EL Plan PIVE y otras ayudas para comprar un coche

Diciembre de 2013

  • Desde 1994 los sucesivos gobiernos han incentivado la compra de vehículos a través de de planes de ayuda y financiación desde el Plan Prever hasta el actual PIVE 4.
  • Se busca retirar de la circulación los coches más antiguos y contribuir a reducir la contaminación.

Cada año millones de vehículos en toda Europa alcanzan el final de su vida útil, momento en el cual la inversión realizada por el dueño ya ha sido rentabilizada y es hora de replantearse la adquisición de un vehículo nuevo y la retirada de la circulación del antiguo.

Todos los países pertenecientes a la Unión Europea están obligados por ley a reciclar sus vehículos viejos de forma respetuosa con el medio ambiente. España recicla 1 millón de vehículos al año, superando con creces el objetivo marcado por Europa.

Incentivar la compra de nuevos vehículos

El Gobierno decidió poner en marcha una serie de ayudas para incentivar la renovación de coches, para ello puso en marcha el Plan PIVE que sustituía al Plan 2000E. Lo que se buscaba con esta iniciativa era contribuir a la disminución del consumo energético mediante la modernización del parque de vehículos con otros de menor consumo de combustible y emisiones de CO2. De hecho, la renovación de flotas de coches se ha posicionado como una de las medidas más eficientes para la reducción de dichas emisiones.

Además, esta medida influye de manera positiva en el ámbito medio ambiental y también en el de seguridad vial y ha permitido frenar la caída de venta de vehículos en España como consecuencia de la crisis económica.

Plan PIVE

El Plan PIVE, también llamado Programa de Incentivos al Vehículo Eficiente, entró en vigencia el 1 de octubre del 2012 y se podía solicitar hasta el 31 de marzo de 2013 o hasta agotar el presupuesto destinado al programa, que ascendió a los 75 millones de euros.

Pero, ¿en qué consiste realmente el Plan PIVE? Se trata de una ayuda de 2.000 euros para la compra de turismos y vehículos comerciales ligeros, de los cuales 1.000 euros los pone el gobierno y los otros 1.000 corren a cargo del fabricante.

Podían acceder a esta ayuda los particulares, autónomos y profesionales que adquieran un vehículo de hasta 5.000 euros, sin sumar el impuesto de matriculación y el IVA. La ayuda era aplicable siempre y cuando los vehículos no tuvieran una antigüedad superior al año desde que fueron matriculados.

Además, uno de los requisitos indispensables para optar a este plan era entregar un vehículo para el achatarramiento, de una antigüedad superior a los 12 años en el caso de los turismos y de 10 si se trataba de un vehículo comercial.

Los fondos destinados al PIVE se agotaron varios meses antes de lo previsto por lo que el Gobierno tomó la decisión de ampliar este conjunto de ayudas. Los futuros planes mantuvieron las mismas condiciones e incluso introdujeron algunas nuevas, abriendo así el abanico de posibilidades para optar a él. Hasta el momento se han producido 3 ampliaciones: PIVE 2, PIVE 3 y PIVE 4, éste último todavía vigente.

Plan PIVE 2 y PIVE 3

El 1 de febrero el Boletín Oficial del Estado (BOE) publicó la segunda convocatoria del Plan PIVE que entró en vigor el día 4 bajo el nombre de PIVE 2. Era era una prórroga del antiguo que incorporaba nuevas condiciones y tenía como objetivo un ahorro energético de 78 millones de litros de combustible y una reducción de 262.000 toneladas de CO2 al año.

Esta nueva ayuda exigía a los dueños desguazar sus antiguos vehículos si querían beneficiarse de la ayuda a la compra de uno nuevo. Aunque la gran novedad era que en los casos de familias numerosas que adquirieran un coche de como mínimo 5 plazas la ayuda ascendería hasta los 3.000 euros en vez de los 2.000. Disminuyeron también los años de antigüedad del coche, siendo de 10 para los turismos y 7 en el caso de los comerciales. Sólo en los coches de más de 5 plazas el coste de éste podía ascender hasta los 30.000 euros.

El Plan PIVE 2 contó con un presupuesto de 150 millones y estaba previsto que durara 12 meses, aunque los fondos se agotaron mucho antes, al igual que su antecesor, que tardó sólo 3 meses en distribuir el dinero destinado a él. La segunda prórroga, el PIVE 3, entró en vigor el 29 de julio y tenía previsto estar vigente hasta julio del 2014 o hasta que se agotasen los 70 millones de euros destinados, algo que ocurrió el 14 de octubre.

