¡Humano! En Rastreator.com utilizamos cookies propias y de terceros para personalizar tu experiencia ofreciéndote contenidos de tu interés. Puedes tener más detalles aquí. Entendemos que si sigues navegando, estás de acuerdo ;)

En caso de accidente ¿qué suele cubrir un seguro de moto?

5 minutos
  • Si tienes contratada una póliza básica y tienes un accidente del que eres culpable, el seguro únicamente se encargará de los gastos ocasionados a terceros
  • Un seguro de moto a todo riesgo se hace cargo tanto de los daños causados a terceros, como de los daños propios, independientemente de si eres el culpable del accidente o no
Contar con un seguro de moto es obligatorio para poder circular y para estar protegido en caso de accidente. Como mínimo cubre los posibles daños de las terceras personas implicadas y, según el tipo de seguro escogido, también de los que hayas sufrido tú. Eso sí, aunque en líneas generales, suele estar incluida la responsabilidad civil, gastos médicos, colisiones, accesorios, asistencia en carretera… es importante no olvidar que esto depende del tipo de póliza que decidas contratar. Si has contratado el seguro de moto más básico, que es el obligatorio, solo cubrirá los daños personales y materiales que puedas causar a terceras personas. Es decir, en caso de accidente, te cubre la responsabilidad civil por haber herido a otra persona si eres el culpable del siniestro. Además, la aseguradora se hará cargo de los destrozos ocasionados en los otros vehículos implicados, así como de los daños que puedan sufrir el resto de individuos afectados, tales como asistencia médica, traslado al hospital y demás. Por el contrario, si cuentas con un seguro de moto a todo riesgo, la entidad te cubrirá también los desperfectos producidos en tu propia moto, así como la asistencia y los gastos médicos que te ocasionen tus lesiones. Igualmente se hará cargo de la defensa jurídica si, por ejemplo, interpones una denuncia en caso de que la necesites.

¿Qué cubre un seguro de moto a terceros?

La primera particularidad de los seguros de moto a terceros es que existen dos tipos de pólizas diferentes: a terceros y a terceros ampliado. La primera de ellas es la más básica y, por ello, la más económica. Por su parte, la segunda incluye algunas coberturas adicionales, como la asistencia en carretera, la defensa jurídica o la responsabilidad civil voluntaria es algo más completa, aunque no  llega a tener las mismas garantías que un seguro a todo riesgo. No obstante, en caso de siniestro, las dos cubren prácticamente lo mismo. Y es que, aunque una sea más básica que la otra, lo cierto es que tienes una póliza de este tipo y tienes un accidente del que eres culpable, el seguro únicamente se encargará de los gastos ocasionados a terceros. De esta forma, la compañía se hará cargo de los costes de la reparación de los vehículos del resto de implicados, así como de los posibles gastos de indemnizaciones derivados del siniestro. De esta forma, en esta modalidad quedan excluidos de la cobertura los daños propios que sean consecuencia de un siniestro en el que seas culpable.

¿Qué cubre un seguro a todo riesgo en caso de accidente?

Las pólizas de moto a todo riesgo (con franquicia y sin franquicia) son las más completas que existen actualmente. Es por ello que, en caso de siniestro, se hacen cargo tanto de los daños causados a terceros, como de los daños propios, independientemente de si eres el culpable del accidente o no. De esta manera, te aseguras de que si sufres un accidente y tu moto resulta dañada, tu compañía aseguradora se encargará de los gastos de reparación o sustitución. Así, la moto queda 100% protegida de los posibles daños que puedas ocasionarle tú mismo u otro vehículo. En el posible caso de que los daños sean tan graves que se provoque la pérdida total de la moto, la aseguradora fijará una cantidad de indemnización teniendo en cuenta, por ejemplo, el valor nuevo o de mercado en función de la antigüedad del vehículo y de las condiciones firmadas. En cuanto a los daños producidos en el casco y la vestimenta, cuando cuentas con un seguro de este tipo, puedes estar tranquilo ya que en caso de accidente, la aseguradora se hará cargo de cubrir los desperfectos y las roturas en cualquiera de estos materiales. Eso sí, no olvides que este tipo de coberturas suelen depender de la aseguradora con la que hayas contratado, así como de las garantías con las que cuente tu póliza.

Encontrar el seguro de moto perfecto

Tanto si te encuentras en el momento en el que acabas de comprar una moto como si, simplemente, se acerca la fecha de vencimiento de la póliza que tienes contratada actualmente, encontrar el mejor seguro de moto no es una tarea sencilla. Actualmente, muchas compañías ofertan este tipo de pólizas y, por tanto, comprobar lo que te ofrecen una por una, es una tarea lenta y nada fácil en la que tendrás que invertir varias horas. Por ello, cuando llega este momento lo mejor es utilizar el comparador de seguros de moto de Rastreator.com. Una herramienta sencilla en la que tan solo tendrás que introducir tus datos y los del vehículo que quieres asegurar, y en uno minutos obtendrás los resultados ofrecidos por las aseguradoras. De esta forma, podrás encontrar de una manera rápida y simple el seguro que mejor se adapta a tus necesidades. Abril de 2019
COMPARAR SEGUROS DE MOTO

¡Compártelo en redes!