prima.

Comparar seguros de Coche

Aunque la contratación de un seguro de Coche es obligatoria en España, es posible que, en ocasiones, los conductores no puedan acceder a él. Por ello, antes de iniciar la búsqueda de la póliza para un vehículo es preciso informarse y saber si se cumple con los requisitos básicos para solicitarla.

Encontrar el seguro adecuado para cada conductor no es un proceso sencillo. Por esta razón, es fundamental contar con una herramienta útil que lo facilite y lo agilice. Con el comparador de seguros de Coche de Rastreator el usuario podrá observar las diferentes opciones disponibles que más se adecuen a su perfil como conductor y podrá elegir la más beneficiosa para él en tan solo un par de minutos.

Febrero 2018


COMPARAR SEGUROS DE COCHE

¿Te ha resultado interesante?

¡Gracias por darnos tu opinión!

Asunción InfanteRastreator.com