Plan PIVE 4

El 29 de octubre se publicó en el BOE la cuarta convocatoria del Programa de Incentivos al Vehículo Eficiente, PIVE 4, que se encuentra actualmente disponible desde su entrada en vigor el 30 de octubre. Esta tercera prorroga del plan de ayudas destinada a la renovación del parque automovilístico cuenta con un prepuesto de 70 millones de euros y mantiene las mismas condiciones y requisitos que su antecesor, el PIVE 3.

Este programa tiene previsto, según el Instituto para la diversificación y Ahorro de la Energía (IDEA) ahorrar 24,4 millones de litros de combustible y conseguir reducir las emisiones de CO2 en 50 toneladas al año. Por otro lado, teniendo en cuenta el impacto energético y medio ambiental de las 4 versiones del Plan PIVE, el ahorro energético estimado que se ha logrado ha sido de 127 millones de litros al año y una reducción de 262.000 toneladas de CO2. Además, se han renovado casi 365.000 vehículos desde que se puso en marcha este programa en octubre de 2012, según datos de IDAE.

El PIVE y el IRPF

Los incentivos del Plan PIVE se consideran rentas no derivadas y forman parte de la base imponible general de la Renta, ¿esto qué significa? Se traduce en que hay que pagar impuestos por ella, pero sólo de la parte aportada por el Estado, es decir, de 1.000 euros.

La parte que hay que tributar depende del salario bruto anual de cada persona. La cantidad que deberá abonar un mileurista no es la misma que la que deberá aportar alguien que gane 1.400 euros, por ejemplo.

Plan PIMA Aire y PIMA Aire 2

En Febrero de 2013 el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente puso en marcha el Plan de Impulso al Medio Ambiente, PIMA Aire, cuyo objetivo era impulsar el Medio Ambiente y apoyar a los colectivos de autónomos y Pymes, que son los principales demandantes de los tipos de vehículos a los que se dirigieron estas ayudas. El plan PIMA se creó como complemento al plan PIVE ya que éste se dirigió a vehículos comerciales de hasta 3 toneladas y media, matriculados en España y dedicados al transporte urbano de mercancías.

El 25 de octubre el Consejo de Ministros aprueba el PIMA Aire 2 donde se amplían condiciones. En esta ocasión las ayudas están también dirigidas a la adquisición de motocicletas y ciclomotores tanto eléctricos como híbridos y a la compra de bicicletas eléctricas.

Pero hace apenas unos días fuentes del sector afirmaron que se habían agotado los 38 millones de euros destinados a esta partida, por lo que el PIMA Aire llegaba a su fin dejando al PIVE 4 sólo en el mundo de las ayudas a la adquisición de nuevos vehículos.

Este sistema de ayudas consistía en un incentivo de 2.000 euros para los que compraran un vehículo superior a 2.500 kilos y del doble, hasta 4.000 euros, para los de más de 2.500 kilos. Como requisito indispensable, la entrega para el desguace de uno con una antigüedad como mínimo de 7 años y un peso máximo de 3.500 kilos.

Anteriores planes de compra de vehículos

Estas ayudas para la renovación del parque automovilístico español no son nuevas. Para encontrar las primeras tenemos que remontarnos al año 1.994 cuando surge el Plan Prever que dejó de estar en vigor en 2007 y que encontró como sustituto en 2008 al Plan VIVE que financiaba la compra de un coche con 1.200 euros.

El Plan VIVE subvencionó todo tipo de vehículos de hasta 30.000 euros, y no exigía ningún requisito en concreto, como sí que lo hacen el PIVE y el recién extinguido PIMA. Además, no era necesario entregar ningún vehículo.

En mayo de 2009 fue sustituido por el Plan 2000E que contó con un presupuesto de 100 millones y que consistía en una ayuda de 2.000 euros para la compra de vehículos de hasta 30.000 euros, previa entrega de un coche de una antigüedad superior a 10 años y que emitiese menos de 120 gramos de CO2. Con la llegada de su final en mayo de 2010, España tuvo que esperar hasta finales de 2012 para contar con nuevas iniciativas de ayudas a la compra de vehículos. Llegando así la era del Plan PIVE y del PIMA Aire.

Con la adquisición de nuevos vehículos, uno de los puntos prioritarios es contratar un buen seguro de Coche que se adapte lo máximo posible a tus necesidades y que te ofrezca todas las coberturas que necesitas. Si quieres contratar un seguro entra en el comparador de seguros de Coche de Rastreator.com y encuentra los mejores precios.


COMPARAR SEGUROS DE COCHE

María TorralboRastreator.com


Seguro que te interesa...