Lo que no te cubre tu seguro de hogar

3 minutos
  • Los accidentes provocados por cigarrillos mal apagados no están incluidos en las coberturas del seguro de hogar
  • Es muy importante fijarse en qué seguro ofrece la mejor relación calidad-precio

exclusiones-seguro-hogarCuando cuentas con un seguro de hogar, lo más lógico es que, ante un siniestro en casa pienses en llamar a tu aseguradora para que se haga cargo. Sin embargo, dependiendo de las características de la póliza es posible que la compañía no sea la responsable de subsanar los desperfectos, sino que tú mismo tendrás que hacer frente al coste de las reparaciones. Y es que, antes de firmar un contrato con una aseguradora es importante recordar que ningún seguro tiene garantías absolutas, sino que estos suelen contar con limitaciones y exclusiones.

Por ello, cuando llega el momento de buscar una póliza, es muy importante que no solo tengas en cuenta cual es el seguro de hogar más barato, sino también el que te ofrece mayor protección. Si ese es tu caso y estás dudando entre las diferentes modalidades que existen, recuerda que al contratar un seguro de hogar básico estás eligiendo la póliza más sencilla y con menos garantías. Por lo general, solo cubre los daños provocados por el fuego, las inundaciones, los robos y poco más, ya que dependiendo de la compañía elegida es posible que incluya algunas coberturas más.

Si quieres proteger un poco más tu vivienda, puedes optar por un seguro de hogar intermedio, en cuyo caso, además de las coberturas incluidas en una póliza básica, también tendrás cubiertos los daños estéticos, las joyas, la responsabilidad civil de tu mascota y la defensa jurídica. No obstante, si lo que buscas es protección total, tendrás que elegir un seguro de hogar completo, ya que es el que más garantías incluye. No obstante, recuerda que hay algunos casos en los que ni siquiera el seguro se hará cargo de la indemnización correspondiente. Se trata de situaciones puntuales y muy concretas que están excluidas por sus características. Hacemos un repaso por las exclusiones más habituales de las pólizas de hogar.

Accidentes de fumador

Si eres fumador tendrás que ser más cuidadoso que aquellos asegurados que no lo son. La gran mayoría de las aseguradoras no se hacen cargo de aquellos accidentes que hayan sido causados por un cigarrillo mal apagado.

Daños por instalaciones en mal estado

Cuando contratas en seguro de hogar te estás comprometiendo con la aseguradora a mantener tu hogar en condiciones óptimas. Es muy importante que realices las revisiones correspondientes y el mantenimiento que sea necesario en todas las instalaciones de tu casa, ya que de lo contrario, en caso de siniestro es muy probable que la compañía se niegue a hacerse cargo de las reparaciones. Esto se debe a que la aseguradora entiende que el siniestro lo ha provocado la falta de mantenimiento de la vivienda o la antigüedad de los materiales. Así que, si por ejemplo, hay una inundación en tu domicilio y la compañía demuestra que se trata de una tubería en mal estado, serás tú quien asuma el coste de la reparación.

Daños eléctricos

Si alguno de tus electrodomésticos se avería como consecuencia de una subida de tensión, el seguro de hogar se hará cargo de la reparación. Sin embargo, si el daño está causado por un fallo eléctrico y el aparato se encuentra en garantía, el responsable será el fabricante o el proveedor.

En cuanto a los desperfectos ocasionados en bombillas, lámparas, halógenos y demás, no tienes que olvidar que el seguro no se hará cargo en ningún caso, ya que la mayoría de las pólizas los excluyen. Para comprobarlo, recuerda que puedes acudir al condicionado de la póliza.

Desatasco de tuberías

Los daños que hayan sido causados por culpa de atascos en los conductos estarán cubiertos (o no) dependiendo de la compañía con la tengas contratada la póliza. Y es que se trata de un caso bastante particular, que poco a poco las aseguradoras van incluyendo en los seguros de hogar, sin embargo, actualmente no todas las compañías cuentan con esta cobertura.

Hurto fuera de la vivienda

Algunas pólizas multirriesgo de hogar incluyen entre sus garantías el robo fuera de la vivienda. Sin embargo, cuando se trata de un hurto las compañías lo suelen dejar fuera. Así que si estás en una terraza de un bar y en un despiste te sustraen el teléfono móvil, lo más seguro es que tu seguro de hogar no lo cubra. En este tipo de supuestos la aseguradora entiende que el hurto se ha debido a un descuido tuyo y no a un robo con violencia, por lo que no sustituirá el objeto robado ni te indemnizará.

Robo de joyas y de dinero en metálico

Siempre que haya un robo en tu domicilio el seguro de hogar se encargará de la indemnización correspondiente. Eso sí, si se trata de un hurto no estará obligado a hacerlo. Recuerda que la diferencia principal entre el robo y el hurto es el uso de la violencia. Es decir, si los ladrones fuerzan la cerradura de tu casa para entrar se trata de un robo, mientras que si la puerta está abierta por un despiste, estaríamos hablando de hurto.

En cuanto al robo de joyas y dinero en metálico, la mayoría de las aseguradoras solo se harán cargo si estos se encuentran dentro de una caja fuerte.

Roturas accidentales

Las roturas accidentales no están cubiertas por las pólizas de hogar, aunque si quieres contar con esta garantía puedes contratarla como cobertura adicional. Es una de las más habituales y se suele denominar Todo Riesgo Accidental. Incluye la rotura accidental de cristales, mármol, sanitarios y demás materiales que se pueden encontrar en una vivienda. Si decides contratarla tendrás cubierta la rotura los sanitarios, la encimera de cocina, los cristales de las gafas e, incluso, la pantalla del móvil.

¡Compártelo en redes!